miércoles, 17 de junio de 2015

Taberna La Concha. Un lugar para tapear y disfrutar de la gastronomía sin gluten en La Cava Baja. Una calle con historia gastronómica en Madrid.

Posiblemente, la Cava Baja, sea la calle más conocida por los visitantes de la ciudad desde hace siglos, ya que era el lugar de llegada de muchos viajeros a Madrid, y ahora con locales sin gluten. En ella se encontraban las famosas posadas de la “Villa y Corte”. Posteriormente algunos de estas posadas se fueron convirtiendo en excelentes mesones, y escuchar: ¿nos vamos de mesones? era muy común en los años 70 del siglo XX, ya que además por unos precios razonables para unos bolsillos de estudiantes, por los vinos y las tapas que se podían degustar.


En pleno barrio de La Latina, y muy cerca del Madrid de los Austrias, conectando Puerta Cerrada con la Pza. del Humilladero se encuentra La Cava Baja, que está considerada como una de las más viejas de Madrid, y en la que siempre existieron además de mesones, posadas, casas de comidas. Y donde desde el año 1996 se encuentra la Taberna La Concha que cuenta con excelentes panes sin gluten elaborados por Celikatessen



La Taberna La Concha, se encuentra el lo que con toda seguridad ha sido una de las calles con más productos gastronómicos y buena comida que han circulado desde hace siglos. Bien por ser transportados en carros – muy cerca está la Pza. de los Carros - carretas o vehículos a motor para suministrar al Mercado de la Cebada (1868) y a posadas, hospederías, tabernas, tascas y mesones de la zona. Y donde los celíacos ahora podemos disfrutar tapeando, con una buena variedad.


Esta calle es para nosotros una gran conocida, ya que en nuestra juventud solíamos visitarla muy a menudo, y ser muy típico el  “ir de mesones”, a tomar unos “chatos de vino” y unas tapas con los amigos. Y durante años, tenemos estupendos recuerdos de los momentos vividos en esa zona. Pero, una vez diagnosticados como celíacos, eso de tapear con los amigos, salir de mesones o tabernas, parece que nos estaba prohibido.


Eso sí, la Taberna La Concha, no sigue los cánones de las viejas tascas madrileñas, esas que pintaban sus fachadas de rojo burdeos para indicar que vendía vino, sino que la pintaron de color azul, aunque sus letras las han puesto en rojo intenso. Pero en su interior, podemos encontrar gran variedad y calidad de vinos, cavas y un exquisito vermú, vermut o vermouth.. lo puedes llamar como quieras, pero no dejes de paladearlo y disfrutarlo. Y la mejor manera de hacerlo, es acompañado de una suculenta tapa sin gluten, de las muchas que podemos degustar los celíacos, volviendo a recordar las tardes de mesones, esos tiempos de celebración y vinos.


Por distintos motivos, hacía tiempo que no habíamos vuelto a caminar por esta zona del Madrid de los Austrias. Por estas calles y plazas cargadas de historia, y por las que hemos pasado mucho, ya que es una zona que siempre nos ha atraído, y donde, muy cerca, en la Pza. de la Cruz Verde vivían nuestro magníficos amigos Meme y Chema. Así, que una tarde de primavera de hace unos años, nos presentamos en la taberna, para degustar unas tapas y comprobar el ambiente en la misma. Pedimos unas copas de Pedro Ximenez, con una tapa de jamón de pato, y disfrutamos del momento, los recuerdos… y siempre: ¡Gracias por educarme alrededor de la cultura del vino! 


Tienen una buena cantidad de tapas sin gluten, y aunque las chichas que están en la barra no paran de moverse y atender al cliente, su sonrisa, su simpatía no para en ningún momento.


El que los celíacos adultos podamos recuperar esa costumbre de tomar tapas, que teníamos cuando aún no habíamos sido diagnosticados, es algo que agradecemos mucho, y esperamos que poco a poco – cuanto antes mejor – sean muchos los locales que ofrezcan tapas sin gluten en esta zona tan castiza y clásica para hacer el recorrido de las tascas y tabernas de Madrid, no muy lejos del Restaurante más antiguo de España y según dicen del mundo: “Casa Botin”, que fue fundado en 1725, que como muchos locales de la zona fue primero posada.


La verdad, es que hemos ido en distintas ocasiones, y nunca nos ha defraudado las tapas que hemos degustado, por su variedad y calidad.


La última vez que hemos estado, además, muy bien acompañados por otros amigos con parejas celíacas, y pedimos gran cantidad de tapas distintas, a cada cual más exquisita.


Y todos y todas, valoramos estas tapas, su calidad y variedad. Pero también, y aún siendo un local muy pequeño, por el estupendo ambiente que se disfruta en el. Y máxime para los celíacos, que no nos es tan fácil el salir de tapas.


Este establecimiento formaba ya parte de nuestra Carta de Restaurantes, Bares, Pastelerías, Panaderías, Tiendas, Hoteles … Aptos para celíacos, pero aún no habíamos encontrado el momento de publicar una entrada en nuestro blog. Ahora, ya lo hemos hecho, y nos han entrado ganas de volver a disfrutar de sus tapas.

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...