sábado, 16 de octubre de 2010

PAN BLANCO SIN GLUTEN, SIN HUEVO, SIN LACTOSA, SIN FRUTOS SECOS. PARA EL DÍA MUNDIAL DEL PAN 2010.

Hoy se celebra el Día Mundial del Pan 2010, y aunque en un principio y por falta de tiempo principalmente, no pensábamos participar, al final, hemos tenido un rato para preparar este post, y presentaros un pan que hicimos y llevamos el pasado jueves a un curso de corte y degustación de jamón ibérico (ya os contaremos), donde gustó bastante a celíacos y no celíacos.



Realmente, el pan es la base de la Pirámide Nutricional, y cuando a una persona (como fue nuestro caso) después de muchos años comiendo pan de trigo, cebada o centeno, le dicen que no lo puede probar, que es veneno para su organismo al padecer una enfermedad llamada celiaquía, es duro golpe para su sistema de alimentación. Tanto es así, que nuestro hijo, cuando tuvo que realizar un trabajo de exposición libre en la universidad, realizó un trabajo titulado: “Una vida sin miga”.



World Bread Day 2010 (submission date October 16)Lo cierto, es que el símbolo del Día del Pan, no representa a los celíacos, ya que esa espiga para nosotros tendría que estar tachada, pero también es cierto, que el día del pan, es el día de la alimentación, ya que además existen personas con alergias a cereales, y por supuesto muchas otras personas que no pueden comer pan, porqué en la región del mundo donde les ha tocado nacer su alimentación es tan pobre que no pueden recibir ni un trozo de pan.

Por otra parte, en nuestra casa, siempre nos contaban nuestros abuelos y padres, que comían pan de muy mala calidad, y que esperaban a la llegada de los suministros a través de las "cartillas de racionamiento", para poder comer unos “chuscos de pan”, unos panes pequeños y algunas veces duros. Y en esos tiempos, uno de nuestros padres, que por supuesto no sabía que era celíaco (como mucho otros), disfrutaba con estos “chuscos”, que minaba poco a poco su salud, ya que con toda seguridad era celíaco.

El pan que hemos preparado (dos barras), es una modificación de nuestro Pan de molde sin gluten y sin lactosa. No es un pan preparado con harinas básicas, sino con harinas refinadas y blancas como es la HarinaMix Pan de Schär. Pero gracias a esta harina,  hemos podido ir aprendiendo en casa a hacer pan, a disfrutar de su olor y su sabor, y ahora lo que nos queda es experimentar con harinas básicas aptas para celíacos.

Lo hemos preparado en la Thermomix, ya que esta harina es difícil de trabajar con las manos en estas cantidades, al ser muy pegajosa, siendo su textura más parecida a la masa para bizcochos, y por tanto también es preciso tener un recipiente donde colocarla para que leve y se haga en el horno. Nosotros hemos empleado dos antiadherentes.


INGREDIENTES:

 Agua mineral con gas, 250 ml. (270 g)
 Aceite de oliva 0,4º acidez, 1 cucharada
 Azúcar, 1 cucharaditas.
 Vinagre de manzana, 1 cucharada.
 Levadura fresca "Levital", 12 g.
 Harina Mix B “Pan” Schär, 250 g
 Sal, una pizca
 Aceite de oliva 0,4º para untar los dos moldes

Con estos ingredientes, además de conseguir unas barras de pan sin gluten, también conseguimos que sea sin lactosa, sin huevo y sin frutos secos, para que lo puedan disfrutar muchos comensales.


PREPARACION:

Echamos en el vaso de la Thermomix, el agua, el aceite de oliva, el azúcar y el vinagre. Programamos a una temperatura de 37ºC, durante un tiempo de 2 minutos y velocidad 2.

Posteriormente, añadimos la levadura troceada y programamos 30 sg, con una temperatura de 37ºC y una velocidad 3.

Transcurrido este tiempo en que la levadura se ha disuelto con el resto de los ingredientes, añadimos la harina y una pizca de sal. Programamos 5 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

En este tiempo de otoño, o cuando la casa está fría, si nuestro horno puede obtener una temperatura de 37 ªC, lo precalentamos en función “arriba y abajo”, y si no es así lo ponemos a una temperatura de 50ºC, y cuando haya alcanzado esta temperatura, lo apagamos, y abrimos la puerta para que baje la temperatura hasta los 37 ºC. Introducimos un recipiente de barro refractario con agua en la parte baja del horno.

Untamos las paredes y la base del "recipiente o molde para pan", con un poco de aceite de oliva. Ponemos la mitad de la masa en cada uno de los moldes engrasados, y lo estiramos con la ayuda de una paleta de silicona humedecida en agua caliente.

Dejamos reposar la masa hasta que doble su volumen, en aproximadamente 20 - 30 minutos en el interior del horno, que estará a una temperatura de 30º - 37ºC.

Transcurrido este tiempo, ponernos el horno a una temperatura de 190ºC y horneamos el pan durante un tiempo de 30 minutos en función "ventilador".

Dejamos enfriar y desmoldamos. ¡Esperamos que os guste!

Como siempre, este pan pasará a formar parte de nuestra Carta sin gluten, del restaurante virtual ¡Oído, cocina!.


OTROS PANES SIN GLUTEN PUBLICADOS:

Pan de leche, sin gluten y sin lactosa

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...