viernes, 5 de octubre de 2007

EL PAN NUESTRO... EN PANIFICADORA

 Desde siempre en nuestra casa, el desayuno ha sido algo especial, y sobre todo los fines de semana, cuando se convierte en una reunión familiar tranquila. Así que cuando hace diez años nos diagnosticaron la celiaquía, vimos que se podían truncar nuestras rebanadas de pan tostado con mermelada, así que rápidamente compramos a través de venta por correo una máquina alemana, de aspecto extraño, con un gran ojo de buey.


Esta máquina nos ha salvado durante este tiempo, y hemos podido degustar exquisitas tostadas con mermeladas de arándanos, moras, fresas o frambuesas que son nuestras preferidas, así como con queso fresco o requesón. Pero el tiempo pasa, y nuestra máquina se va haciendo vieja, y este año decidimos prejubilarla y enviarla como sueñan un gran número de jubilados y prejubilados a la costa levantina y junto al mar, nos espera parada, tranquila y pacientemente hasta que llegan nuestras vacaciones.




Y hace unos meses, hicimos un nuevo fichaje, y adquirimos una maquina, pero en este caso de origen británico, y como todo lo que viene de la Gran Bretaña, es con medidas distintas al resto de Europa y además con unas indicaciones la mar de curiosas e inútiles totalmente para realizar pan sin gluten. Lo que nos ha llevado una buena temporada hasta conseguir panes a nuestro gusto, ya que cada panificadora es similar y a la vez distinta. Pero parece que lo hemos conseguido y podemos volver a comer nuestras tostadas.



Para nosotros, esta máquina es imprescindible, y estamos intentando sacarla el máximo partido, y así hace tiempo hicimos un plun-cake negro, que realmente estaba exquisito, además de panes con distintas mezclas de las harinas sin gluten en algunos casos mejoran o empeoran, pero siempre mantienen un elevado precio, y como hacer pan con estas harinas es complicado, pues unas veces bien por la temperatura del agua, por la temperatura ambiente, o por otros motivos, el pan o sube poco o sube demasiado con los mismo ingredientes, así que ya os iremos contando nuestro panes... por si os sirven y os gusta.
En principio en este post, no habíamos incluido la receta, pero como varias personas nos la han pedido, hemos creido conveniente incluirla aquí para no tener que buscarla en otro lugar.


PAN BLANCO EN PANIFICADORA - FAST BAKE II-

Esta receta es principalmente la que utilizábamos en nuestra primera panificadora que era de la marca Caf, y la adaptamos para la segunda máquina que tuvimos, en esta ocasión de la marca Morphy Richards.




INGREDIENTES:

 Harina Schär Mix B, 500 g.
 Levadura fresca , 15 g.
 Sal, 1 cucharadita.
 Azúcar, 2 cucharaditas.
 Leche en polvo, 3 cucharaditas.
 Agua tibia (37 ºC), 450 ml.
 Aceite oliva, 3 cucharaditas.

 Semillas de sésamo (opcional)

PREPARACION:

En la primera panificadora, comenzábamos por los ingredientes líquidos, ya que el aspa era rigida, pero en el caso de la segunda máquina, al tener un aspa que se abate, tenemos que echar primero los ingredientes sólidos, así que comenzamos con 250 g de harina, la levadura desmenuzada, con los dedos, otros 250 g de harina, el azúcar, la leche en polvo, el agua tibia (aprox 37 ºC), el aceite de oliva virgen extra y por último la sal.

Ponemos el programa 7 “Fast Bake II”, que es para 907 g (2 libras) y que dura 1 hora y 15 minutos, que es un programa con menos tiempo de fermentación y mucho más tiempo de horneado. Programamos también según queramos la terminación de la corteza, nosotros hemos puesto “Colour: Light” y la cantidad “Loaf size: 2,0 LB”. Pulsamos el botón de marcha y a esperar.

Esperamos y deseamos que podais adaptar esta receta a vuestras maquinas panificadoras, aunque nosotros actualmente lo hacemos en horno, con la receta PAN DE MOLDE, SIN GLUTEN Y SIN LACTOSA. 

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...