viernes, 19 de marzo de 2010

DIVULGANDO LA CELIAQUÍA A TRAVÉS DE LA QUINTA DE LOS MOLINOS. (MADRID)

Sí, suena algo extraño el título del post, pero es así. Lo cierto es que este blog que no es un blog de gastronomía, aunque sí; no es un blog de viajes, aunque algo sí; no es un blog de fotografía, aunque lo intentamos; no es un blog de senderismo,  aunque algo caminamos; no es un blog reivindicativo, aunque de vez en cuando lo hacemos; y no es un blog de Madrid, aunque en parte sí; y no es un blog de… Lo que por supuesto sí que es, la ventana en Internet, en la que nuestra familia, quiere compartir su caminar, desde su condición de celíacos, dando a conocer esta intolerancia alimentaria o enfermedad crónica desde distintos aspecto, y ello supone también el disfrutar al pasear por un parque que queremos mucho, como es la Quinta de Los Molinos.


Y os preguntareis: ¿Qué tiene que ver un parque con la divulgación de la celiaquía?, pues desde nuestra experiencia bastante. Sí, ya que desde hace tres años, exactamente el día 5 de marzo de 2007 publicamos un post titulado: CAMINANDO POR LA QUINTA DE LOS MOLINOS (MADRID)



Pues,  todos los años por estas fechas, se convierte en uno de los más visitados de nuestro blog, y por tanto, una manera indirecta de divulgar la celiaquía a través de un parque. Parque del que además también hemos publicado en este blog los post:

Pero no solo eso, gracias a este post, nos han conocido distintas personas, que han mandado correos, interesándose por la celiaquía, Entre estas personas, se encuentra el propietario del BAR DOCAMAR, local que casualmente desde hacía muchos años conocíamos, y donde los “glotonianos” (no intolerantes al gluten), pueden degustar las mejores patatas bravas de Madrid, los celíacos, no podemos ya que la salsa lleva harina, pero si podemos degustar unas patatas alioli, un buen jamón, unas olivas; pero ante todo, podemos estar en uno de los pocos locales de hostelería libres de humo, decorado con FOTOS ANTIGUAS DE CIUDAD LINEAL, pero con un estilo moderno; disfrutando del autentico buen ambiente de un local de hostelería que se acerca a los 50 años de existencia y de la agradable atención de sus camareros. Pero además, a partir de este contacto, su propietario, está estudiando la “contaminación cruzada” y valorando el poder disponer de platos y tapas libres de gluten, así como de alguna cervecita… ¡ya os informaremos!


Pero también, y gracias a este post, y de conocer al propietario del BAR DOCAMAR, el pasado día 16 tuvimos la posibilidad de divulgar la celiaquía a través de una emisora de radio, pero eso ya os lo contaremos otro día…

Ayer, el padre de esta familia, se acercó a la Quinta de los Molinos, para ver alegrar su vista con la nueva floración de los almendros; caminar, mientras el aroma le envuelve; enfocar el objetivo de su cámara, y escuchar el “clik” que tanto le gusta; pero también, comprobar cómo  resisten estoicamente a la contaminación de una ciudad como Madrid. Y ahora, os mostramos algunas imágenes de cómo se encontraban los almendros.


Cuando ya salía del parque, se encontró con un grupo de personas que escuchaban atentamente como una de ellas, ante el plano de la Quinta, contaba lo poco de su historia que se conoce, y sin dudarlo, se pegó a ellos. Al rato, estaba caminando y aprendiendo sobre árboles, arbustos, setos, flores… Ya que era una clase que Luis (el que hablaba), daba a sus alumnos de paisajismo, y me permitieron amablemente unirme a ellos. Fue un disfrute, el volver a caminar por la Quinta, viendo cada rincón con otra mirada y con otra historia contada por una persona que trabajo en la Escuela Taller que existió hace años en la Quinta.


¡Gracias !: A Raúl (Docamar), por ayudarnos a divulgar la celiaquía; a Luis y a todo el grupo,  por permitirme pasear y aprender con vosotros;  a todas las personas que amais y cuidais este parque; y a todas las que os habéis acercado a este blog a través de la floración de los almendros en la Quinta de los Molinos... Y por supuesto, a vosotras y vosotros que día a día nos visitais y dejáis vuestros comentarios.


Todas las fotografías las hemos realizado mientras caminábamos la tarde del día 18 de marzo de 2010, por el parque de la Quinta de los Molinos, y además de a las flores de los almendros, también al  Palacio de Cesar Cort y a su Casa del Reloj.



OTROS PASEOS, OTROS PARQUES DE MADRID:

CAMINANDO POR EL JARDIN PROHIBIDO, EL CAPRICHO (2007)

CAMINANDO POR LOS JARDINES DEL BUEN RETIRO (2008)


CAMINANDO POR EL JARDÍN BOTÁNICO DE MADRID (2008)

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...