jueves, 20 de noviembre de 2008

CAMINAR POR EL REAL JARDÍN BOTÁNICO DE MADRID.

Cuando, como en nuestro caso, nos gusta la naturaleza, nos gusta la fotografía y nos gusta caminar... y este año no hemos podido caminar por los bosques y hayedos con sus colores otoñales. El vivir en MADRID, nos limita en algunas ocasiones, al tener la naturaleza más próxima a unos 60 Km., en la Sierra de Guadarrama. Kilómetros que muchas veces se recorren con atascos de vehículos. Así que como también en el interior de la ciudad se pueden encontrar remansos de tranquilidad de los que disfrutar de un precioso día soleado de otoño, como ocurrió el fin de semana pasado, nos fuimos a caminar sin gluten por el magnífico REAL JARDIN BOTÁNICO DE MADRID. 




En la puerta principal del jardín, vimos un cartel donde se podía leer: “Este otoño, ven al Botánico”. Y nada más atravesar la puerta, se aprecia lo que nos espera en su interior.


La verdad que el pasear por el Botánico, es recomendable en cualquier estación, ya que siempre encontraremos unos contrastes y unos coloridos de cada estación.


Pero lo más increíble, es que este remanso de paz, de color, de belleza, se encuentra en el centro de la ciudad, en pleno paseo de Recoletos y muy cerca de la estación de Atocha, o lo que es lo mismo en plena ciudad contaminada, pero en su interior, si no fuera por el sonido de las sirenas de ambulancias y policías, se llega a olvidar que uno se encuentra en la ciudad.

Pasear por sus caminos, admirar los colores, los contrastes, las luces, las sombras, el silencio, el canto de los pájaros, la inmensidad de algunos troncos, la altura de sus árboles, la variedad de olivos, su huerta, su arboles frutales, las plantas aromáticas, así como su invernadero tropical, siempre es recomendable.







Caminando entre estas maravillas de la naturaleza, además en encontrar sosiego, podemos ir aprendiendo mucho sobre cada tipo de arbol, cada especie, y su origen.




























Además, de disfrutar durante unas horas de este paseo, pudimos también admirar en el reinaugurado Pabellón Villanueva, una estupenda exposición titulada: “ARS MECHANICAE – INGENIERÍA MEDIEVAL EN ESPAÑA”. Donde pudimos admirar magníficas maquetas, para comprender todo lo que supuso la ingeniería medieval en España, tanto de la herencia romana en el mundo visigodo”; el agua: abastecimiento y regadíos; la industria, la construcción; los caminos terrestres y marítimos “La industria”, y de los "Maestros canteros". Una exposición que sintetiza y expone perfectamente todos estos conceptos, que fueron los inicios de todas las obras de arquitectúra e ingeniería actuales.


















En fin, fue una mañana de domingo muy bien aprovechada, con un tiempo magnífico de otoño y unos colores inolvidables...

 #escribimoslovivido 



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...