martes, 22 de enero de 2008

CAMINANDO POR LOS JARDINES DEL BUEN RETIRO

Cuando por distintos motivos no podemos salir a caminar por la montaña (cada día más), al campo o a visitar alguna población, nos gusta entre otras cosas, pasear, caminar sin prisas por los parques de Madrid. Ya os contamos que el parque que más nos gusta es El Capricho - El Jardín Prohibido. También os dijimos que en primavera, si se está en esta ciudad, uno tiene que ir Caminando por la Quinta de Los Molinos, pero por supuesto uno de los parques más emblemáticos de la ciudad de Madrid, sin dudarlo son los Jardines del Buen Retiro.




El pasado domingo, que por aquí hacía un día de primavera, decidimos dar un paseo por El Retiro, cosa que como todos los domingos deciden hacer cientos de personas, pero eso puede hasta llegar a tener su atractivo, ya que no siempre se pueden observar a personas de distintos países caminando juntos por un mismo lugar, y sobre todo las caritas de niños ensimismados observando a los guiñoles y aplaudiendo con su alegría especial.

A nosotros nos gusta entrar por la puerta principal que se encuentra frente a la Puerta de Alcalá, aunque a este parque, se entre por donde se entre siempre se pueden ver lugares y monumentos interesantes.


Pero, lo que no puede faltar en este recorrido, es una vuelta alrededor de estanque y si es posible mejor remando en su interior, que a nosotros nos trae recuerdos de la juventud, de la pandilla de amigos, de las carreras y de los remojones.



Otro lugar, al que siempre nos gusta llegar, es al Palacio de Cristal, un edificio que fue construido en 1887 con motivo de la Exposición de las Islas Filipinas, y que se trataba de un invernadero o “estufa fría". Merece la pena circundar su estanque y sobre todo observar el edificio con las distintas luces del día y sobre todo al atardecer.


También, en primavera, merece darse una vuelta por La Rosaleda y apreciar los multicolores de sus flores. Y si venimos en bicicleta, patines, o monopatin, podremos recorrer plácidamente todo el parque, como hacen multitud de personas.

El Retiro, que en su día se encontraba más allá de la muralla, fuera de la ciudad, aunque muy próximo a la Puerta de Alcalá, desde hace muchos años, se encuentra en pleno centro, como se puede apreciar en la vista aérea que nos ofrecen los mapas de google



Y para terminar el recorrido, y en recuerdo las 192 personas que fueron injustamente asesinadas el 11 de Marzo de 2004, nos acercarnos al Bosque de Ausentes, donde se plantaron tantos cipreses y olivos como el número de víctimas de este cruel atentado. En este lugar, siempre parece que existe un silencio especial, aunque se encuentre muy próximo a las instalaciones deportivas de La Chopera.










Para terminar este paseo, nos gusta darnos una vuelta por El Parterre, y acercarnos al que según dicen es el árbol más viejo del Retiro y posiblemente el más antiguo de Madrid, ya que fue plantado en 1633. Este árbol, no es otro que un ejemplar de ahuehuete o ciprés mexicano que puede que nos lleve observando 375 años, y con una curiosa historia propia durante la Guerra de la Independencia en 1808. Como se puede apreciar en la fotografía que tomamos el domingo tiene un porte impresionante, y ahora en este invierno primaveral, destaca como siempre por su magestusidad y ahora por sus tonos ocres invernales.

Lo dicho, si se está en Madrid, siempre es aconsejable darse un paseo por estos históricos Jardines del Buen Retiro. Y para nosotros siempre será un lugar especial para caminar sin gluten, que además de traernos recuerdos de nuestra adolescencia, nos trae imágenes de nuestros hijos cuando eran pequeños y disfrutaban de cada uno de los rincones de estos magníficos jardines históricos.



OTROS PASEOS POR LOS JARDINES DE MADRID: 

CAMINANDO POR EL “PEQUEÑO VERGEL URBANITA” DE LA QUINTA DE LOS MOLINOS. 

CAMINANDO POR "EL JARDÍN PROHIBIDO", EL CAPRICHO

CAMINANDO POR LA QUINTA DE LOS MOLINOS

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...