viernes, 30 de enero de 2015

Café Restaurante Juliana, donde disfrutar de una gran propuesta gastronómica sin gluten en la estación de Huesca.

En el año 2009, “Prydem” ya escribía en “El Rincón Sin Gluten”: Restaurante Juliana de Huesca, o el Arte hecho Cocina, y comenzaba:  “Cuando salimos fuera a comer, el restaurante ideal sería aquél en el que nos sintamos como en casa, los camareros sean amables, y por supuesto podamos disfrutar de una buena comida”. Y esto puede ser lo que cualquier comensal puede pedir a un restaurante, pero no muchos lo consiguen, y máxime si lo que pedimos es un menú variado, rico y sin gluten. Y quiso compartir con los bloggers que habíamos participado en #HuescaSinGluten, el conocer, y disfrutar de un almuerzo este restaurante.



Y esto ocurrió el pasado día 14 de diciembre de 2014, cuando como ya os contamos estuvimos Caminando por el casco antiguo de Huesca, conociendo su historia y leyendas de la mano de El Rincón Sin Gluten. Y es que Teresa (Prydem) y Pedro, habían reservado mesa para los 14 bloggers y acompañantes, que habíamos participado en #HuescaSinGluten.




Sabían que el listón lo tenía alto al llevarnos a este restaurante a este grupo de bloggers, ya que nos gusta la gastronomía sin gluten y en la jornada anterior habíamos disfrutado: “La magia de caminar y tapear sin gluten, por bares y restaurantes de Huesca”, dentro de la Jornada Especializada en Enfermedad Celíaca y Dieta Sin Gluten, donde habíamos probado distintas tapas, comido el restaurante del Hotel Sancho Abarca, y cenado en una brasserie, y todo sin gluten. Ya que #HuescaSinGluten es un verdadero paraíso para los celíacos.

Teresa y Pedro, nos habían hablado muy bien de este restaurante, mientras coordinábamos la jornada “por libre” del día siguiente y se ofrecieron además de hacernos de guías culturales por Huesca, reservaron el restaurante, y nos cansaremos de darles las gracias por todo, ya que sinceramente son unos grandísimos anfitriones en todos los sentidos.

Así que un poco cansados físicamente del paseo cultural, pero muy satisfechos de todo lo que nos enseñaron y explicaron. Nos sentamos en unas cómodas sillas, alrededor de una larga mesa con vistas a la estación ferroviaria. Sí, es que este restaurante se encuentra en plena estación, siendo un magnífico lugar para esperar al tren, que en nuestro caso era el AVE a Madrid.


Leímos con detenimiento la carta, preguntando, que además de ser sin gluten, en algunos casos tendría que ser sin lactosa y sin otros alérgenos. Ya que en el grupo existían distintas intolerancias y alergias alimentarias, como distintos somos todos y todas. Algo a lo que comprobamos están acostumbrados en este restaurante, y tienen distintas elaboraciones, conociendo perfectamente sus ingredientes y la problemática de la contaminación cruzada.

Y pasamos a disfrutar de cada una de las elaboraciones, que fuimos pidiendo del menú del día sin gluten.




Tras disfrutar de estos platos, pasamos a los postres. Siendo algunos de ellos estos:







Todos y cada uno de los comensales salimos muy satisfechos del almuerzo que disfrutamos, por su variedad, calidad, sabor… así como por el buen gusto en el diseño de los platos y cubiertos; sin olvidarnos de una atención exquisita de los camareros. Algo que no es muy normal de encontrar en un lugar de paso como es una estación ferroviaria. Y comprobamos por nosotros mismos lo que ya en 2009 nos contaba Teresa: “en el que nos sintamos como en casa, los camareros sean amables, y por supuesto podamos disfrutar de una buena comida”, y es que fue así, y con un grupo amplio de celíacos.



Este restaurante pasará a formar parte de nuestra Carta de Restaurantes, Bares… aptos para celíacos, donde están incluidos los que entendemos merecen la pena publicar desde nuestra objetividad, y agradecimiento por preocuparse por el colectivo celíaco.


#escribimoslovivido. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...