viernes, 4 de julio de 2014

Escapada con Destinos Sin Gluten, a los molinos de viento y Castillo de Consuegra (Toledo)

Los celíacos tenemos la gran suerte de contar con una Agencia de Viajes especializada en la organización de viajes sin gluten, de la que ya os comentamos: Inauguración Destinos Sin Gluten… Y el pasado día 31 de mayo, organizaron el: “Día del celíaco en tierra de Don Quijote”, desplazándonos en autocar desde Madrid a la localidad toledana de Consuegra.


La toma de contacto con Consuegra, fue en el Cerro Calderíco, junto al molino “Rucio” (como llamaba Sancho a su asno) construido en 1837 tras la Desamortización de Mendizabal (1836 – 1837), y restaurado en 2013. En su base,  nos ofrecieron un desayuno sin gluten, compuesto de chocolate y dulce de temporada de la zona que estaba exquisito, y máxime en un paraje tan especial como este cerro, con sus molinos y castillo.




Mientras degustábamos el desayuno, y dado que la visita era teatralizada, un actor de Vitela Teatro que representaba a un molinero llamado “Tío Genaro”, fue contando la historia cotidiana de “La vida en un Molino de Viento” de sus gentes, de una forma simpática, haciéndonos reír a pequeños y mayores con su forma de hablar, sus chascarrillos, sus expresiones… mientras observamos los molinos y el paisaje que nos rodeaba.


Al mismo tiempo que el “Tío Genaro”, nos contaba de una forma tan agradable la manera de vivir de los molineros, y nos introducía en los molinos de viento, y los nombres que reciben las distintas partes: Gobierno, hitos de amarre, borriquillo, ventanillos, rueda catalina, linterna, piedra volandera, piedra solera…


Paralelamente, el resto de los actores, que además de restaurar tradiciones con sus trajes típicos de molineros, también lo hacen con los molinos de viento, extendían las lonas o lienzos sobre las cuatro aspas del molino. Para ello, ascendían hasta el eje central, sujetando la soga del lienzo a las aspas de madera.


Una vez colocadas las lonas o lienzos, y mantenido bien sujeto al “borriquillo” el “Gobierno”, pasamos a la planta superior del molino, donde se encuentra todo el mecanismo de madera que permite el funcionamiento y molienda de los cereales, al trasmitir el movimiento circular de las aspas, mediante el engranaje de la “rueda catalina” con “la linterna”,  que a su vez hace girar las ruedas de molino. Pero esto expuesto de forma muy agradable y hasta burlona, por el “Tío Genaro”, mientras que los asistentes mirábamos por los ventanillos hacia la planicie castellano manchega de Consuegra.


Dado que la mayoría de los asistentes éramos celíacos, no pudimos ver en funcionamiento el molino desde su interior, para evitar los problemas con la harina de trigo que se molería, pero si lo pudimos hacer desde el exterior. Aunque, uno de nosotros, como no es celíaco, se quedo junto a los mecanismos, y disfrutó del crujido del engranaje de la “rueda catalina” sobre “la linterna” y todo el funcionamiento de esta máquina que tanto ha hecho por la humanidad, de la que podéis conocer todas sus partes en: Molinos de Viento de La Mancha.


Observamos los ocho ventanillos o ventanucos, que están orientados según los vientos que penetran en el molino con sus nombres en cada uno de ellos:  Cierzo, Matacabras, Villacañero, Abrehondo, Abrego, Toledano... y que servían para comprobar el viento predominante y hacer girar la parte superior del molino gracias al mástil llamado “Gobierno”.


Tras la visita al molino, admirar todo esos "gigantes de Don Quijote", y el paisaje de castellano-manchego, caminamos un poco hasta el cercano e histórico Castillo de la Muela o de Consuegra, situado junto a los molinos.



En el castillo nos esperaba una visita teatralizada, de la mano de: Vitela teatro “Cuando la historia se hace teatro”. Esperándonos a la entrada el bufón y la doncella, que comenzaría a relatar la historia del castillo, de una forma divertida, amena y muy artística.


Poco a poco fuimos conociendo a cada uno de los personajes, e introduciéndonos en la  historia de este castillo, de sus habitantes, de todo lo acontecido aquí, de una manera muy amena, y haciéndonos participes a todos los asistentes, como en el entrenamiento de los soldados en el patio de armas del castillo.


Una vez en el interior, representaron distintas escenas históricas, muy bien ambientadas, en las distintas salas, en el aljibe (el castillo posee tres), en las escaleras…


Para terminar en la capilla, con la representación de la entrega en 1183 del castillo a los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén. Un magnífico final, a una historia teatralizada de máxima calidad.


Todos salimos muy satisfechos de la representación teatral, y os recomendamos visitar este castillo con este elenco de artistas, amantes de los molinos, castillos e historia que componen Vitela Teatro. Y como cierre se hizo leer a José de Destinos Sin Gluten, un pergamino.


Bajamos a Consuegra, y tras tomar una cerveza sin gluten en el bar “El Pesca” en la plaza, fuimos a comer al restaurante “Los Patrizios”, situada en una antigua casona típica toledana construida alrededor del gran patio. Pero eso os lo contaremos en otra entrada dedicada a este restaurante apto para celíacos.


Tras la comida, y como acercamiento a esos trabajos artesanos tradicionales que casi han desaparecido visitamos Forjasport, empresa que se inaguró en Consuegra en 1890, donde realizaron una demostración de cómo se trabajaba en la forja antiguamente, a base de martillo y yunque, domando el hierro para darle la forma deseada.


También hablaron sobre la tradición de forja en esta familia, ya que son la tercera generación en Consuegra, y de la evolución de la maquinaria para forja.


Vimos algunos de los trabajos artesanos que realizan en esta forja, y que son de gran belleza, por su diseño y calidad.


Pasamos un día muy completo en compañía de celíacos y familiares de la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de la Comunidad de Madrid, y en particular con los amigos bloggers  de: “Cocina Fácil Sin Gluten” y “Spain Gluten Free”, así como con: “Viajes Destinos Sin Gluten”, que nos facilitaron con esta excursión o escapada, el acercarnos a todo lo que nos puede ofrecer Consuegra de una manera muy amena y divertida.


Si queréis conocer Consuegra, sus molinos, su castillo, sus fiestas... la mejor manera es hacerlo con la Agencia de Viajes Destinos Sin Gluten, que tienen agencia en esta población, y en Madrid.

#Escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...