miércoles, 23 de noviembre de 2022

Exposición de Amalia Avia en Alcalá 31. Plasmando en sus cuadros la esencia de lo que una ciudad como Madrid tendría que haber mantenido y su vida cotidiana

Como algunos conocéis en casa somos amantes de la pintura, y la parte femenina de este tándem que os escribe, a la vez es pintora. Y recientemente en uno de nuestros paseos por este Madrid en el que nacimos, que amamos y de vez en cuando odiamos a partes iguales, hemos tenido la oportunidad de visitar la exposición de la gran pintora Amalia Avia (Santa Cruz d Zarza, 1930 - Madrid, 2011). La  exposición "El Japón en Los Ángeles. Los archivos de Amalia Avia" del 23 de septiembre - al 15 de enero, comisionada magníficamente por Estrella de Diego, en la Sala Alcalá 31 de Madrid. Así que, como nuestro caminar es como el de muchas personas que paso a paso vamos localizando lugares, mirando siempre con esos ojos de niños que observan todo, hemos querido contaros cosas de los sentido al ver los cuadros de esta gran pintora, y los recuerdos que nos ha traído, pero también, su reivindicación por no cerrar lo auténtico, y convertir las ciudades como Madrid en algo sin diferencia con otras ciudades, perdiendo su esencia a través de sus negocios, de su vida, de sus puertas, de sus edificios, de sus gentes.

Ciudad Lineal, 1968, obra de Amalia AviaCiudad Lineal, 1968. Obra de Amalia Avia

Si habitáis en Madrid, si sois madrileños desde hace tiempo (nacido o no en esta urbe), y ya tenéis unos años (como nosotros), seguro que reconoceréis algunas de esas fachadas, de esas puertas, de esos lugares y hasta este cruce de las calle Arturo Soria y López de Hoyos, que Amalia Avia representó en este gran cuadro pintado sobre tabla en 1968, cuando aún existía el Cine Ciudad Lineal, al que nosotros hemos ido en muchas ocasiones en nuestra juventud y por el que pasábamos en tranvía en esos años de niñez, junto con nuestros padres. Y seguro que os acordáis de esos "orinales", que es como se llamaba a los cascos blancos, como su traje e impermeables que llevaban los guardias de tráfico, que se jugaban la vida dirigiendo el tráfico en cruces de calles como estas, y que Amelia Avia también plasma en este cuadro en  plena acción.


Pero de esta exposición, no solo vale el disfrutar y analizar las 113 obras, sino también analizar a esta pintora de ciudades, que percibe lo que va a desaparecer de esa ciudad, en particular de Madrid, y que tristemente ha desaparecido, perdiendo su identidad, como ocurre en mucha grandes ciudades. Y en esta obra pinto un edificio algo emblemático en la calle Pilar de Zaragoza en el Barrio de Guindalera, que desde hace tiempo es un solar vallado a la espera de una nueva construcción.

Unión Relojera Suiza, 1990 obra de Amalia Avia
Unión Relojera Suiza, 1990 obra de Amalia Avia

La exposición, se diferencia en diferentes secciones: Vida cotidiana, Ciudades Vaciadas y Objetos encontrados. Pero, para nosotros, aún echando de menos algo más de color en sus obras, donde los que predominan son tonos pardos y ocres pero eso nos lo expresó en su momento la propia artista: "El fenómeno de la desaparición de todo color brillante o chillón en mis cuadros es contradictorio, cuando empecé a pintar constituía para mi un verdadero placer contemplar los mas diferentes y vivos colores sobre la paleta. Todo lo que tiene color me atrae. No se lo que hay en mi, que me impide llevar el color a mi pintura, color brillante o fuerte, quiero decir. Porque, color si tienen mis cuadros, siempre apagado. Muchas veces me han  preguntado el por que de esta neblina y he tenido que contestar siempre la verdad: que no lo se"  os parece una exposición realmente impresionante. 

Despacho de leche, 1994. Obra de Amelia AviaDespacho de leche, 1994. Obra de Amelia Avia

En esa zona de "Ciudades vaciadas" se encuentra esta obra: "Despacho de leche", que es como hace muchos años se llamaba a los establecimientos que vendían leche, para diferenciarlos de las lecherías que es donde se extraían la leche. Y nos ha recordado a este establecimiento que una de nuestras bisabuelas tenía en la calle Espartinas de Madrid, a principio del siglo XX.

Puerta del Sol, 1997. Obra de Amalia AviaPuerta del Sol, 1997. Obra de Amalia Avia

Entre sus temas pinto el espacio urbano, su "crónica visual de Madrid", como esta de la parada de autobuses existen en la Puerta del Sol, donde bajo esas marquesinas de hormigón, los usuarios  esperábamos aquellos autobuses azules y verdes.

Puerta del Sol, 1979. Obra de Amalia AviaPuerta del Sol, 1979. Obra de Amalia Avia

Desde la intersección de la calle de Alcalá y la Carrera de San Jerónimo, nos hemos desplazado por la misma Puerta del Sol, paro mirando hacia la calle Carretas, pintando esta calle cuando aún circulaban vehículos, y el edificio de la derecha era la Dirección General de Seguridad, antes de convertirse en Sede de la Comunidad de Madrid. El cartel de "Venta de Pisos Muñoz", no existía y es un guiño al apellido de su marido, el también pintor: Lucio Muñoz

Dos aparadores, 1987. Obra de Amelia Avia

En la sección de "Objetos encontrados", nos ha llevado nuevamente al recuerdo de los objetos cotidianos, en esta caso al aparador que estaba en casa de los abuelos de uno de nosotros, donde nuestro bisabuelo "El Bis", escondía la leche condensada bien alta, para que su único bisnieto no la cogiese y la hiciera desaparecer a base de chupetones.

Como veis, a nosotros, además de gustarnos los cuadros, nos ha llevado a recordar lugares, y objetos que estaban en casa de familiares, y mucho más. Así que animaros a visitar esta exposición.

Exposición de Amalia Avia en Sala Alcalá 31 de Madrid

"Pinto lo que no puedo fotografiar. Uso la fotografía únicamente como modelo. Si son temas de Madrid, hago una fotografía y luego me acerco varias veces a ver el lugar mientras lo pinto..." Amalia Avia

#Escribimoslovivido

2 comentarios:

  1. Estoy muy ligada al mundo del arte pero no conocía la obre de esta pintora, me ha gustado lo que habéis compartido de la exposición, la buscare para saber algo mas de su obra y su trayectoria. Sería para mi una gozada plantarme en la galería y poder disfrutar como vosotros habéis hecho, me ha encantado también lo de "mirando siempre con ojos de niño que observan todo", me he sentido identificada.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que estés ligada al mundo del arte, y que hayamos sido nosotros quienes te hayamos descubierto a esta pintora, que nosotros hemos descubierto gracias a otra amiga. La verdad, es que como muchas mujeres del arte, siempre han quedado ocultas o en segundo término. Nosotros, siempre miramos todo con "ojos de niño", que es la mejor manera de ver la realidad. Si quieres conocer más sobre la persona que daba esos trazos a sus cuadros, escribió un libro de memorias, que aún no hemos leído: "De puertas a dentro. Amalia Avia". Abrazos

      Eliminar

Hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...