sábado, 29 de mayo de 2021

Caminar sin gluten en la Cala de la Granadella de Jávea (Alicante), bucear, y comer admirando el azul turquesa del Mediterráneo en la orilla del mar.

Hemos estado en varias ocasiones, y desde hace años en esta cala, cuando aún no existían tantas personas que se acercaran a esta bella playa del Mar Mediterráneo. Pero, no nos extraña que acudan tantas personas a visitarla y a disfrutar del color turquesa y esmeralda de sus aguas, a bucear junto a esos bancos de peces, y en nuestro caso, como en el de muchas personas que necesitan seguir una dieta exenta sin gluten, a poder disfrutar allí mismo de una exquisita gastronomía apta para celiacos en el Restaurante Sur Cala Granadella. Y eso es lo que hicimos nosotros, pero ya fuera de temporada, sin llegar a aforo máximo que tiene esta playa, con el agua un poco fresca, pudimos hacer snorkel y luego comer.

Caminar sin gluten y comer en Cala la Granadella

Esta considerada una de las playas más bonitas de la Costa Blanca de Alicante, dentro del Parque Forestal de la Granadella, y llegar a ella no es sencillo, y os aconsejamos el guiaros por el navegador, ya que, atravesamos distintas urbanizaciones que complican el recorrido de la carretera. 


Y sin complicado es llegar, mucho mas lo es aparcar y máxime en temporada alta y fines de semana cuando muy pronto se llega al aforo máximo permitido. Pero, de verdad, que merece la pena disfrutara baño en ella, de la practica del buceo o snorkel, y de comer en la terraza de ese restaurante.

CALA LA GRANADELLA Y RESTAURANTE EL SUR

Estas fotografías las tomamos a principios de octubre de 2020, en esos días en los que aún nos podíamos mover por las distintas comunidades y en un día de diario, por eso las pocas personas. Y como os hemos dicho, el agua estaba algo fresca, pero muy transparente y disfrutamos mucho. Y tras este disfrute de naturaleza, el disfrute gastronómico en la terraza con vistas al mar del restaurante, 

TERRAZA RESTAURANTE EL SUR LA GRANADELLA

Y acompañando a nuestra cerveza sin gluten, los cuatro comensales, comenzamos a degustar un  pulpo a la plancha y unos calamares, que estaban espectaculares.

PULPO SIN GLUTEN RESTAURANTE EL SUR LA GRANADELLA

 
CALAMARES SIN GLUTEN RESTAURANTE EL SUR LA GRANADELLA

Fue una buena manera de comenzar esa comida familiar, mientras charlábamos sobre los peces que habíamos visto, sobre los viajes de nuestros familiares buceando por medio mundo, y sobre la comida.
Y en una comida alicantina que se precie, estando el arroz de por medio, no puede faltar un rico alioli, y en este establecimiento, te lo sirven en un almirez, junto al pan sin gluten, para el comensal celiaco.

ALIOLI Y PAN SIN GLUTEN RESTAURANTE EL SUR

 Y llegó ese arroz caldoso de bogavantes y boletus, que habíamos encargado, y ya por su aroma y presencia, nos atrajo por completo.

ARROZ CALDOSO DE BOGAVANTES Y BOLETUS EL SUR LA GRANADELLA

Pero, más aún cuando lo servimos en los platos, y lo degustamos. Los cuatro comentamos lo estupendamente que estaba cocinado, en su punto tanto el arroz como los dos bogavantes. Y tanto nos gustó, que repetimos todos. Y como aún así, nos sobró, les pedimos que nos lo pusieran en un táper.

PLATO DE ARROZ CALDOSO CON BOGAVANTE EL SUR LA GRANADELLA

Con la satisfacción de la mañana pasada dentro del agua, de esta exquisita comida, solo nos quedaba el poner el broche final, y elegimos unos helados de turrón unos, y otros de higo, que estaban muy buenos.

HELADO SIN GLUTEN RESTAURANTE EL SUR LA GRANADELLA

Este restaurante ya no lo recomendaros desde ACECOVA, cuando participamos en mayo del 2014, cuando participamos en Orihuela (Alicante), en el Día Nacional del Celiaco, y nos hubiera gustado haber podido estar en las Jornadas Sin Gluten, en mayo de 2019, escuchando a nuestra amiga Elisa Martínez de Aglutinante. 

Además, de su estupenda gastronomía sin gluten, su situación, su profesionalidad, el local en sí, es un museo fotográfico de esta cala tan especial, y de la historia de más de 60 años en esta cala.

INTERIOR RESTAURANTE SUR LA GRANADELLA

Volvemos a la carretera, que es de un único sentido, por lo que nos hace ascender una buena cuesta, donde se han dispuesto aparcamiento en línea para los vehículos, y os recomendamos deteneros en la primera curva, para desde este mirador de altura admira este paisaje tan especial.

Además, de su estupenda gastronomía sin gluten, su situación, su profesionalidad, el local en sí, es un museo fotográfico de esta cala tan especial, y de la historia de más de 60 años en esta cala.

Siguiendo esta carretera, llegamos a un lugar muy especial, como es Cabo de la Nao (Cap de la Nau), que es el extremo más oriental de las tierras valencianas, y el más próximo de la Península Iberica a la  Isla de Ibiza. Dicen  que se llega a ver en días claros, pero nosotros nunca lo hemos conseguido.

FARO DEL CABO DE LA NAO ALICANTE

Tras pasar este día tan estupendo y en buena compañía, nos retiramos hacia Moraira, donde también realizaríamos snorkel y disfrutamos de otra comida mediterránea sin gluten junto a la playa. Pero esa es otra historia que compartiremos.


Esta crónica viajera, así como de otros lugares, siempre las encontraréis (según vamos actualizando), en: Carta Turística: Viajes, escapadas, senderismo, actividades, experiencias, naturaleza, lugares, rincones, ciudades, pueblos… Publicadas en blog.


#Escribimoslovivido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...