lunes, 11 de noviembre de 2013

Un restaurante apto para celiacos frente al mar Mediterráneo: XALOT LONGUE #Singluten

La verdad que el encontrar este restaurante, ha sido de lo más curioso, y demuestra que en muchos lugares podemos encontrar personas implicadas por cocinar sin gluten, conociendo los productos, evitando la contaminación cruzada, y ante todo, queriendo satisfacer a sus clientes y, facilitar la normalidad social del colectivo celíaco.


De vez en cuando, nos gusta caminar por la playa de San Juan (Alicante) – Muchavista (El Campello), si por la playa, ya que para nosotros es la misma playa que cambia de nombre al pasar del municipio de Alicante al de El Campello, pero aún no hemos conseguido ver entre esos granos de arena fina el límite entre ambos municipios, aunque sí en los dos paseos, donde el cambio es muy notable, y para nuestro gusto, mucho más bonito y colorista el de El Campello (Playa Muchavista).

Como siempre nos ocurre, nuestros amigos, siempre nos encargan el buscar el restaurante al que acudir. En esta ocasión el encargo no era fácil: “Encontrar en la playa de San Juan – Muchavista, un restaurante frente al mar, donde se pueda comer una paella, y que sea sin gluten”. El encargo era para  finales de septiembre, ya que tendríamos un encuentro de amigos, y que quería degustar una paella al salir de la playa – si el tiempo acompañaba - mirando al Mediterráneo. Así, que teníamos que localizar y elegir el restaurante, no solo por nuestra labor de prescriptores sin gluten a través de nuestro blog, sino porque nuestros amigos siempre confían en nosotros, y hasta la fecha no les hemos defraudado con la elección. La verdad, que buscando en el “Club de restauración para celíacos de la Comunitat Valeciana” no aparecía ninguno junto al mar en esta zona, y tampoco conocíamos ninguno de estas características.


Una tarde del mes de julio, al anochecer, esperando ver la luna llena resplandecer sobre el Mediterráneo, nos llamaron la atención, unos grandes sillones blancos en el Restaurante XALOT LONGE de la Playa de Muchavista (El Campello), y decidimos sentarnos y esperar la salida de la luna, tomándonos una caipirinha.


Al terminar la consumición, realizamos la pregunta de siempre ¿Tenéis algo sin gluten?, y nos quedamos asombrados además de por la belleza de la luna, por comprobar que no solo conocían el tema, sino que casi toda su carta, estaba exenta de gluten. ¡Ya habíamos encontrado el restaurante junto al mar! Un restaurante en el paseo marítimo, accesible, con terraza de distintas orientaciones, y zona interior acristalada, por si a finales de septiembre el tiempo no acompañaba, pero además, este restaurante está abierto todo el año.


Llegó la última semana de septiembre, y reservamos una mesa para ocho comensales, con el temor de que nuestros amigos salieran satisfechos del almuerzo.










El día era muy luminoso, con excelente temperatura y con una ligera brisa, que nos permitió aún más poder disfrutar del encuentro. 


Mientras esperábamos las dos paellas que habíamos Comenzamos con unas cervezas sin gluten, y unos entrantes: chopitos rebozados con harina de garbanzos y calamares rebozados con harina arroz. encargado y que te hacen casi en el momento.

Restaurante accesible
Lamentablemente, y aun habiendo reservado la mesa indicando la presencia de una persona celíaca, no pudimos degustar los panes sin gluten que sabemos elaboran, ya que no lo habían preparado. Todo un fallo, el no haber insistido en el tema del pan, y ellos no haberlo tenido en cuenta.

Tras los entrantes, llegaron las paellas, para los ocho comensales, y pedimos dos, con el fin de poder probarlas: una de verduras y sepia, y otra de marisco.

Paella de verduras y sepia sin gluten

Paella de mariscos sin gluten
Como broche a una exquisita comida, siempre apetece un buen postre, y como en este restaurante tienen varios sin gluten, pedimos varias tartas y helados.





Y aún, tras esta estupenda comida sin gluten en Restaurante Xalot Longe, quedaban más momentos especiales junto al azul y brillante mar Mediterráneo. Así que dimos un largo paseo, y continuamos disfrutando de la conversación entre amigos, y lo mucho que aún nos depararía el fin de semana en tierras alicantinas, como pasear por las rocas del Cabo de las Huertas (Alicante), divisando la ciudad de Alicante al fondo.


#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...