lunes, 31 de marzo de 2008

POTAJE DE GARBANZOS, SIN GLUTEN.

Este año, aún no habíamos realizado este plato, que en las casas de nuestras familias siempre ha sido tradición prepararlo en está época. Realmente es un plato contundente, pero a la vez un plato completo, ya que tiene legumbre, pescado, verduras y hasta fruta.


Pero, por otra parte, como suele ocurrir en las conocidas como “ollas”, en cada casa, en cada familia, se hacen distintas, y este potaje es el que preparamos en la nuestra. En esta ocasión solo con garbanzos, aunque otras veces lo hacemos también con judías blancas.


 INGREDIENTES:
 Garbanzos*, 200 g.
 Bacalao, 400 g.
 Espinacas, 250 g.
 Patata mediana, 1 ud.
 Tomate natural, 1 ud.
 Perejil fresco
 Ajos, ½ cabeza
 Cebolla, 1 ud.
 Sal, 1 cucharadita.
 Laurel, 1 hoja
 Aceite de oliva virgen
 Agua
 Ajo, 1 diente.
 Huevos, 2 ud.
 Pimentón dulce*.
 Harina sin gluten*.



NOTA:

Si deseamos hacer el potaje utilizando garbanzos y judías blancas, pondremos 100 gramos de cada uno.

(*) Los garbanzos que hemos utilizado, ya que nos gusta su tamaño y textura, son los conocidos con el nombre de Pedrosillanos. El pimentón dulce de La Vera y la harina sin gluten, de la marca Proceli


PREPARACIÓN
La noche anterior ponemos en remojo las legumbres – en nuestro caso solo garbanzos - cubiertos bien de agua templada. También, en otro recipiente, si el bacalao que hemos comprado es salado, tendremos que ponerlo a desalar.

Utilizamos una olla rápida, donde introducimos las legumbres, la media cabeza de ajos sin pelar, media cebolla, la hoja de laurel, la sal y el agua. Lo dejamos cocer durante 15 minutos.

Mientras que se cuecen los ingredientes anteriores, echamos en una sartén, un poco de aceite de oliva y hacemos un sofrito con el resto de la cebolla picada. Cuando la cebolla está dorada, se añade un tomate natural pelado y troceado, y lo sofreímos un poco.

Una vez listo el sofrito, añadimos una cucharada sopera de harina sin gluten y una cucharadita de pimentón dulce y lo movemos un poco, teniendo cuidado de que no se nos queme el pimentón.

Transcurrido el tiempo y descomprimida la olla, tomamos un cazo del caldo resultante de hervir los garbanzos y los otros ingredientes, y lo echamos sobre el sofrito. Removemos, y esta mezcla la incorporamos nuevamente a la olla.

En un mortero, machacamos un diente de ajo y un poco de perejil fresco. Tomamos un poco del caldo y lo añadimos al mortero, para mezclar bien los ingredientes y los añadimos a la olla, a la vez que incorporamos el bacalao en cuatro trozos, y la patata pelada. Tapamos nuevamente la olla rápida, y dejamos hervir durante 7 minutos.

Transcurrido este tiempo, y una vez descomprimida la olla, se prueba de sal, y rectificamos si fuera necesario, y añadimos las espinacas lavadas y limpias de tallos, y dos huevos para que se escalfen, en el caldo hirviendo. Tapamos nuevamente la olla y la dejamos hervir durante otros 5 minutos más.

Ahora solo queda degustar este estupendo y completo potaje, que en nuestro caso ha sido solo de garbanzos, y después darse un buen paseo.


MARIDAJE:

Para saborear conjuntamente con este plato tan completo, decidimos degustar un buen vino, y en este caso elegimos un tino reserva ONDARRE, denominación de origen calificada Rioja, de una cosecha excelente como fue el año 1995.

Aunque en las fotografía, aún no habíamos rociado la copa con este vino de color rojo cereza, poco después pudimos comprobar su calidad, y con tranquilidad, ya que no íbamos a conducir después, sino a darnos un buen paseo, o sea a “caminar sin gluten”, pero con nuestros estómagos bien servidos.


Como siempre, esta receta ya está incorporada en le CARTA SIN GLUTEN, de nuestro restaurante virtual ¡OIDO, COCINA!

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...