lunes, 23 de octubre de 2006

MOUSSAKA DE VERDURAS ASADAS SIN GLUTEN

Es una versión ligera y vegetariana de la famosa moussaka, a esta receta la llaman Moussakás lahanikón y tan deliciosa y suculenta como su variedad con carne.

MOUSSAKA DE VERDURAS ASADAS SIN GLUTEN





INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS: MOUSSAKA DE VERDURAS ASADAS SIN GLUTEN DETALLE

Berenjena grande, 1 Ud.
Sal.
Calabacines medianos, 2 Uds.
Cebollas, 2 Uds.
Pimientos rojos, 2 Uds.
Dientes de ajo, 3 Uds.
Aceite de oliva virgen extra.
Tomillo fresco.
Pimienta.
Huevos, 3 Uds.
Yogur griego, 300 ml.
Tomate natural triturado, 400 g.
Queso feta griego.



PREPARACION:

Lavamos y cortamos la berenjena en rodajas de unos 5 mm de grosor. Se colocan las rodajas sobre un colador y según las vamos introduciendo, espolvoreamos con sal cada capa. Posteriormente, las extendemos en un plato de gran diámetro y las cubrimos con otro plato, y sobre este último colocamos peso. Lo dejamos reposar unos 30 minutos, así conseguiremos eliminar el amargor de las berenjenas.

Entre tanto, cortamos podemos ir cortando en dados pequeños los calabacines, las cebollas, el pimiento.

Ponemos al fuego una sartén profunda, cubrimos el fondo de aceite de oliva y los ponemos a fuego fuerte. Pelamos y troceamos los ajos y los echamos en el aceite ya caliente y los sofreímos un poco. Añadimos los calabacines, las cebollas y el pimiento.

Una vez trascurrido el tiempo de “llorar” de las berenjenas, enjuagamos las rodajas, las secamos con papel de cocina y las podemos añadir a las otras verduras así o troceándolas. Y si es preciso rociamos un poco más de aceite de oliva virgen extra.

Ponemos el horno a 220 ºC, y mientras que coge temperatura salteamos las verduras, sin parar de removerlas y añadiendo tomillo, si puede ser fresco, algo de sal y pimienta molida con el molinillo.

En una bandeja de horno, extendemos las verduras y las introducimos en el horno, durante unos 30 o 35 minutos, dando la vuelta a las verduras a los 15 minutos, y esperamos hasta que las verduras estén doradas y tiernas. También introducimos una rejilla y sobre ella colocamos un recipiente cerámico refractario profundo (bandeja de pizza), para así conseguir que se caliente al mismo tiempo.

Después de dar la vuelta a las verduras, cuando nos faltan unos 10 minutos para retirarlas del horno, batimos los huevos con el yogur griego, si deseamos algo de sal, aunque no es muy necesario ya que el queso feta ya tiene sal, y pimienta molida en el momento. A esta mezcla le añadimos el queso feta cortado en finas láminas, desmenuzado o rallado.

Sacamos la bandeja con las verduras del horno, bajamos la temperatura a 180ºC y sacamos también el recipiente cerámico refractario.

Ponemos sobre el fondo del recipiente refractario, que se encuentra caliente (así conseguiremos que las verduras no pierdan temperatura), la mitad de las verduras. Extendemos sobre esta primera capa el tomate natural triturado o troceado de lata, y luego continuamos con la segunda capa de verduras. Sobre estas capas vertemos la mezcla del yogur griego y el queso feta laminado, desmenuzado o rallado.

Introducimos el recipiente en le horno (sobre la rejilla) y esperamos que hornee unos 30 a 45 minutos, hasta que se dore. También, colocamos sobre la bandeja de la que acabamos de retirar las verduras y que aún tiene algo de aceite, unos trozos de pan sin gluten, cortados en picatostes largos, y colocamos la bandeja bajo la rejilla, de esta manera conseguiremos dos objetivos, como son el evitar que si sale algo de jugo del recipiente caiga al fondo del horno y también conseguiremos un buen pan sin gluten horneado y crujiente, para acompañar a este saludable plato mediterráneo.

La Moussaka, según las preferencias de los comensales, la podemos servir caliente, templada o fría.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...