lunes, 9 de octubre de 2006

HAYEDO DE LA PEDROSA


HOJAS OTOÑALES DEL HAYEDO DE LA PEDROSA
A través de las hojas de haya

Nuestra “compi” Hannah, además de proporcionarnos las receta de empanada de bacalao con pasas, y de publicar las exquisitas recetas de Marigui, nos recomendó visitar el Hayedo de La Pedrosa, que se encuentra entre la población de Riofrío de Riaza y el Puerto de la Quesera, limite entre las comunidades autónomas de Castilla y León – Castilla La Mancha. Y ayer, continuando con nuestro caminar sin gluten, nos dirigimos a cumplir con su recomendación y realizamos la excursión:




VISTA GENERAL DEL HAYEDO DE LA PEDROSA
Pedrera que da nombre al hayedo

Para comenzar y como queríamos comer en el campo, encargamos unas barras de pan sin gluten en la panadería Panishop, las recogimos recién echas. Recorrimos 130 Km., dejando atrás el calor y la contaminación de Madrid, los parajes abrasados y secos, para una vez pasada la población de Riaza, entrar en otro mundo, en una valle húmedo, al principio llenos de robledales inmensos y de golpe vimos las primera hayas.
FIGURAS DE LOS TRONCOS DEL HAYEDO DE LA PEDROSA Haya con forma humana

El Hayedo de La Pedrosa, no es un hayedo al uso, no es una masa forestal continua, sino un grupo de pequeños bosques de hayas, de forma triangular, sobre la vertiente sur, formando triángulos alrededor de las bajadas de arroyos y separados en algunos lugares por importantes pedreras de roca grisácea. Tampoco tiene nada que ver con las inmensas y altas hayas de la zona oriental del bosque del Iratí (Navarra) o las “trasmochas” de su vertiente occidental; no tiene nada que ver con sus vecinos: Hayedo de la Tejera Negra (Guadalajara), ni con el más meridional de Europa, el Hayedo de Montejo (Madrid).

VISTA GENERAL DEL HAYEDO DE LA PEDROSA
Vista general del Hayedo de la Pedrosa

Este es un hayedo peculiar, distinto, húmedo, pedregoso, bello, donde parece que a cada paso te vas a encontrar con un hada, gnomo, trasgo, ninfas, neverus, y otros personajes mitológicos del bosque, que parece han plantado y formado como grandes bonsáis estas hayas retorcidas, que ya desde el nivel del suelo salen ramificadas y deformadas, sobre todo este es un bosque encantado, un bosque empinado, donde ayer, un día nublado, la humedad era la reina del bosque.

RAMAS DE HAYA EN LA PEDROSA
Ramas de haya

Mientras ascendimos, fuimos observando las antojadizas formar de sus árboles, algunas con formas humanas, animales e imaginamos la presencia de los seres del bosque, en este paraje único y encantador, donde el musgo, los líquenes, la gran variedad de setas de distintas formas y colores, que crecen de su interior, sobre sus ramas son las reinas del bosque. Mereció la pena la ascensión pisando la humeda hojarasca y los hayucos, así como la travesía de las pedreras. Fue una excursión maravillosa.

SUELO OTOÑAL EN EL HAYEDO DE LA PEDROSA
Suelo repleto de hojas otoñales

Y también mereció la pena nuestros bocadillos de pan sin gluten: uno abierto a lo largo y relleno de paté, o el otro cortado solamente por un extremo, extraída la miga y "preñado" de atún natural con pimientos de piquillo, así como los frutos secos y la fruta deshidratada. Después, ya tarde, tomamos un exquisito café, sentados en una de las soleadas terrazas de la histórica plaza de la población de Riaza.

HAYA EN FORMA DE CISNE EN HAYEDO LA PEDROSA
Haya en forma de cisne


¡Gracias Hannah!, por descubrirnos este bosque encantado, al que otro día volveremos para descenderlo desde el Puerto de la Quesera, cuando el otoño esté más avanzado.

RINCON DEL HAYEDO DE LA PEDROSA
Un rincón del hayedo de la Pedrosa

HAYA CON TRONCO LLENO DE MUSGO
Haya con tronco lleno de musgo

HAYAS EN EL HAYEDOI DE LA PEDROSA


#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...