domingo, 2 de octubre de 2011

CAMINANDO POR LA SENDA DE LOS CANÓNIGOS, ALREDEDOR DEL MONASTERIO DE CAAVEIRO.

Como ya os contamos en nuestro post: Caminando por las Fragas do Eume a través de la senda Ventureira, tuvimos la oportunidad de adentrarnos en uno de los caminos de las Fragas do Eume, y llegar caminando hasta al Monasterio de Caaveiro.

Monasterio de Caaveiro - Fragas do Eume
Nos gustó tanto este recorrió, esta zona y este monasterio, que cuando llegó nuestra hija, no dudamos en volver. Pero esta vez sin caminar mucho, ya que nuestra hija no se encontraba muy bien. Para ello desde la población de Pontedeume nos acercamos con el coche hasta el “Portal de Caaveiro” y las oficinas del Parque Natural, y desde allí, gracias tomar el autocar que a partir del 15 de junio, y de forma gratuita pone la Diputación de A Coruña (Galicia), y que nos deja en el puente cercano al monasterio de Caaveiro. Desde aquí, solo nos quedaba subir la cuesta enlosada con pizarra y llegar al monasterio, una forma más cómoda, pero con menos encanto que la que realizamos la primera vez.



El bosque encantado de la Fraga do Eume junto al río Sesín

Pabellón de Don Pío
En esta ocasión, además tuvimos la oportunidad de realizar una visita guiada, por el interior de algunas de las estancias del monasterio, llamándonos la atención el denominado de Pabellón de Don Pío, ya que puede ser que en el sótano de lo que hoy es este edificio realizado por Pío García Espinosa en el siglo XIX, en este edificio se practicara una de las torturas más dolorosas, como es la del goteo sobre la cabeza, algo que no está demostrado.
Tras volver a visitar el monasterio, bajamos hacia los antiguos molinos y el puente sobre el río Sesín, un lugar especial, donde nos imaginamos nuevamente la vida de los habitantes en la Edad Madia en este paraje.

Continuamos el camino por la orilla derecha del río Sesín, cruzando sobre una pasarela de madera, que nos acerca a las orillas del río Eume en las proximidades de la llegada de las aguas del Sesín. Una vez en este punto, decidimos tomar el camino hacia la izquierda, y caminar por la orilla derecha del Eume hasta el puente, donde nos dejó en autocar.



















Hacía años, que no habíamos tenido la oportunidad de realizar una camino durante algo menos de treinta minutos, que nos transmitiera tanta belleza en cada uno de los pasos, y eso, que dada la vegetación y aun encontrándonos a los pies del monasterio de Caaveiro, en ningún momento pudimos ver su silueta.

Las Fragas do Eume, conforman un entorno de exuberantes vegetación, de gran variedad de verdes, con agua por muchos lugares, y donde caminar es un verdadero placer para los sentidos, acompañados del sonido del bosque y del río.


Y por eso, a este camino que es la unión de varios, es una senda circular donde con toda seguridad los habitantes de este monasterio caminaron muchas veces, desde sus celdas, hasta los molinos, hasta la fuente, hasta el río Sesín, y desde este, hasta el río Eume, con sus aguas de lento movimiento y gran belleza.

Aguas del río Eume entre este bosque encantado.
Por eso, y al desconocer el nombre que tiene este camino, le hemos querido recordar (este no es su nombre) como La Senda de los Canónigos, en recuerdo de los que habitaron este monasterio, y caminaron por esta senda. Pero, además de dejar correr nuestra imaginación, y pensar en los paseos de estos canónigos medievales por estos lugares, observando la vegetación, las aguas, los verdes distintos, disfrutando del trinar de los pájaros y de escuchar el silencio entre la niebla que nos fue envolviendo.
Niebla en las Fragas do Eume
Lo más importante, es poder continuar disfrutando de este bosque, de este paisaje, de esta vegetación, y para ello una de las cosas que es necesario, es que la única huella que se pueda apreciar de nuestro paso sea la marca de la suela de nuestra bota sobre el camino, el resto lo llevaremos en el macuto y lo depositaremos los residuos en los lugares indicados para su recogida, y así el camino, el entorno no perderá su apariencia de bosque encantado, y los siguientes caminantes que se adentren por estas sendas disfrutaran de la naturaleza, sin basuras.


El volver a ver las fotografías de este día; el recordar este bosque encantado; el escribir el post; nos ha servido durante un tiempo de evasión; ya que como dice Moisès Broggi, en el libro que hemos leido recientemente: "Si consigues no pensar en nada más, huyes del problema. Eso por un lado, hace que te evadas, pero por el otro puede perjudicarte, porque corres el riesgo de confundir la realidad y la fantasía. Por eso se debe tener mesura y no excederse de las evasiones" (Libro: "Sobre el camino de la vida. Conversaciones con mi nieto Carles Brasó"). 

 #escribimoslovivido

20 comentarios:

  1. Me alegro de que hayáis disfrutado de este maravilloso entorno, que yo tengo la suerte de tener bien cerquita. Estoy deseando que llegue el otoño y refresque para disfrutar de las Fragas en mi época favorita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitos paisajes, paz y tranquilidad se percibe en estas fotos. Gracias por compartirlas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué maravilla de sitio! La foto del río me encanta.

    ResponderEliminar
  4. Espero que vuestra hija esté ya recuperada.

    Como ya os comenté en otra ocasión, tengo pendiente volver por este monasterio y por esta ruta tan bonita.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, estos paisajes son de los míos. Qué maravilla de paraje, hay que respirar a pleno pulmón para traerlo a la gran ciudad. Me alegro de que disfrutaseis tanto!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  6. a BRÉTEMA:

    Como bien dices, tienes una gran suerte de vivir cerca de este maravilloso bosque, en el que disfrutamos mucho durante junio.

    No nos extraña que estés deseando que llegue el otoño, ya que el cromatismo de este bosque tiene que ser espectacular, y algún año estamos pensando en ir a caminar por esa zona en tu estación favorita.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. a LA COCINERA DE BETULO:

    Nos agrada que este paisaje tú guste, y que gracias a nuestras fotos te transmitan paz y tranquilidad. Gracias a ti por esos sentimientos compartidos.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. a TAWAKI:

    Gracias por preocuparte por la salud de nuestra hija, pero ha existido un error, nuestra “niña de la guerra”, es como se denomina a sí misma una de nuestras madres de 79 años, que ya ha salido del hospital, pero su salud está bastante dañada.

    Esperamos que disfrutes de esta ruta como nosotros lo hicimos y como queremos volver a hacer, a ser posible para disfrutar de los colores otoñales.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. a MARISA:

    Vemos que a ti también te encantan estos paisajes… ¡son de los tuyos! Y es que como dices es un maravilloso paraje para respirar naturaleza en estado puro, y limpiar nuestros pulmones de la polución de la ciudad. Gracias por alegrarte de nuestro disfrute a principios del verano.

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. a LACASITADEAZUCAR:

    Como bien dices, el sitio es maravilloso y al caminar por la orilla del Eume, parecía que nos encontráramos en una preciosa selva.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. UNAS BUENAS CASCADRAS...SI SEÑOR

    SALUT
    JOAN

    ResponderEliminar
  12. a JOAN GONZÁLEZ:

    Es un placer verte por nuestro blog, y que te gusten estas cascadas.

    Salut.

    ResponderEliminar
  13. Como siempre es una delicia pasear de vuestra mano, caminantes.
    Veo que todo bien. Siento no haber podido haber hablado ayer con vosotros, a ver si os llamo.
    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
  14. Que envidia sana me dáis con ese paseo, quien pudiera...
    Acabo de llegar de Madrid, casi sin tiempo y agotadita, no tuve ni un minuto para llamaros, entre mi hija, la familia de madrid y las pruebas médicas, no me sobró ni un minuto, pero no os imaginais como os he echado de menos, habría dado algo por tomarnos al menos un café.
    el mes que viene vuelvo, no me queda otra y antes de la operación os llamo, de verdad y tomamos ese café que espero que no sea el ultimo. mientras, me quedaré leyendo vuestras entradas y soñando con tiempos mejores.

    un beso a os dos muy fuerte

    ResponderEliminar
  15. a TATI:

    Nos agrada que te haya gustado nuestro blog.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  16. a ZEROGLUTEN

    Nos alegramos que te guste “pasear de nuestra mano”, y ya hablaremos en otro momento.

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. a CUATRO ESPECIAS:

    Sí, la verdad es que nos gusta aprovechar el poder pasear, ya que nunca se sabe las circunstancias que nos puede deparar el futuro.

    Sentimos mucho el no habernos podido ver en estos días por Madrid. También, que estés agotada, y preocupada por tu operación… pero ya verás como todo sale bien.

    Nosotros, también te hemos echado de menos, y cuando vuelvas, llámanos, y nos acercamos si hace falta a Alcalá para tomarnos un café contigo antes de la operación, y otro donde tú elijas después de la operación ¿vale?... Ya que llegarán tiempos mejores.

    Besotes y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  18. me encantan las fotos, retransmiten paz y tranquilidad! la verdad es que es necesario ir a sitios tan preciosos para desconectar de esta horrible ciudad

    ResponderEliminar
  19. a CELIAQUITOS:

    Nos alegramos que te encanten las fotos y que sientas que te transmiten paz y tranquilidad.

    Lo cierto, es que este lugar es muy bueno para desconectar de esta "horrible ciudad" en la que vivimos.

    Besotes

    ResponderEliminar

Hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...