jueves, 4 de noviembre de 2010

CRÊPES SIN GLUTEN, O TORTITAS BRETONAS EXTRAFINAS DE HUEVO.

Hace unos días, al comprar en nuestro herbolario habitual, encontramos una pequeña publicación titulada “Tour de France. Un viaje culinario por la cocina regional francesa”, publicado por la empresa Schär. Como siempre, estas publicaciones gratuitas, contienen estupendas recetas y en este caso una de ellas era: “Crêpes. Tortita bretona extrafina de huevo”.



En casa nos gustan mucho los crêpes y las hemos hecho en varias ocasiones con estupendos resultados (no publicadas en el blog), así que no dudamos en probar esta receta, y el resultado hemos de decir que es magnífico, consiguiendo 11 crêpes, en los que cambiamos la leche por kéfir líquido, y la mantequilla por margarina sin gluten.





Además, al hacer esta receta, nos acordamos de nuestra amiga Juliette, cuya familia tiene gran arraigo en la Bretaña Francesa, aunque en la actualidad vive en Canadá.


INGREDIENTES: 

 Harina “Farina” de Schär, 80 g.
 Leche o kéfir líquido, 350 ml
 Huevos, 3 uds.
 Margarina pomada, 20 g.
 Sal, una pizca.


ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Tamizamos la harina en un recipiente, añadimos la sal y la leche (kéfir) sin dejar de remover.

Batimos los huevos ligeramente y la margarina y mezclamos bien hasta que obtengamos una crema un poco más espesa.

Dejamos reposar unos 10 minutos.



ELABORACIÓN CON THERMOMIX:

Esta es nuestra adaptación utilizado el robot de cocina Thermomix.

Tamizamos la harina sobre el vaso de la Thermomix, añadimos la sal y en velocidad 2, vamos incorporando poco a poco, por el vocal de la máquina la leche (o kéfir líquido) sin dejar de remover durante unos 40 sg.

En un bol, batimos los huevos ligeramente y lo echamos sobre la harina en el vaso de la Thermomix.

Incorporamos la margarina y los huevos, al vaso de la Thermomix, y mezclamos todo bien, a una velocidad 6, durante 30 sg. hasta que obtengamos una crema.

Dejamos reposar unos 10 minutos.



TERMINACIÓN EN SARTÉN:

Calentamos una sartén de teflón, engrasamos con un poco de aceite de oliva virgen y distribuimos la crema de forma homogénea por toda la sartén.

Bajamos la temperatura y seguimos cociendo hasta que la crêpe sea compacta.

Damos la vuelta a la crêpe para cocerla por el otro lado.



RELLENO:

En la receta de Schär dice: “Las típicas crêpes de la Bretaña son una dulce tentación y se pueden rellenar con azúcar, mermelada o praliné”. Así que nosotros realizamos servimos la crêpe en el plato y cada uno se la rellenó a su gusto.

Unos lo rellenaron con nata, “Nutella”, nueces, trocitos de almendras y unas gotas de licor Cointreau.

Otros los rellenaron con mermelada de arándanos, nata y trocitos de almendras.

Pero también hubo quien solo lo rellenó de “Nutella”, nata y unas gotas de mistela.

Lo cierto es que con el relleno que fuera, o con un poco de azúcar el sabor es estupendo, y si las hacéis solo nos queda desearos lo que los franceses: ¡Bon appétit!

Como siempre, esta receta pasará a formar parte de nuestra CARTA DE POSTRES SIN GLUTEN.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...