martes, 24 de marzo de 2009

MUFFINS DE LA ARMONÍA MULTICULTURAL (SIN GLUTEN)

Con esta receta, y casi en el límite del plazo, queremos participar en el evento HEMC#31 – LA QUINOA, cuya anfitriona en esta ocasión es Sole, está realizando el Camino de Santiago al revés, ya que va de Galicia hacia Navarra, y nos lo cuenta en su blog SOLE EMPIEZA A COCINAR. 

La verdad que siendo la Quínoa un cereal sin gluten, conocido como “cereal madre” en la lengua Quechua, y utilizado durante siglos por los Incas, en casa aún no habíamos preparado nada con el; así que este era el momento perfecto. Buscamos en los libros de cocina, pero en casi ninguno encontramos recetas con quínoa. Por lo que tomando como base una receta de muffins de arroz al amaretto, se nos ocurrió esta receta de muffins de la armonía muticultural en el barrio, ¿Por qué el nombre de la receta?, pues con vuestro permiso os lo vamos a explicar:


Nosotros fuimos chicos de barrio, sí, de un barrio de los Madriles; uno de esos con vida propia que al final formaban ese conglomerado que conocemos como Madrid. Como chicos de barrio, hemos nacido y vivido entre madrileños de “pura cepa” (los conocidos como “gatos”) y por supuesto entre personas llegadas desde todos los pueblos de España, que con sus acentos, sus costumbres, sus historias, sus alegrías y sus tristezas, fueron modificando el barrio, pero a la vez lo fueron enriqueciéndolo en armonía, y al final fueron “madrileños de adopción y de corazón”; aunque entre tanta gente, también vinieron los que por esa época se conocían como “quinquis”.






Después, con el paso del tiempo, comenzaron a llegar inmigrantes desde todos los lugares del mundo, y a muchos de nuestros vecinos les empezaron a incomodar; algunos curiosamente ya se habían olvidado que ellos o sus padres, habían sido emigrantes no hacía muchos años.

Pues así, los barrios y Madrid entero ha cambiado, se ha deteriorado, pero no por las personas, sino por las malas “políticas de integración”, por los “especuladores de toda la vida” y por los “quinquis modernos”, esos que sean de donde sean no son buenas personas, y nunca buscan la armonía.

Pero también el barrio y la ciudad, se ha ido enriqueciendo con las culturas de otros lugares, con sus cocinas, con los productos de alimentación y con todas esas personas que apuestan seriamente por la armonía en el barrio, en la ciudad, en los municipios… Y por eso, los hemos llamado: muffins de la armonía muticultural, en lugar de magdalenas, ya que son una armonía de productos sin gluten de distintas culturas gastronómicas.




INGREDIENTES

PARA 12 MUFFINS:
- Quinoa (Perú), 50 g
- Corteza de limón, 1/2 ud.
- Agua de Azahar
- Harina Mix A – Margherita, marca “Schär” (Italia), 160 g
- Gasificante, marca “Hacendado” (Alicante), 1 sobre doble.
- Huevo grande (Madrid), 1 ud
- Miel de Espliego del País, (Guadalajara), 4 cucharadas.
- Leche de almendras (Tarragona), 110 ml
- Aceite de Girasol, 2 cucharadas.
- Almendras cruda picada (Alicante), 50 g.

PARA LA CREMA DE MISTELA:

- Miel de almendro (Alicante), 1 cucharada.
- Vino Mistela de moscatel (Valencia), 2 cucharadas.
- Queso Mascarpone (Italia), 120 g.

PREPARACION:

Como siempre, podemos hacerlos manualmente, o con la ayuda de un robot de cocina, y nosotros nos hemos ayudado con nuestra Thermomix.

Ponemos a calentar un cazo con agua, y cuando comience a hervir, echamos la quínoa, añadiendo opcionalmente unas gotas de agua de azahar y corteza de limón, para que cueza todo durante unos veinte minutos. Apagándolo y dejando reposar otros cinco minutos.

Ponemos a calentar el horno a 200 ºC

Echamos en el vaso de la thermomix el huevo, la miel, la leche de almendras y el aceite, y lo mezclamos durante 2 minutos a 37 ºC, velocidad 3, consiguiendo una crema ligera.

Posteriormente, por el bocal de la thermomix (o en el bol), vamos añadiendo sin dejar de mover la quínoa, para que se mezcle homogéneamente.

Sí lo hacemos a mano, en otro bol, tamizaremos la harina (Margherita), con los sobres de gasificante, que luego mezclaremos con la crema obtenida anteriormente. Por el contrario, si hemos empleado la Thermomix, pondremos sobre la crema que permanece en el vaso, los 160 g de harina (Margherita), los dos sobres de gasificante y las almendras crudas picadas, para mezclarlo todo a una velocidad 3 durante 2 minutos.

Pondremos las cápsulas de papel sobre el recipiente de horno para magdalenas, y repartiremos la crema en ellos, para introducirlos en el horno durante unos 15 a 20 minutos en función aire (ventilador), o si el horno lo permite “solo abajo”.

CREMA DE MISTELA:
En un bol, ponemos la miel de almendras, la mistela y el queso mascarpone, para batirlos hasta formar una crema.




NOTAS:

Como podéis comprobar en la imágenes, estos muffins no nos han salido con copete, pero es que pensamos que subirían más y en lugar de hacer 12, hicimos 18. También, las cápsulas de papel que utilizamos, son muy bonitas, pero muy adherentes. ¡En fin, la armonía no es fácil!, y se tiene que conseguir poco a poco, así que esperamos conseguir el copete, ya que el sabor es especial y mezclado con la crema han gustado mucho en casa.

Con el fin de conseguir mayor armonía multicultural, os hemos servidos los muffins en una bandeja de latón (Marruecos), sobre un antiguo y querido djembé (Kenia), acompañados con la crema de mascarpone (Italoespañola), dátiles sin hueso (Túnez), unas bayas goji (Tibet), un te a la menta de Marruecos y un amuleto de Sargadelos (Galicia).


Como siempre, esta receta la podréis encontrar en la CARTA SIN GLUTEN, de nuestro restaurante virtual ¡OÍDO, COCINA! y también en nuestra CARTA DE POSTRES SIN GLUTEN.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...