martes, 10 de abril de 2012

TARTA DE CHOCOLATE, NATILLAS Y NATA (SIN GLUTEN)

En nuestra casa, ya es tradición hacer una tarta sin gluten para celebrar los cumpleaños, y en esta ocasión celebrábamos el de nuestro hijo  (aunque es hoy). Además, para cada ocasión intentamos variar un poco la tarta, hacerla distinta y según los gustos del cumpleañero o cumpleañera, y así, en febrero, para las chicas de casa hicimos la Tarta de chocolate, naranja y nata.

Y también, para realizar la tarta, nos metemos en la cocina el tándem cocinera-cocinero, ya que cada uno aporta su parte artística o técnica, para llegar al resultado final. Y así, de esta manera, el trabajo en la cocina, y de la casa se realicen en equipo, que es la mejor manera de trabajar en la casa y en cualquier lugar, aunque existan muchas personas que no admitan esto.



La verdad, que el resultado final ha sido bueno, aunque hemos aprendido que se puede hacer aún mejor, y eso es lo que tiene el intentar hacer cosas nuevas, que una vez realizadas, se ven los problemas y tomamos buena nota para mejorar.

Dado que la tarta está realizada con distintas partes, siendo cada una de ellas una receta independiente, que emplearemos en otras elaboraciones, vamos a ir dando cada una de estas partes, así como los ingredientes empleados. Y al final, explicaremos el montaje de la tarta.



BIZCOCHOS  DE LECHE CONDENSADA

En esta ocasión, queríamos además probar nuevas formas de hacer el Bizcocho de leche condesada, que aprendimos de nuestra amiga Marisa/Famalap (Cocina Fácil sin Gluten), y que ya hemos empleado en la Tarta del día del padre, con sabor a naranja, nata y chocolate, pero, en lugar de hacer un bizcocho grueso, y luego cortarlo, hemos preferido hacer tres bizcochos.

INGREDIENTES:

 Harina de arroz, 120 g.
Harina fina de maíz (Maizena), 60 g.
Leche condensada, 600 g.
Mantequilla sin sal, 75 g.
Huevos grandes, 6 uds.
Gasificante, 2 sobres dobles.
Licor de orujo chocolate & cerezas, 40 ml (Opcional)
Mantequilla, para untar moldes.

*Este licor de orujo de chocolate&cerezas, lo adquirimos en la población gallega de Pontedeume, donde conocimos a Oscar, que regenta la tienda de Meigas Forá en esta población, una persona amante de su tierra y gran guía de la zona. En estos días, nos hemos acordado mucho de Oscar, y de todos los habitantes de las poblaciones cercanas a Las Fragas do Eume donde caminamos el año pasado, el último bosque atlántico que ha sufrido un lamentable incendio.

ELABORACIÓN:

Necesitaremos tener tres moldes de unos 22 – 24 cm para poder realizar los bizcochos, y así poder introducir los tres en el horno, siendo necesario que uno de ellos sea algo alto, y de base extraíble. El resto pueden ser como se deseen.

Encender el horno a 170ºC

Ponemos la mantequilla en un cazo al fuego y la derretimos.

Mezclamos en un bol profundo los dos tipos de harina y el  gasificante.

En el vaso de la Thermomix, batidora o robot de cocina, ponemos la leche condensada y comenzamos a batir, añadiendo uno a uno los huevos, sin parar de batir, y esperando a que cada uno esté totalmente integrado, antes de añadir el siguiente huevo.

Sin parar de batir, incorporamos a la crema la mantequilla fundida.

Después, sin parar de batir, vamos integrando las harinas poco a poco, hasta conseguir una crema.

Para terminar, regamos la crema (opcional) con una crema de orujo de cerezas y chocolate, que le aportará un rico sabor al bizcocho (solo para adultos)

Untamos los moldes elegidos con un poco de mantequilla, y repartimos la misma cantidad de crema obtenida, en los tres moldes obtenidos (unos 500 ml en cada molde)

Introducimos en el horno precalentado a 170ºC, en función “aire” durante 15 minutos (dependiendo del tipo de horno). Si podemos introducir todos los moldes mejor.

Transcurrido el tiempo, pinchamos el bizcocho, para comprobar que está hecho. Lo sacamos y dejamos enfriar. El bizcocho, que hemos horneado en el molde más profundo, lo dejamos dentro, ya que lo emplearemos como base para hacer la tarta.




NATILLAS DE HUEVO Y LECHE

Uno de los rellenos, que vamos a emplear son natillas, para conseguir una textura de crema en la tarta.

INGREDIENTES:

Yemas de huevo, 3 uds.
Azúcar, 100 g.
Maizena, 3 cucharadas soperas.
Leche entera, 500 ml.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un cazo la leche a calentar, y retiramos cuando llegue al punto de ebullición.

Ponemos las yemas con el azúcar en un cazo, y batimos con una cuchara de madera hasta que quede una crema pálida.

Vamos añadiendo la harina (Maizena), cucharada a cucharada sin dejar de batir, hasta conseguir mezclar todos los ingredientes.

Vertimos la leche caliente sobre la mezcla de huevo que se encuentra en el cazo, y calentamos a fuego lento, cociendo durante unos 3 minutos, hasta que rompa alguna burbuja en la superficie.

Retiramos del fuego y vertimos sobre la base de bizcocho que hemos dejado en el molde de fácil apertura que vamos a emplear para formar la tarta. Dejamos enfriar a temperatura ambiente sobre el bizcocho (No dejar enfriar en el cazo, ya que tiene que tomar el diámetro de la base de la tarta).



NATA MONTADA:

INGREDIENTES:

Nata líquida para montar 33% MG, 500 ml.

ELABORACIÓN:

A nosotros nos gusta montar la nata en casa, empleando la Thermomix, ya que así podemos conseguir la textura y cantidad de azúcar que deseemos. Pero también se puede emplear una nata montada “sin gluten” ya elaborada, pero que tenga buena consistencia, y si es en época veraniega una buena nata helada “sin gluten”. Sí deseamos montarla, la cantidad mínima debe ser esta, aunque nos sobrará algo.

Sí deseamos montar la nata en casa, siempre tendremos que emplear nata de 33% de materia grasa, y que esté bien fría. En esta ocasión, nosotros no nos dimos cuenta y adquirimos una nata de 25% MG, que no llegó a montarse bien, y aunque resultó con buen sabor, la textura no nos gustó, y empapó bien el bizcocho.

Si deseáis montarla, es preciso que la nata esté bien fría (nunca en la puerta del frigorífico), y el vaso de la TH también esté frío.

Ponemos el accesorio “Mariposa”, echamos los 500 g de nata líquida para montar, dos cucharadas de azúcar, y batimos a velocidad 3 ½ hasta conseguir la textura que deseemos. Pero cuidado, que si nos pasamos conseguiremos una riquísima mantequilla.

Sacamos casi toda la nata, menos unas dos cucharadas aproximadamente que dejaremos en el fondo de la TH. Y la reservamos en el interior del frigorífico.



COBERTURA DE CHOCOLATE:

Esta cobertura ya la empleamos en la Tarta de chocolate, naranja y nata, y que tomamos del libro de nuestra amiga Ana de Las Recetas de Mamá

INGREDIENTES.

Leche condensada, 150 g.
Mantequilla, 40 g.
Chocolate de cobertura*, 150 g.

*En esta ocasión empleamos "Chocolate Negro Cobertura Valor", pero en otras ocasiones hemos utilizado "Nestlé Postres" ya que ambos son sin gluten.

ELABORACIÓN:

Para realizar la cobertura, fundimos el chocolate al baño maría la mantequilla, añadimos la leche condensada y la mezclamos bien, hasta conseguir una crema compacta. 
Si vemos que está muy espesa, podemos añadir un poco de nata.




MONTAJE DE LA TARTA

Ana vez elaboradas todas las partes que componen esta tarta, llega el momento de montarla, y de decorarla, para que resulte atractiva a la vista, y rica al paladar. Dos cualidades importantes de cualquier elaboración culinaria.

INGREDIENTES

Almendras crudas laminadas.

Bizcochos  de soletilla sin gluten “Savoiardi de Schär”, 150 g. 

ELABORACIÓN:

Cortamos todos los bizcochos por la mitad, ya que así los emplearemos para decorar.

Como hemos indicado, tendremos la base de la tarta y las natillas ya solidificadas en un molde de base extraíble, sobre las natillas ponemos otra capa de bizcocho, sobre esta capa de bizcocho, extendemos la nata montada que deseemos.

Por otra parte, sobre el tercer bizcocho, y sin montar aún sobre la tarta, extendemos la cobertura de chocolate, y una vez extendida, lo colocamos sobre la nata sin presionar.

Ya tenemos las 5 capas de la tarta, formadas dentro del molde.

Desmoldamos, y con la ayuda de una espátula o “lengua de gato” extendemos la cobertura de chocolate por los laterales de la tarta, para así cubrir todo su perímetro.

Una vez recubierta toda la tarta, la colocamos sobre la bandeja en que la vamos a servir, y vamos colocando todos los trozos de bizcocho de soletilla en el costado, para así conseguir dar un aspecto bonito a la tarta.

Tras colocar todos los bizcochos, echamos sobre la superficie las almendras crudas laminadas, y habremos terminado la tarta.

Ahora solo queda cortarla, y esta tarta tiene una ventaja respecto a otras, ya que cada comensal deberá elegir los trozos de tarta contados por bizcochos, uno, dos…



Como siempre, esta tarta, pasará a formar parte de nuestra CARTA DE POSTRES SIN GLUTEN, en la que ya podréis encontrar 51 postres aptos para celíacos, y para chuparse los dedos.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...