domingo, 19 de junio de 2016

DecorAccion 2016, el Sol que ilumina el Barrio de Las Letras de Madrid #DecorAccion

Este año no hemos tenido mucho tiempo para pasear por las históricas y ambientadas calles del Barrio de las Letras de Madrid aprovechando la gran fiesta de la decoración del 8 al 14 de junio, y  que supone año tras año DecorAcción. Esa fiesta urbana, donde los interioristas decoran fachadas de establecimientos, dándole formas y colorido de lo más interesantes y sugestivos, aprovechando normalmente material reciclado o sencillo. Pero, también se realizan mercadillos al aire libre de distintas temáticas, aunque lamentablemtne a la hora que nosotros nos acercamos, los mercadillos ya habían cerrado, y el sol casi se estaba despidiendo.


Así, que tras un breve paseo desde el metro, nos situamos en el Palacio de Santoña, donde habían situado la Terraza Mahou, lo que permitía admirar la magestuosa entrada principal de este palacio recientemente rehabilitado, así como el lujo de su escalera y decoración.





Y tras sobrepasar esta zona de escalera - cerrada al público -, llegamos al patio interior. Un patio, muy bien decorado por el equipo de diseño de Mahou. Una terraza que no nos importaría encontrar siempre en este entorno, eso sí pudiendo disfrutar de una Mahou sin gluten y una buena tapa apta para celíacos.


Tras admirar este palacio, volvimos a caminar por la calle de las Huertas, hasta llegar a un espacio que siempre es bonito, siempre vivo, siempre verde como es El Jardín del Ángel. Un lugar que siempre visitamos, y que tiene un pasado muy ligado a la muerte, y a la Iglesia de San Sebastián, y os animamos a conocer su historia.


En este jardín, se encontraba el Espacio Solán de Cabras, colorista y muy curioso, ya que empleando sus conocidas botellas azules de agua como macetas de tiestos en todo el vallado, y una terraza muy especial para disfrutar de sus productos.


Y tras visitar estas dos esquinas tan especiales en la historia de Madrid, nos fuimos dejando llevar sin rumbo, por las distintas calles de este Barrio de Las Letras, admirando fachadas, escaparates y balcones, cada uno de ellos con un sello, con un diseño muy especial. Mientras tanto, el Sol, que era la temática de este año, se iba ocultando. Como una decoración de mar con sirena y sol, que tenía movimiento en una tienda de ropa.


También, los balcones - no muchos - engalanados para la ocasión. Y algún local, como esta farmacia, que nos trasladaba al campo de girasoles. esas llamativas flores amarillas, que siempre buscan el sol, y que hacían de esta esquina un lugar muy espacial.


Pero, además de estas intervenciones en fachadas, en espacios, en locales, y como existía un concurso de decoración de balcones, también había que mirar hacia arriba, y ver además de esos pequeños balcones, esas terrazas decoradas o áticos, aportando más vida a este barrio, pero sobre todo más color.


Fuimos parando ante distintas actuaciones realizadas por los decoradores, o por los particulares, y tras ver la playa en la confluencia de las calles Santa María con Moratin. Donde los clientes del Jazz Bar, podían disfrutar de la recreación de un chiringuito playero, animados por músicos, y en lugar del mar al fono, los árboles del Jardín Botánico.


Ya casi terminando nuestro recorrido, y la presencia del sol en estas calles, nos llamó la atención la fachada de una hamburguesería, que nos recordaba a esa de puntas de diamante que podemos observar en la Casa de los Picos (s. XV) de la ciudad de Segovia. Pero con la diferencia de que esta fachada estaba decorada por Nany Pérez y Cónica Estudio, con cajas de hamburguesas coloreadas, consiguiendo una bella composición para esta esquina de las calles Sta. María con Jesús, cambiando el color blanco, por una composición de colores llamativos, que aportaban vida a la esquian.


Para terminar nuestro caminar, nuestro paseo, nos sentamos en la Pza. Platería de Martinez, en unos sillones de IKEA, donde a pesar del calor de estos días, corría un poco de aire fresco, que hacía aún más agradable el final de este recorrido, y fuimos viendo algunas de las fotografías realizadas.


Madrid, y cualquier ciudad gana mucho con eventos como este, que aportan variedad, imaginación, diseño, color y vida a esas fachadas grises, de esas calles estrechas casi sin árboles. A esos balcones que se llenan de naturaleza en maceta, y de locura de diseño. La ciudades necesitan vida en la calle, vida en sus fachadas y ambiente para sus ciudadanos y visitantes que lo agradecemos.


Y también maniquies con cabeza coronada y pensando en la gastronomía - esperamos que sin gluten - junto a locales de toda la vida de este barrio que siempre ha tenido vida propia, y mucha historia.


Otras de las cosas que vimos - y fuerno muchas - unas bonitas pajaritas de papel, que nos recuerdan al gran Miguel de Unamuno, al que tanto le gustaba el arte de la papiroflexia.

Esperamos, el próximo año disponer de más tiempo, y venir a caminar por el Barrio de las Letras, por #DecorAccion2017 por la mañana, con más vida, más color y pudiendo disfrutar de los diversos mercadillos, y de las nuevas ideas de estos magníficos decoradores, interioristas, arquitectos... diseñadores.

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...