sábado, 1 de diciembre de 2012

CAMINANDO POR VILLALBA DE LA SIERRA Y LA SERRANÍA DE CUENCA. CAMPAMENTO BASE DE OTOÑO 2012


Desde el año 1998, una vez diagnosticada la enfermedad celíaca, y comenzada  la dieta sin gluten hacia un año, la anemia ferropénica fue desapareciendo y volvimos a coger fuerzas toda la familia, recuperando una vida normal, y comenzamos lo que denominamos “Campamentos Base de Otoño”, con un grupo de amigos. Un grupo ahora  reducido, pero que en sus inicios, en que nos acompañaban los hijos e hijas de distintas edades, así como otros amigos y amigas, llegamos a juntarnos casi cincuenta personas, cuando caminamos sin gluten, por el Valle del Roncal (Navarra), o por la Sierra de Gredos (Ávila). En los últimos años, este grupo lo formamos ocho personas, pero dado que continuamos dos de los fundadores, no se han perdido las ganas de compartir estos días entre amigos, y disfrutar del entorno.


Antes de llegar a la población de Villalba de la Sierra, situada al inicio de la Serranía de Cuenca, lugar elegido este año para instalar nuestro “Campamento Base de Otoño” en este poblado de casas del Salto de Villalba, disfrutamos de una luminosa mañana  paseando por las calles del casco histórico de la ciudad de Cuenca, y por supuesto las famosas “Casas Colgadas”, que son una de las atracciones turísticas de la ciudad.




Pero, además de esto, y gracias a la estupenda información que nos facilitaron unos grandes embajadores de Cuenca, como son nuestros amigos de Webos Fritos, caminamos por las Rondas apreciando cada rincón, y disfrutando de las maravillosas vistas de las hoces de los ríos Húecar y Júcar con sus colores otoñales.

Tras el grato paseo cultural y panorámico por la ciudad,  recorrimos las márgenes del río Júcar, durante aproximadamente 22 km, para llegar a la población de Villalba de la Sierra. Y es que este año, hemos tenido la oportunidad de alojarnos en unas edificaciones construidas en 1926 justo en el límite de la Serranía de Cuenca,  con el fin de albergar a la dirección del Salto de Villalba, y que han sido recientemente rehabilitadas, y puestas a la disposición de trabajadores de la actual propietaria de esta Central hidroeléctrica, y como algunos amigos trabajan en esta compañía, hemos podido disfrutar de este magnífico enclave,  de su entorno, de su naturaleza y de todo lo que nos ofrece esta zona. 


Ya en los apartamentos, bajo la mirada del “Ventano del diablo”, dejamos las cosas en los apartamentos, tomamos las mochilas y linternas, y comenzamos a caminar por la Ruta de los Baños. Una ruta, que comienza a pocos metros del Salto, y que se inicia atravesando un túnel bajo la pared rocosa que alberga el “Ventano del Diablo”, y todos pensamos: ¡Qué forma más bonita de adentrarse en la espectacularidad de los cañones u hoces del Júcar y la Serranía de Cuenca!


Continuamos nuestro caminar, por la senda, donde se aprecia claramente la presencia de jabalíes, pero ante todo, la belleza que nos rodea. Pasamos otro segundo túnel tallado en la roca, y continuamos nuestro camino. Ya en el tercer túnel (en el trazado hay que pasar cuatro túneles), decidimos dar la vuelta, ya que con el cambio horario, nos comenzaba a sorprender la noche, y decidimos ascender hacia el “Ventano del diablo”


Al día siguiente, nuestro propósito era visitar el famoso “Nacimiento del Río Cuervo”, y hacia allí emprendimos nuestros coches, aunque como esta año ha existido una gran sequía, el precioso enclave se encontraba casi seco, perdiendo toda  la espectacularidad que le caracteriza de los hilos e agua precipitándose en forma de cortina por los musgo que cubren la toba.


Aún así, realizamos el camino hacia el fondo del valle, ya que  el tiempo aun amenazando lluvia nos permitía aprovechar el día, y disfrutar del sendero.

Tras este caminar por el río cuervo, nos fuimos a la Laguna de Uña. Laguna natural y de gran belleza, situada entre paredes de color rojizo, donde sentimos la naturaleza que la rodea y se refleja en su espejo, y la tranquilidad que siempre nos aporta el observar una laguna con sus aguas quietas.


Esta laguna, además, es la que aporta agua a través de un canal hasta el Salto de Villalba, para generar energía eléctrica desde principios de siglo XX. Y ya echada la noche volvimos a nuestras casas, que se encuentran justo donde van estas aguas a través de un canal.


La lluvia comenzó a hacer presencia el día siguiente, pero eso no sería obstáculo para que realizáramos nuestra caminata entre las paredes del paraje geológico denominado “Los Callejones”, y que es una “Pequeña Ciudad Encantada”, muy próximo a la población de Las Majadas.


Recorrimos todo el sendero marcado, apreciando cada formación, en la que la imaginación nos hace imaginarnos formas. Pero ante todo, lo curioso, es cuando asciendes a la parte superior y contemplas este paraje desde arriba como una gran piedra más o menos lisa llena de hendiduras, por las  que antes hemos caminado unos metros más abajo.


Tras este caminar, y dado que la lluvia arreciaba, nos encaminamos por carretera a la población más alta de la provincia, que recibe el nombre de Vega del Codorno, donde curiosamente, no llovía, y nos adentrarnos en la gran cueva que preside los once barrios que forma este municipio, y desde donde se aprecia la belleza del valle.


Tras este caminar por la Cueva de la Vega del Codorno, y dado que la lluvia iba arreciando, nos tuvimos hacia Villalba de la Sierra a comer, y dado que nos había recomendado comer en el Hostal Restaurante El Bayo, es lo que hicimos, donde pudimos tomar un estupendo y sencillo menú del día, pero además sin gluten (ya os hablaremos de este restaurante).Luego, a comprar algo en Cárnicas Araceli, donde todas sus elaboraciones son también sin gluten, y de calidad. Y tras las compras, volvimos a las casas, con el fin de descansar un poco y esperar que pasara el chaparrón, viendo llover desde el porche.ç

Cuando paró un poco la lluvia, salimos a caminar por la zona, a disfrutar de ver el agua del río Júcar correr, y precipitarse en pequeños saltos, uno de ellos muy curioso, ya que visto de lejos ya era bonito, y pensábamos como tendría que ser una baño en estas aguas.


Pero si bonito era verlo desde el frente, más espectacular era ver estos pequeños saltos desde arriba, que es lo más parecido a un “Jacuzzi” natural ¿o no lo veis así?


También disfrutamos en estos días de ver increíbles setas de gran tamaño, que decoraban el suelo del bosque. Parece ser que se trataba de Amanita Blanca, pero dado que su sabor no es bueno y se puede confundir con otras especies venenosas, las dejamos decorando el bosque.


El último día de nuestra estancia, la lluvia tan escasa en los meses anteriores, tan necesaria para que esta Serranía de Cuenca, el Nacimiento del Río Cuervo, el Río Júcar, la Laguna de Uña, los manantiales y el bosque continúen con su vida con sus colores con esta belleza, no paró y las nubes bajaron cargadas de agua.


Aún con lluvia, disfrutamos de este paraje, de esta montaña y de estos cañones, pero tendremos que volver con mejor tiempo, para apreciar su belleza en primavera, así que  José, Miguel, Rosa, Pilar, Maribel y Antonio, ir pensando (si esta estafa que llaman crisis nos lo permite) en otra escapada a Villalba de la Sierra – Serranía de Cuenca, para primavera, y continuar caminando sin gluten por estos senderos, con otros colores, y sin lluvia.


"Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante"
 Paulo Coelho


LOS OTROS CAMPAMENTOS BASE DE OTOÑO:


1998 - Sallent de Gállego (Huesca - Pirineo Aragones)
1999 - Valdebaró (Picos de Europa - Cantabria)
2000 - El Guijo de Santa Barbara (Sierra de Gredos - Cáceres - Extramadura).
2001 - El Pueyo de Jaca (Valle de Tena - Huesca - Pirineo Aragones).
2002 - Urzaninki (Valle del Roncal - Navarra - Pirineo Navarro)
2003 - Ezcaray (Valle de Ezcaray - Logroño - La Rioja)
2004 - Navarredonda de Gredos (Sierra de Gredos - Ávila - Castilla y León).
2005 - Lekaroz (Valle de Baztán - Navarra - Pirineo Navarro)
2006 - Abejar (Sierra de la Demanda - Soria - Castillal y León)
2007 - Valle de Arán (Pirineo Catalan - Lerida - Cataluña)
2008 - Abioncillo de Calatañazor (Soria - Castilla y León)
2010- Montejo de la Vega de la Serrezuela (Segovia - Castilla y León)
2011 - Valle de Carranza y alrededores (Vizcaya, Burgos y Santander)



#escribimoslovivido

14 comentarios:

  1. Preciosas los paisajes que habéis disfrutado en este Campamento de Otoño, ademas de entrañable. Eso de que los grupos van disminuyendo llega cuando los hijos comienzan a volar y ya cuesta reorganizar fechas, jejejee. pero lo importante es el núcleo. Y ee veo que aun funciona.
    Cuanto me alegra lo bien que lo habéis pasado, estas salidas al campo dan vida.
    Bsss desde Almeria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos agrada ver que te gustan los paisajes, y lo entrañable que es para nosotros esta escapada anual. En la que como bien dices "dan vida" y recargamos las pilas.

      Sí, nuestros hijos comenzaron a volar hace tiempo, y el tema de las fechas siempre es complejo. De todas formas, este grupo continuará mientras nos queden fuerzas.

      Besotes

      Eliminar
  2. Impresionante!!! Aún con lluvia, merece la pena con creces!!
    Nosotros tenemos muchas ganas de conocer el nacimiento del río Cuervo... Evidentemente, te copio todas las rutas, porque desconocía el "jacuzzi", me ha encantado. Gracias por compartir estas rutas

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, aún con lluvia, si que merece la pena caminar por esta Serranía de Cuenca.

      No solo puedes copiar la ruta, sino que podríamos intentar caminar juntos por esta zona ¿vale?. Respecto al "jacuzzi", está en una zona que no se permite el baño.

      Besotes

      Eliminar
  3. Ha sido muy emocionante para mi leer vuestra entrada de hoy, porque he recordado todos esos parajes donde también he pasado, nosotros estuvimos en Uña y gracias a que tenemos un buen amigo en Cuenca conocimos muchos rincones de su Serranía a través de largas caminatas. También cuando visitamos el nacimiento del río Cuervo fue un año muy seco y había muy poca agua. He visto Cuenca en verano, otoño e invierno, solo me queda la primavera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos comentaste que conocías esta zona, y nos alegramos de que te haya resulatado emocionante el volver a recordar vuestras andanzas por Uña y la Serranía de Cuenca.

      Nosotros hacía tiempo que no veníamos por Cuenca y su Serranía, pero como tú, tendremos que volver en primavera.

      Besotes

      Eliminar
  4. Qué ruta más interesante. Las fotos son geniales y da una envidia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una ruta interesante y bonita, y como siempre aunque las fotos te gusten, la realidad las supera.

      Besotes y abrazos

      Eliminar
  5. HOLA AMIGOS, QUÉ MARAVILLA DE LUGARES, CÓMO ME GUSTA EL OTOÑO, MI ESTACIÓN FAVORITA, ESPECIAL PARA ESTAS LARGAS CAMINATAS PARA PONERNOS EN CONTACTO INTENSO CON LA NATURALEZA. ME ALEGRO QUE HAYAN PODIDO DISFRUTAR DE TAN BELLA EXPERIENCIA. BESITOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vemos que como a nosotros el Otoño es una estación que te gusta, para caminar, para entrar en contacto con esa naturaleza llena de colores ocres y brillantes. Gracias por alegrarte por nosotros, como nosotros nos alegramos de saber que tu además de rescatar recetas, caminas por La Patagonia Chilena.

      Besotes

      Eliminar
  6. Muy bonitas las fotos, la explicación y los sitios que pudimos ver. Confirmo todo lo que dice Victor. Un componente de la ecpedición.
    Y lo que dices de la estafa (crisis), deseo que se acabe pronto, pero tocará luchar.
    Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre amigos Pîlar y Miguel, es un placer caminar junto a vosotros por este y por todos los lugares que ya hemos visitado y los que nos quedan por visitar.

      Respecto al tema de la estafa/crisis, compartimos la opinión contigo, es necesario salir de ella, y que no nos tomen más el pelo.

      Besotes y abrazos.

      Eliminar
  7. Tarde pero seguro, he podido deleitarme con tu narrativa.

    Gracias compañero, ya seguiremos con la tradición un año más.

    Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Antonio, por compartir esta historia, y todas las que hemos vivido en los Campamentos Base de Otoño.

      Besotes y abrazos.

      Eliminar

Dada la proliferación de comentarios anónimos y con enlaces a anuncios, hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...