domingo, 11 de noviembre de 2007

OTOÑO... TIEMPO DE MEMBRILLOS

Aunque este otoño que vivimos no parece serlo, ya que principalmente no llueve como tendría que llover, es el tiempo de recolectar muchos frutos y bayas, y entre ellos se encuentra el membrillo.

El membrillo, es un fruto muy popular en España, y que durante mucho tiempo se ha utilizado además para dar olor a los armarios. Es de la misma familia que la pera y la manzana, pero su pulpa es más dura y aromática, y normalmente se prepara con el la llamada carne de membrillo o dulce de membrillo.

Así que como un amigo nuestro llamado Jorge, tiene un buen ejemplar de membrillero en la entrada a su casa y todos los años le surte de una buena cosecha, este año nos regaló unos cuantos ejemplares, para que probáramos a realizar dulce de membrillo.

DULCE DE MEMBRILLO.

La receta básica, es la que viene en el libro de Thermomix, pero nosotros le hemos añadido un ingrediente más, que es el licor de ron miel canario, que le da un sabor especial.





INGREDIENTES:

 Membrillo sin pelar y sin pepitas, 500 g.
 Limón, bien pelado y sin pepitas, 1 ud.
 Azúcar, 500 g.
 Licor de Ron miel, unas gotas.

 
PREPARACION:

Valiéndonos de un cepillo, despojamos a los membrillos de esa pelusilla que les caracteriza (fotografía de la cesta). Los lavamos bien y los secamos, quedando con un lustre de amarillo fuerte (fotografía superior).

Sin pelar, troceamos los frutos, eliminando la zona central que está más dura y las pepitas.

Ponemos la báscula de la Thermomix, y vamos añadiendo los trozos hasta alcanzar los 500 g. Una vez conseguido el peso, añadimos el mismo peso de azúcar.

Lavamos el limón, lo pelamos eliminando toda la zona blanca y las pepitas, y lo añadimos al vaso de la Thermomix.

Tapamos el vaso, programamos 30 segundos a velocidad 6. Posteriormente retiramos la tapa y bajamos con la espátula todo lo que haya quedado en las paredes y programamos 30 minutos, temperatura 100 ºC y velocidad 5. Cuando falten aproximadamente 10 minutos para terminar, quitamos el cubilete del bocal y añadimos unas gotas de “Ron miel” y no volvemos a poner el cubilete para así facilitar la evaporación y que se caramelice el membrillo.

La crema que se nos ha formado, la echamos en los recipientes elegidos, que pueden ser de distintas formas y preferiblemente de cristal, dada la elevada temperatura de la mezcla y lo dejamos enfriar en un lugar fresco.

Si la cantidad de membrillo que tenemos es elevada, y si además queremos quedar bien con la persona que nos ha regalado los frutos o con algún otro familiar o amigo, podemos envolver el membrillo ya frío en papel film transparente y darle una buena presentación. Es un buen regalo no comercial.


Ahora, nos queda preparar este dulce de membrillo sin azúcar para nuestros familiares diabéticos.

 #escribimoslovivido


ACTUALIZACION 2011:

Por si os interesa, hemos adaptado esta receta aportandola otra textura e incluyendo jarabe de arándanos:

CREMA DE MEMBRILLOS CON JARABE DE ARÁNDANOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...