domingo, 27 de noviembre de 2011

CREMA DE MEMBRILLOS CON JARABE DE ARÁNDANOS (SIN GLUTEN)

En estas fechas otoñales, el membrillo es una de las frutas de temporada o Tiempo de membrillos. Así, que como bien siendo habitual en casa, preparamos Dulce de Membrillo, pero cada año vamos cambiando ingredientes que a además de aportar otro sabor, también nos permitan crear otra textura, ya que nosotros lo empleamos para desayunar con tostadas de Pan de molde sin gluten y sin lactosa o unas rebanadas de Pan de Castañas con pacharán navarro

En esta ocasión, hemos conseguido un membrillo con un bonito color, cremoso, fácil de untar y delicioso.


Para prepáralo, empleamos nuestro robot de cocina (Thermomix), ya que nos facilita la elaboración, pero se puede también preparar en una olla.







INGREDIENTES:

 Membrillo sin pelar y sin pepitas, 500 g.
 Limón, bien pelado y sin pepitas, 1 ud.
 Azúcar, 400 g.
 Cerezas o Arándanos desecados, 90 g.
 Jarabe de arándanos*, 50 ml

*También llamada “Bebida concentrada de arándanos” o “Blueberry drink concentrate” (Hafi, Swedish) del IKEA.





ELABORACIÓN CON THERMOMIX:

Limpiamos bien la pelusilla que posee la cascara de los membrillos, con un cepillo de nylon. Los lavamos bien y los secamos, quedando con un lustre de amarillo fuerte y brillante.

Sin pelarlos, troceamos los frutos, eliminando la zona central que está más dura y las pepitas.

Ponemos la báscula de la Thermomix, y vamos añadiendo los trozos hasta alcanzar los 500 g. Una vez conseguido el peso, añadimos el azúcar.

Lavamos el limón, lo pelamos o rallamos y añadimos al vaso. Continuamos pelando el limón, eliminando toda la zona blanca y las pepitas, y añadimos el resto al vaso de la Thermomix.

Tapamos el vaso, programamos 30 segundos a velocidad 6. Posteriormente retiramos la tapa y bajamos con la espátula todo lo que haya quedado en las paredes y programamos 30 minutos, temperatura 100 ºC y velocidad 5. Cuando falten aproximadamente 10 minutos para terminar, quitamos el cubilete del bocal y añadimos el jarabe de arándanos y ponemos el cubilete para evitar la evaporación y que se caramelice más el membrillo.


ELABORACIÓN TRADICIONAL:

Limpiamos bien la pelusilla que posee la cascara de los membrillos, con un cepillo de nylon. Los lavamos bien y los secamos, quedando con un lustre de amarillo fuerte y brillante.

Sin pelarlos, troceamos los frutos, eliminando la zona central que está más dura y las pepitas.

Ponemos poco a poco los trozos sobre el plato de la báscula hasta alcanzar los 500 g.

Introducimos estos trozos en una batidora o robot de cocina potente.

Lavamos el limón, lo pelamos o rallamos y lo introducimos en el vaso del robot de cocina o batidora potente. Continuamos pelando el limón, eliminando toda la zona blanca y las pepitas, y añadimos el resto al vaso de la batidora o robot de cocina.

Trituramos los ingredientes hasta conseguir un puré, que volcamos en una olla puesta a calentar.

A continuación, pesamos el azúcar y lo añadimos al puré de membrillo.

Mezclamos el azúcar con el puré, y no dejamos de mover la mezcla durante unos 30 minutos. Transcurrido este tiempo, echamos el jarabe de arándanos.

Este método de elaboración, conlleva además de estar todo el tiempo moviendo la mezcla para evitar que se queme, que al ser una olla abierta, la evaporación haga que la textura sea más compacta.



CONSERVACIÓN:

La crema de color rojizo que se nos ha formado, la echamos en los recipientes elegidos (“tuper” o botes de cristal hervidos para conservarlo como hacemos con las mermeladas). Dada la elevada temperatura de la crema es preferible emplear recipientes de cristal.

Lo dejamos enfriar en lugar fresco, y si no lo hemos preparado como conserva, una vez frío lo conservamos en el frigorífico...


Como siempre,y dado que esta crema, además de emplearla en nuestros desayunos, se puede emplear para otras elaboraciones culinarias, pasará a formar parate de nuestra Carta de Postres Sin Gluten.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...