jueves, 9 de agosto de 2012

TARTA DE QUESO, ELABORADA EN FRÍO (SIN HORNO Y SIN GUTEN))


Esta es una riquísima tarta, fácil de hacer y que en estos días de calor veraniego, lo que menos apetece es meterse en la cocina y encender el horno, a no ser que nos queramos dar una sauna, Por eso, poder disfrutar de buenos productos y elaborar postres en frío es un placer.



En esta tarta, hemos querido probar los productos de origen gallego de Quescrem Selección y en particular su QUESO CREMA SABOR NATURAL QUESCREM . Además, un queso apto para celíacos y etiquetado “sin gluten”.


También, y aunque no ha sido nuestra primera experiencia con este producto, queríamos probar como quedaba la tarta al emplear en lugar de gelatina, Agar-agar, en particular de la marca Pronagar en polvo.

La verdad, es que la prueba ha sido más que satisfactoria, ya que nos ha gustado su sabor natural, su textura, su cremosidad. El resultado de la tarta, ha sido increíble, ya que además es una receta sencilla, y rápida, que enamorará a todos los amantes del queso y de las tartas de queso (que hay muchos), no es una tarta pesada, pero si muy sabrosa.

Además, es una receta que podemos preparar en nuestro apartamento o casa de vacaciones, y sorprender a todos, ya que no necesitamos grandes cosas para realizarla.

No hemos querido sobrecargarla con adornos excesivos, ya que lo que queríamos era degustar el queso, pero una vez probado, os podemos decir que admite cualquier acabado, ya que siempre predominará el excelente sabor y textura.



INGREDIENTES:

- Queso crema  natural “Quescrem”, 500 g.
- Galletas sin gluten “Siro”, 200 g.
- Mantequilla, 75 g.
- Almendras molidas, 100 gr.
- Azúcar, 100 gr.
- Ralladura de un limón (Para elaboración y decoración)
- Licor “Cointreau”, 2 cucharadas.
- Agua, 100 ml.
- Zumo de limón, 60 ml.
- Agar-agar “Pronagar”, 3 cucharaditas de café (3 g)
- Almendra cruda fileteada.
- Arándanos deshidratados.
- Jarabe de arándanos.



ELABORACIÓN:

Comenzamos poniendo las galletas en un bol de batidora, añadimos la mantequilla y trituramos.

Extendemos la masa obtenida de galletas y mantequilla sobre la base de un molde de tartas desmontable de diámetro 23 cm.

En un bol grande ( o si tenemos Thermomix en el vaso), ponemos el queso crema natural “Quescrem”, el licor “Cointreau”, la mitad de la ralladura del limón, las almendras molidas, el azúcar, y batimos hasta que obtengamos una  crema.

Mientras, ponemos el agua en un cazo, el zumo del limón y espolvoreamos en forma de lluvia el Agar-agar “Pronagar”, lo removemos y los llevamos al fuego. Continuamos moviéndolo hasta llevar a la ebullición, y continuamos un poco removiendo.

Añadimos la mezcla obtenido en el cazo sobre el queso, y batimos todo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Extendemos esta crema de queso, sobre la base de galletas. Alisamos un poco la superficie con ayuda de una espátula o cuchillo.

Introducimos en el frigorífico como mínimo una hora.

Esta tarta, también se puede congelar y disfrutar de ellas cuando deseemos.

Cuando pase este tiempo, la decoramos como deseemos. En nuestro caso hemos empleado los arándanos hidratados en jarabe de arándanos, los hilos de ralladura de limón, unas almendras laminadas y las esferificaciones de sandía.



NOTA:

Si la tarta la hacemos en una temporada en la que no nos importe encender el horno, una vez puestas las galletas aplastadas con las mantequilla, la metemos en el horno, para que se tuesten un poco y sean más crujientes.

Como siempre, esta receta ampliará nuestra CARTA DE POSTRES SIN GLUTEN.

¡Buen provecho!

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...