sábado, 7 de junio de 2008

BRAOJOS: MUSICA, TRADICIONES… Y AMIGOS.

Hace años, cuando no existían las autovías, o las autopistas, al desplazarnos en automóvil, viajábamos pasando por poblaciones, en las que parábamos, y que muchas veces conocíamos gracias al detenernos en ellas. Después con las autovías y las autopistas, a no ser que queramos ver alguna en particular, lo que solemos hacer, es atravesar el país deteniéndonos en las estaciones de servicio, ya que faltan verdadera áreas de servicio. Pero, siempre, han existido pueblos por los que la carretera no pasa, sino que termina, y este es el caso de Braojos, un pueblo al que se va, no se pasa, y donde nuestro coche ha descansado algunas veces, para comenzar el caminar. Eso es lo que nosotros hacemos algunas veces, pero este sábado gracias a la invitación de nuestros amigos Pepa y Julio, hemos ido, para disfrutar de sus fiestas y de las “IX JORNADAS DE MÚSICA Y TRADICIONES”.
Braojos de la Sierra, es un pueblo que se encuentra a una altitud de 1.192 metros, en la conocida como Sierra Norte Madrileña. Esta población, que pasó a pertenecer a la provincia de Madrid en 1.833, y que de siempre, cuando no existían carreteras, era paso obligado entre la submesetas del norte y del sur a través del denominado “Camino de Francia”.



Pues en esta población con arraigadas tradiciones, el pasado sábado 31 de mayo, entre nubes grises y negras, que amenazaban y descargaban grandes chubascos, acompañados de truenos y rayos, pudimos disfrutar de un día especial. Sí, un día especial, un día de reencuentro con amigos y conocidos que hacía mucho tiempo que no veíamos. Pero también, y gracias al grupo responsable de organizar estos festejos, pudimos admirar antiguas tradiciones como el esquilado con tijera de ovejas, la elaboración de la lana con una antigua rueca, o como se saca la seda de los capullos de los gusanos de seda.


También pudimos admirar y participar en juegos de siempre, realizar trabajos en barro, cestería, jabones, tejer con mimbre, realizar flautas y zambombas, reciclado de papel y hasta ver como se forja a base de fuego y martillo sobre el yunque las piezas de metal.



Pero estas fiestas son participativas y como por la mañana el tiempo se portó más o menos bien, nos permitió degustar en cuenco de barro, un típico plato de patatas con costillas, que prepararon en un gran olla… y de postre melón y sandia, que ofrecieron a vecinos y visitantes totalmente gratis. Además, este sabroso plato, pudo ser degustado por todos, ya que estaba realizado con productos naturales totalmente exentos de gluten… ¡Gracias Félix, Mari Sol y resto de organizadores!.
La lastima, fue que una vez terminada la comida, que degustamos el gran grupo de amigos en el salón de la casa de nuestros magníficos amigos Pepa y Julio, así como el postre y los dulces, y cuando nos encontrábamos en la plaza para el baile y la actuación de “OS ARMADANZAS DE LARAÑO”, el GRUPO DE JOTAS DE BRAOJOS y la charanga “VAI DE RODA RIANXO”, comenzó a tronar y a llover como si no lo hubiera hecho nunca, por lo que volvimos a la “Casa del roble retorcido”, donde sus dueños siempre acogen a sus amigos, y donde realmente tenemos la sensación de encontrarnos como en casa… así que la lluvia, hizo que disfrutáramos de una tarde de “darle a la hebra”, de recordar momentos pasado, de compartir risas con las ocurrencias de Tomas. De ver como Alba nos contaba sus experiencias de joven embarazada y mientras que Norber (futura abuela) “se la caía la baba”. Como después, nos volvimos a reunir alrededor de las dos grandes mesas y compartimos la cena, en la que cada uno aportó distintos cosas para degustar... ¡Muchas gracias Pepa, Julio y amigos!


Tras la cena, y con una temperatura fría para la época (6º C), fuimos a la iglesia de San Vicente Mártir (1601 – 1610), en lo más alto del pueblo, y después de atravesar las grandes puertas originales realizadas en roble, nos sentamos junto a al “Altar del Ángel”, que según nos informaron, están atribuidas a Pedro de Berruguete “El Viejo”. Pero, el entrar a la iglesia a las 22: 30 horas, no era para asistir a una misa, sino para ver como delante del retablo de la escuela de Churriguera del Altar Mayor, y junto a las imágenes de San Vicente Mártir, San Esteban y San Lorenzo, nos íbamos a deleitar escuchando las magníficas canciones de ELISEO PARRA cantando a AGAPITO MARAZUELA, y a JAVIER PARXARIÑO CON “OUJROBOROS”… ¡gracias a las autoridades eclesiásticas, por ceder la iglesia para este acontecimiento!

Y así, escuchando la magnifica voz de ELISEO PARRA, acompañándose con la música de la guitarra acústica, la sartén, el dedal, almirez, el pandero cuadrado, la pandereta… Luego, cambiamos de melodías, y JAVIER PARXARIÑO CON “OUJROBOROS”, nos trasportaron a través de las músicas del mundo, con los magníficos sonidos de distintas instrumentos de viento, percusión, bajo, y órgano… Y además, en dos de las canciones junto a ELISEO PARRA. Así pasamos de mayo a junio, envueltos en buena música y mejores cantares.


Damos las gracias a todas las personas que componen el grupo “BRAOJOS TRADIONAL”, ya que año a año se superan, a los amigos con los que compartimos estas fiestas, y con los que esperamos compartir muchos más días y por supuesto a Pepa y Julio, que nos hicieron conocer este “pueblo del final de la carretera” y a esos amigos estupendos… Ahora, a caminar, a subir al Puerto de la Peña Quemada, a realizar viajes, encuentros con los amigos, mientras esperamos la celebración de las X JORNADAS DE MUSICA Y TRADICIONES, donde podría caber la música de ANA ALCAIDE, o volver a escuchar a MAYALDE 

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...