viernes, 8 de mayo de 2015

Tarta de nata, crema de trufa, cobertura de chocolate, con bizcocho genovés al brandy #singluten.

Esta es una de las elaboraciones reposteras que hemos realizado con la Plancha de bizcocho genovés. Y os aseguramos que a todos los que probaron esta tarta, salieron encantados de su sabor y textura. Y es que las capas de bizcocho genovés, nata, moca y cobertura de chocolate, hacen de esta tarta un exquisito bocado. Una tarta sencilla, que puede ser el broche a una buena celebración, ya sea degustada a temperatura ambiente o fría.



Sí, esta tarta admite ser congelada, lo que también la hace fácil de transportar y de tomar con tiempo caluroso.



En esta ocasión, además hemos probado un cacao apto para celíacos y diabéticos de Pedro Mayo, una empresa que lleva el sello de calidad de Reyno Gourmet (Navarra), y que está apostando por el Colectivo Celíaco, y que conocimos en el último Salón del Gourmet.



INGREDIENTES:

Plancha de bizcocho genovés
Nata para montar 35% MG, 500 ml. (1)
Cacao puro 100% en polvo de Pedro Mayo, 15 g.
Azúcar moreno, 125 g
Agua,  500 ml
Brandy “Angelus” de Cardenal Mendoza, 10 ml  (2)
Chocolate cobertura de Nestle Postres, 
Margarina,    g (1)

NOTAS:

1.- Si se desea hacer apto para intolerantes a la lactosa, cambiar esta nata por una vegetal para montar, que por suerte ya existen de buena calidad en el mercado. Así como la margarina por una sin lactosa.

2.- Si es para niños, cambiar por una bebida sin alcohol como fresa, mora o melocotón.



ELABORACION:



BIZCOCHO:

La plancha de bizcocho genovés la realizamos el día anterior, según os expusimos en la entrada:


Y una vez fría, y como la bandeja de horno de 60 cm, tiene una medida aproximada de 33 cm, la cortamos en tres tiras de 11 cm cada una.



ALMIBAR AL BRANDY:

Mezclamos el agua con el azúcar moreno en un cazo y lo ponemos al fuego. Lo movemos con una cuchara hasta que llegue a ebullición y retiramos.

Cuando la mezcla ya está templada, añadimos el brandy, y reservamos.

NATA MONTADA:

Se puede comprar ya montada, pero como os hemos comentado en otras ocasiones, a nosotros nos gusta montarla en la Thermomix (TM 31), tal y como os expusimos en, pero con las cantidades de 500 ml de nata y 125 gramos de azúcar moreno.


Una vez montada la nata, retiramos aproximadamente la mitad, y la reservamos en el frigorífico. Y con la parte que nos queda en el vaso, hacemos:

CREMA DE TRUFA:

Aunque también publicamos en su momento como elaborar esta crema:


Hemos cambiado el tipo de chocolate que empleamos, y aprovechamos la nata montada con anterioridad, ya que aprovechamos la mitad que hemos dejado en el vaso de la Thermomix, y lo único que hacemos es ponerla en velocidad “cuchara”, añadiendo por el “bocal” poco a poco el cacao puro en polvo, hasta conseguir una mezcla homogénea.

COBERTURA DE CHOCOLATE:

Lo podemos realizar mediante el método del “Baño María” o en la Thermomix. En esta ocasión, nosotros lo hicimos al “Baño María”,  y después de realizar el montaje de las capas de la tarta, con el fin de que tuviera buena textura y temperatura para poder extenderlo.

Así que ponemos un cazo con agua a calentar, e introducimos otro donde ponemos todo el chocolate troceado, e la margarina.

Con una cuchara vamos moviéndolo continuamente, hasta conseguir que el chocolate se deshaga, y forme una crema homogénea con la margarina.

MONTAJE:

Ya tenemos elaborada la plancha de bizcocho genovés,  el almibar al brandy, la nata montada y la crema de trufa. Así que solo nos queda el montaje, y la cobertura de chocolate.

Cortamos la plancha de bizcocho en los trozos de 11 cm de anchura. y ponemos uno sobre la bandeja la primera capa de bizcocho y lo humedecemos o “emborrachamos” con un tercio del almíbar.



Sobre esta capa ponemos la nata montada y la extendemos por toda la superficie, y manteniendo un espesor similar.

Colocamos sobre la nata la segunda plancha de bizcocho genovés, y volvemos a humedecerlo con la misma cantidad de almibar.

Una vez realizada la operación anterior, extendemos la crema de trufa sobre todo el bizcocho.

Para terminar las capas, colocamos la última plancha de bizcocho y lo emborrachamos.



Y como tendremos que hacer la cobertura de chocolate, la metemos en el frigorífico a que repose.

Mientras reposa y enfría la tarta en el frigo, hacemos la cobertura de chocolate al “Baño María” o en Thermomix, y con el chocolate caliente bañamos toda la superficie y los laterales a nuestro gusto, valiéndonos de una espátula de repostería para extenderlo, o con una “lengua de gato”, a nuestro gusto.


Esta tarta no tiene un acabado perfecto, alisado, igual por todos sus lados… pero es que no somos reposteros, y nos gusta ver que es una tarta artesana sin gluten. Eso sí, estaba deliciosa, y muy buena para celebrar unos años tan estupendos.


Eso sí, os animamos a que la elaboréis en vuestras casas y nos digáis que os parece.


Esta receta pasará a formar parte de nuestra Carta de Postres Sin Gluten, donde ya tenemos muchos postres aptos para celíacos y algunos también sin lactosa.

#escribimoslovivido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...