domingo, 21 de abril de 2019

Caminando por La Pedriza de Manzanares recordando los estupendos momentos vividos junto a amigos y amigas entre estas rocas graníticas.

El otro día compartíamos en Twitter: Hoy toca volver a la Escuela. Pero no a una con libros, sino la Escuela de Escalada del Parque Natural del Guadarrama. Aunque ahora a caminar y admirar riscos como “El Pájaro” que hace muchos años escalamos por la Vía Este y otras. Y es que para nosotros, y sobre todo para uno de nosotros, es volver a ese lugar donde se vivieron momentos inolvidables. Momentos de amistad, de compañerismo, de cordadas, de sueños, de peligros, de naturaleza, de noches haciendo vivac, de tantas cosas. Y es que para muchos amantes de la montaña de nuestra generación, estas paredes rocosas supusieron una zona de escapada de la ciudad, de lo establecido y controlado, para poder ser nosotros mismos y disfrutar junto a nuestras amigas y amigos.

PEDRIZA DESDE EL COLLADO DE QUEBRANTAHERRADURAS

El pasado martes, al caminar como hacemos de vez en cuanto por estos caminos, nos invadieron una serie de recuerdos, de esos amigos y amigas, de esos momentos vividos y de cómo casi sin materiales, aún con nuestras botas rígidas o las “cletas” escalábamos por esas placas de granito, donde la única sujeción en muchos momentos es la adherencia de la suela de la bota a las irregularidades de la roca. Luego, aparecieron los “pies de gato”, esas “zapatillas de bailarina” que permitían adherirse a cada irregularidad, y con las que se consiguieron escaladas impresionantes.


En la colección de El Pais-Aguilar: Guías con encanto, publicaron en 1997 un especial sobre "Parajes con encanto", donde definian a La Pedriza del Manznares como: "Complejo laberinto de rocas que componen uno de los canchales graníticos más excepcionales de la geografía española".

VISTA DEL YELMO DE LA PEDRIZA DEL MANZANARES MADRID

Aunque no os guste la escalada, y solo os guste la naturaleza, no podéis dejar de caminar entre estos riscos graníticos, admirando este paisaje único y distinto con toda seguridad a todo lo que en montaña habéis visitado. Para ello, si vais desde Madrid, tenéis que llegar a la población madrileña de Manzanares El Real, donde según nos acercamos os encontrareis con el impresionante Castillo de Manzanares o de los Mendozas. Ya que la construcción la comenzó en el siglo XV, D. Diego Hurtado de Mendoza (I Duque del Infantado), y lo termino su hijo Iñigo Lopez de Mendoza. 

CASTILLO DE MANZANARES EL REAL O DE LOS MENDOZA

El castillo se puede visitar en distintos horarios, y merece la pena hacerlo. Así que si vais con tiempo, os animamos a entrar un poco en la historia de este lugar tan especial. Y también paseara por las calles de la población de Manzanares el Real, un pueblo que según nuestra opinión se olvido de que durante muchos años los ingresos venían de esos "Guarros del macuto" que visitábamos la montaña, y que dejábamos ingresos en la población. Tanto es así que un bar restaurante hoy en ruinas, gano dinero gracias a muchas cervezas que nos tomábamos mientras esperábamos los autocares para Madrid, y que cuando lo reformó, nos prohibió entrar con macutos (hoy llamadas mochilas).

Y es que esta población, se ha preocupado más de la especulación urbanística, que de poner en valor todas esas grandes figuras de la escalada que ha pasado por La Pedriza, y está claro que si la gestión hubiera sido distinta, ahora existiría un museo con imágenes, vídeos, evolución del material de escalada y muchas más cosas desde los inicios de la escalada en esta vías de La Pedriza.


Y además de esas personas importantes en la escalada, de muchos acontecimientos ocurridos entre estas paredes, así como historias que nos podrían contar los guardas del Refugio Giner de los Rios, entre ellos nuestro amigo José Hernandez "Lenon", que en las siguientes imágenes le vemos en dos épocas distintas escalando. Una de ellas asegurando al compañero d cordada, y la otra en la cima en el Risco de Mataelvicial.

ESCALADOR JOSE HERNANDEZ "LENON" EN LA PEDRIZA

O una mujer conocida como "La Fifi" que nos facilitaba el recorrido desde Manzanares el Real hasta "Casa Julian" y posteriormente durante años hasta "Canto Cochino". Cuya vida para los que la conocimos y pudimos conversar con ella fue muy interesante. Además, Fidela Fernandez de Velasco Peréz "La Fifi", fue vecina de Manzanares el Real. 

Y por supuesto, en ese museo, no podría faltar el documental: "La conquista del Pajaro". Un documental rodado el 12 de junio de 1984 con personajes caracterizados de la época de la conquista de El Pajaro realizada en 1916. Un documental extraordinario dirigido por Ángel García Olvera, teniendo como ayudante de realización a Carlos Quero, y como cámaras a Juan Carlos Rodríguez, ayudante de cámara Salvador Bolaños y el montaje corrió a cargo de Ángel Spin. En el se recrea a los personajes legendarios del alpinismo español: Zabala, Bellido, Meliá, Schachtzadel y Tinoco en plena conquista de este risco de La Pedriza en 1916. Y todos los personajes son amigos y amigas nuestras, que se vistieron para rodar este documental, y permitirnos un recuerdo para Carlos "Cabrini" que nos ha dejado este año, y que en la imagen de la película posa con su sombrero, chaleco y reloj de bolsillo.

DOCUMENTAL LA CONQUISTA DEL PAJARO

Y hablando de esos tiempos de juventud, de esos mal etiquetados "guarros del macuto", nos hemos acordado de algunas fotos en blanco y negro, como esta realizada por Antonio Molina en la que estoy con mi compañero de cordada Goyo Alonso, una vez realizada en 1974 a Vía Higinios de El Yelmo, y como veréis en esa época escalábamos con botas duras o con cletas, anudados directamente a la cueda con un nudo de "as de guias", aún no teníamos budriel o arnés de escalada, y los mosquetones eran de hierro, empleabamos buriles (tornillos), clavos de hierro, mazastacos de madera con drizas, estribos que nos fabricábamos nosotros mismos... pero si unos pesados cascos AGV.



Poco tiempo después, los materiales de escalada evolucionaron muy rápidamente con la llegada de los "pies de gato", los mosquetones de aluminio, el arnés de cintura y con posterioridad el arnés , cuerpo entero, los friends, microfiends, fisureros, empotradores... Ya no andábamos y escalábamos con las mismas botas, las "pies de gato" se llevaban bien guardadas. Y esto lo podéis ver en la siguiente fotografía en La Pedriza, del compañero de Víctor desde párvulos en el colegio, amigo desde pequeños, compañeros de clase y montaña: José Arias, que aún continua escalando grandes paredes con la misma ilusión y destreza de cuando eramos unos chavales.

ARIAS EN LA PEDRIZA EN LOS AÑOS 70

Y es que desde la primera visita que uno de nosotros hizo a estas paredes, fue su escuela de escalada y de mucho más, como el amor por la naturaleza, la fotografía... Y como veréis en la siguiente copia de una diapositiva de 1975, las rocas no han cambiado, los que hemos cambiado somos nosotros, que en esa época la parte masculina de este blog, tenía pelo y la barba sin una cana. Pero claro, solo tenía 18 años.


Por eso, volver a caminar por La Pedriza, es caminar entre los muchos recuerdos buenos y malos vividos entre estas rocas. Pero ahora, sin "La Fifi", sin poder acampar en ella, con bastantes años más y con Regulación de acceso a La Pedriza. Por lo que tenemos que pensar los días en que caminar por sus sendas, como hicimos la semana pasada tras la barrera de acceso, para disfrutar de la naturaleza, y de las vista de estas formaciones rocosas desde el Collado de Quebrantaherraduras.

COLLADO DE QUEBRANTAHERRADURAS LA PEDRIZA

Pudimos dejar el coche un momento aparcado, y tomamos un sendero hasta llegar al Mirador de Quebrantaherraduras, para apreciar y valorar la belleza tan dura y especial de este territorio del granito. Y desde donde hicimos varias fotografías con el teleobjetivo, como esta de la zona del Cancho de los Muertos

RISCOS DEL CANCHO DE LOS MUERTOS LA PEDRIZA

También una pared que siempre llama la atención, por su forma, por su inclinación, y que en los comienzos en esta escuela de escalada, era de los primeros lugares en que escalábamos para probar esa forma tan especial de escalar y que como en casi ningún sitio se realiza en estas paredes: La adherencia de la suela de la bota al granito. Y este risco se llama Peña Sirio.

RISCO DE PEÑA SIRIO Y LAS BUITRERAS AL FONDO EN LA PEDRIZA

Y al final del circo rocoso de La Pedriza, nos encontramos con Las Torres, con una altura de 2009 m, que parecen ser los dedos de una mano que salen hacia las alturas.


Y no podía faltar otra fotografía al más representante risco de La Pedriza, como es El Yelmo (1711 m), que se puede divisar desde Madrid. Y si os interesa conocer más sobre esta zona, podéis leer la publicación del Instituto Geológico y Minero de España: Pico y Macizo del Yelmo en la Pedriza de Manzanares donde además podreis ver un buen plano de toda la zona.

LAS TORRES DE LA PEDRIZA DEL MANZANARES MADRID

Continuamos por la carretera hasta llegar al aparcamiento de Canto Cochino, donde aparcamos definitivamente el coche, desde allí, nos colgamos a la espalda las mochilas y bajamos hacia el río Manzanares, que a los pocos kilómetros de su nacimiento siempre esta trasparente y bello, antes de pasar por ninguna población.

RIO MANZANARES JUNTO A CANTO COCHINO EN LA PEDRIZA DE MANZANARE

Una vez cruzado el puente sobre el río, junto a las antiguas casas forestales, tomamos el camino ascendente hacia la izquierda, y nos encontramos con un poste de cruce de caminos, donde tenemos que decidir que recorrido realizar.


Nosotros tomamos la dirección al Refugio Giner de los Ríos y Collado de la Dehesilla, por la conocida como "La Autopista". Sendero ancho que discurre por la orilla derecha del Arroyo de la Majadilla, y forma parte del GR10 de Valencia a Lisboa, Camino que cuando comenzamos a caminar por esta montaña, no existía y teníamos que caminar por un estrecho sendero que discurre por la orilla izquierda del mencionado arroyo, pasando el conocido como Prado de los Lobos, y por donde íbamos calentando subiéndonos a algunas piedras (lo que luego se llamó hacer boulder), y que nosotros llamábamos "hacer unos pasos", como el conocido como "El Yoyo" (pura adherencia sin ningún seguro, ni colchoneta abajo). Asi que cuando los forestales realizaron el nuevo camino, lo bautizamos como "La Autopista". Y a nuestra derecha "Peña Sirio" vigilando nuestros pasos.


Y por este ancho y ascendente sendero, cada día más deteriorado por la perdida de cubierta de tierra, con el afloramiento de piedras y raíces, en continuo y suave ascenso, entre rocas y pinos, nos fuimos acercando hacia La Pedriza Posterior y el Risco del Pajaro

GR10 POR LA AUTOPISTA DE LA PEDRIZA ACERCANDONOS AL RISCO DEL PAJARO

Y continuando andando, a nuestra derecha aparece el desvío al Refugio Giner de los Rios, situado en un lugar estratégico y junto al Prado Peluca.


REFUGIO GINER DE LOS RIOS EN LA PEDRIZA DE MANZANARES

Nuestro caminar en esta ocasión, no era de hacer una ruta de gran recorrido, sino de realizar un paseo tranquilo por este bello paisaje y, admirar esos lugares tan especiales para nosotros. Por eso el ver "El Pajaro",

RISCO DEL PAJARO EN LA PEDRIZA DE MANZANARES


Y mirando esta pared tan especial e inolvidable, nos llega el recuerdo de una de los amigos de infancia y juventud, y de las personas que posiblemete más veces escaló la Via Este del Pajaro, y que lamentablemente hace poco nos dejo: Carlos Canet "Nerón", y a la primera vez que uno de nosotros escalo esa vía, y la entonces temida "Columna de Hercules".



Y como fue un día de paseo, de recuerdos, de fotografias... paramos a comer en la terraza con mejores vistas panorámicas de la zona.


Eso sí, en esta terraza, la comida te la tienes que llevar tu, y dejar la zona más limpia que como te la has encontrado. La naturaleza la tenemos que disfrutar todos en estado puro, no con porquerías abandonadas por guarros de verdad en ella. Y aunque de vez en cuando y como escribimos hace ya 12 años La Pedriza, un lugar para caminar, en esta ocasión, pasamos un buen rato observando la naturaleza, las rocas, y comentando muchos, muchos recuerdos desde esa terraza privilegiada.

CAMINAR SIN GLUTEN EN LA PEDRIZA DE MANZANARES

Y tras caminar, obsevar, disfrutar de la naturaleza y los recuerdos, merece la pena darse un paseo por las calles de Manzanares el Real, y en esta época además observar la cigüeñas, que no solo anidan en la torre de la iglesia, sino en muchos otros lugares como los árboles del parque.

CIGÜEÑA EN MANZANARES EL REAL MADRID

Y para terminar la jornada, ver el majestuoso castillo iluminado en la noche primaveral de mediados de abril. Algo que los Mendozas no pudieron hacer.

CASTILLO DE MANZANARES EL REAL ILUMINADO EN LA NOCHE

Nosotros volveremos de vez en cuando a caminar por La Pedriza. Y como dice un proverbio del Congo: "Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se olvidan". Así que imaginaros las de esas personas que han formado parte de tu juventud, que no solo has caminado junto a ellas, sino que has escalado, soñado, organizado y realizado algunos de esos sueños, y otros no. Por eso como mínimo una vez al finalizar el año, este grupo de "Amigos de La Pedriza", que os aseguramos son lo mejor de cada casa, nos reunimos desde hace años en la montaña, para disfrutar de una jornada en grupo, y recordar a todos los buenos amigos y amigas que hemos tenido... y brindar por todos y todas.


Brindando por los que estamos y recordando a los que nos faltan.

#Escribimoslovivido

2 comentarios:

  1. Gracias el reportaje. Yo empecé a ir a la Pedriza con mis padres cuando tenía 10 años y tuve la suerte que los compis que hice en cole también eran amigos de la Pedriza.Usé ¨la Fifi¨( cómo llamábamos al bus). Hice mis pinitos de escalada.Estuve cuando se hizo el documental del pájaro.Y lo mejor de todo... que después de casi 50 años sigo yendo con mis amigos de entonces aunque desgraciadamente nos falten algunos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga Maite, muchas gracias por dejarnos tu comentario y contarnos tu experiencia. Pero ante todo por valorar esos momentos vividos en La Pedriza, y que como bien dices 50 años después nos seguimos viendo, y acordándonos de las amigas y amigos que nos van faltando, y a los que nunca olvidaremos.

      Besotes

      Eliminar

Hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...