miércoles, 15 de octubre de 2014

Pan moreno de molde con semillas de lino y amapola #sin gluten #sin huevo #wbd2014 #yopansingluten

Después de haber elaborado el Pan de molde rustico con harina Brot Mix, AOVE y Psyllium, queríamos probar a mezclar esta harina nueva sin gluten, con Mix Pan de Schär que es la harina que  normalmente empleamos en casa, y añadir algunas semillas para aportarle más fibra aún. Y este ha sido el resultado de este nuevo experimento con harinas sin gluten.


 Con este pan volvemos a participar en el Día Mundial Del Pan #wbd2014, pero como siempre #yopansingluten.



En esta ocasión, hemos realizado una mezcla de la harina que usábamos en nuestro Pan de molde, sin gluten y sin lactosa; con la nueva harina Brot Mix de Schär, que es especial para hacer panes rústicos, y así comprobar las distintas variedades que podemos elaborar con estas harinas. No hemos hecho barra de pan, o panecillos, ya que en casa lo que más utilizamos, son unas buenas rebanadas de pan de molde, pero tenemos que probar en barras, chapatas, o pan para bocadillos.

En esta ocasión, también hemos empleado una pequeña cantidad de cascaras de psycillium husk o Plantago Ovata, así como semillas de lino y de amapola que teníamso por casa, y nos hubiera gustado también utilizar sésamo que creíamos tener, pero al final no lo encontramos. Para este pan, no hemos empleado Aceite de Oliva Virgen Extra como solemos hacer, que lo hemos sustituido por una yogurt cremoso sin gluten.


INGREDIENTES:


Agua mineral con gas, 500 ml. (templada)

Miel, 1 cucharada sopera.

Vinagre de manzana, 1 cucharada sopera (5 g).

Levadura fresca, 25 g.

Yogurt natural cremoso sin gluten, 125 g

Harina Brot-Mix de Schär, 250 g

Harinas Mix Pan de Schär, 250 g

Psycillium Husk, ½ cucharadita de moka (5 g)

Sal, una cucharadita

Semillas de lino, 6 cucharaditas (20 g)

Semillas de amapola, 3 cucharaditas (12 g)

Con estos ingredientes, además de conseguir un pan de molde sin gluten y con mucha fibra, también conseguimos que sea sin huevo y podríamos hacerlo con un yogur sin lactosa para así fuera disfrutado por las personas con intolerancia a la lactosa. 



ELABORACION:

En casa siempre hacemos la mezcla en un robot de cocina (Thermomix), por las facilidades de peso, control de temperatura y tiempo.  Pero se puede elaborar en un bol, en una amasadora, o en la cubeta de la panificadora, pero esta masa es algo pegajosa. Bastante más que empleando solo Brot Mix, que es más manejable.

Echamos en el vaso o bol, el agua mineral con gas, la miel y el vinagre de manzana, el yogurt, y mezclamos bien. Si empleamos Thermomix, programamos: 37ºC - 2 minutos - velocidad 2.

Mientras tanto, en un bol mezclamos los dos tipos de harinas, con las cascaras de Psycillium Husk, así como con las semillas de lino y amapola.

Una vez mezclados los ingredientes (agua, miel y vinagre de manzana) o transcurridos los 2 minutos si empleamos la Thermomis, añadimos la levadura troceada y con ayuda de un batidor de mano o tenedor, mezclamos bien. (En Thermomix: 25 sg - 37ºC - velocidad 3).

Transcurrido este tiempo en que la levadura se ha disuelto con el resto de los ingredientes, añadimos la mezcla de harinas sin gluten, psycillium Husk y semillas que hemos reservado. Incorporamos la sal, y amasamos con el método que deseemos. Si es a mano, humedecerse bien las manos con agua templada, y si lo hacemos con Thermomix, programamos 5 minutos -  “vaso cerrado” -  “velocidad espiga”.

Así queda la masa antes de extenderla en el molde

Si la temperatura ambiente es fría, y nuestro horno puede obtener una temperatura de 37 ªC, lo precalentamos en función “arriba y abajo”, y si no es así lo ponemos a una temperatura de 50ºC, y cuando haya alcanzado esta temperatura, lo apagamos, y abrimos la puerta para que baje la temperatura hasta los 37 ºC. Introducimos un recipiente de barro refractario o metálico con agua en la parte baja del horno para aportar vapor (si no tenemos horno de vapor). Si la temperatura ambiente es cálida, tapamos con un paño húmedo y dejamos que leve.

Depositamos la masa sobre el molde elegido, y la estiramos con la ayuda de una paleta de silicona (lengua de gato) humedecida con agua templada, para igualar el espesor de la masa.



Lo introducimos en el horno a una temperatura entre 30ª - 37ªC, con el fin de que la masa doble su volumen en aproximadamente 30 minutos.



Transcurrido este tiempo, ponernos el horno a una temperatura de 200ºC y horneamos el pan durante un tiempo de 30 minutos en función "abajo” (si nuestro tiene esta función) o “arriba-abajo (si no tenemos la anterior) 


Dejamos enfriar un poco y desmoldamos. Si vemos que los laterales del pan están un poco húmedas, podemos poner el pan sobre la rejilla del horno y con la temperatura residual (120 ºC) conseguimos que pierda esta humedad en poco tiempo.



Ahora solo queda decidirnos cómo vamos a degustar este pan sin gluten y con bastante fibra. Por ejemplo con un buen guiso de carne, y un buen vino tinto.



Como siempre, esta receta pasará a formar parte de nuestra Carta Panes Sin Gluten.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...