jueves, 5 de junio de 2014

Paseo cultural por Orihuela, dentro del encuentro Acecova #DNC2014CV y bloggers #singluten

Tras haber participado el 24 de mayo en la magnífica celebración del Día Nacional del Celiaco de la Asociación Celíacos dela Comunidad Valenciana (Acecova) #DNC2014CV, y dado que el Ayuntamiento deOrihuela (Alicante), era uno de los patrocinadores que junto con Acecova del evento, la organización había previsto caminar por las calles del casco histórico de Orihuela, a través del denominado: “Paseo Cultural”. Para ello, contamos con la compañía de un estupendo guía turístico llamado Tomás Serna, gran conocedor de la historia de esta ciudad de edificios eclesiásticos, campanarios, palacios, bóvedas, cúpulas y palmeras, a orillas del río Segura, donde, el recuerdo al gran poeta oriolano Miguel Hernandez, está presente.


Así, que quedamos para iniciar el paseo, en la puerta del Colegio Diocesano de Santo Domingo. Pero no pudimos visitar el edificio conocido como “El Escorial de Levante”, dado que era el día de las Elecciones Europeas, y no pudimos entrar al ser uno de los colegios electorales del municipio. Pero admiramos la fachada y el campanario restaurado en 2003, donde aparecieron unos colores vivos muy llamativos. Y las estupendas explicaciones del guía que nos contó que este edificio fue universidad desde 1610 hasta 1824, y desde 1998 dependiendo de la Universidad de Alicante, se ubica la Cátedra Arzobispo Lozares.


El Colegio Diocesano de Santo Domingo, que fue construido entres los siglos XVI-XVII , sintetizándose en el los movimientos de Renacimiento, Manierismo y Barroco. Y en su interior existen dos claustros, uno renacentista en el convento, y otro barroco en la universidad. Así que está claro que tenemos que volver a visitarlo en otra ocasión.


Cerca de la fachada sur del colegio, a los pies del monte de San Miguel, se encuentra la que fue casa familiar de Miguel Hernandez, hoy convertida en Casa Museo y junto a la Fundación Miguel Hernandez. Dada nuestra admiración por este gran poeta, esta visita nos causo una sensación especial, máxime escuchando de música de fondo las canciones de Joan Manuel Serrat, que es el que mejor a puesto música e interpretación a la poesía de Miguel Hernandez. Y os contaremos nuestras sensaciones en otra entrada.


Tras disfrutar de la visita, a las tres zonas de la mencionada Casa-Museo, pasamos bajo el arco de la calle de Miguel Hernandez (antiguamente calle Alta), y continuamos nuestro caminar tranquilo, en grupo y observador de todo lo que nos rodeaba, hasta llegar a la Oficina de Turismo de Orihuela, donde recibimos documentos de información turística.


Continuamos nuestro paseo, poniendo atención a todo lo que el Tomás Serna exponía, así como lo que también nos contaba Jesus Salinas, gran conocedor de su localidad. Nos iba llamando la atención cada rincón, cada edificio señorial, y hasta las farolas… da gusto caminar por Orihuela con tan estupendos guías.


Pasamos junto a la Catedral del Salvador y Santa María construida a finales del siglo XIII. Pero tampoco pudimos pasar al interior, ya que se estaban celebrando comuniones. Eso sí, justo enfrente, ocupando el solar donde en su día se encontraba el Hospital medieval del Corpus Christi, se construyó a principios del siglo XVI, el Palacio Episcopal, siendo el palacio de mayores dimensiones de la ciudad, y actualmente es la sede del Museo Diocesano, con un magnífico claustro o patio cubierto recientemente por láminas de alabastro que además de dar una luz muy especial, facilitan la utilización de este espacio para exposiciones temporales.


En el interior de las salas no se permite hacer fotografías. Pero este Museo de Arte Sacro, merece la pena ser visitado, no solo por poseer una Velázquez, sino por todo y cada uno de los objetos, cuadros expuestos, así como una gran maqueta de madera del Colegio Diocesano de Santo Domingo, y la cúpula que vigila la escalera de acceso a la planta superior. Por otra parte, el edificio en sí, está situado a orillas del río Segura, y desde la galería se puede apreciar el punto donde las aguas de este río se bifurcan, separando las aguas para regar la Vega Baja Alicantina o para dejar que continúen por su cauce natural y desembocar en el Mediterráneo junto a la población de Guardamar de Segura.


Por falta de tiempo, y por la tranquilidad con la que nos tomamos el paseo, no pudimos realizar el resto del Paseo Cultura, y visitar el resto de monumentos previstos: Museo de la Muralla, Real Monasterio de la Visitación de Santa María, Iglesia Parroquial de las Santas Justa y Rufina, Museo Arqueológico Comarcal San Juan de Dios, Iglesia Parroquial de Santiago, Santuario de Ntra. Sra de Monserrate. Así, que nos quedan pendientes estas visitas, así como ascender a la monte de San Miguel, donde se encuentra el Seminario, el antiguo castillo, y por donde es sus día andaba Miguel Hernandez como cabrero con sus cabras, cuando no las llevaba al palmeral. Según nos expuso Tomás Serna, desde la cima del monte San Miguel, se divisan unas estupendas vistas de la ciudad, de la costa de Orihuela con el Mediterráneo de fondo.


Continuamos caminando, hasta llegar al Ayuntamiento, que ocupa un antiguo palacio, coronado como casi todos con una cúpula revestida de tejas vidriadas de color azúl, y una gran belleza interior. Donde nos recibió D. Rosa Martínez (Concejala de Turismo), enseñándonos algunas estancias del edificio histórico, como el despacho del alcalde, recibiéndonos en el “Salón Oriol”, donde se conserva la Señera o Estandarte de la ciudad con el pájaro Oriol. Contándonos como el nombre de la ciudad procede de este pájaro guerrero, cuya fiesta se celebra el 17 de julio.


Y el pájaro Oriol, también está presente en el gran mural que ocupa la pared de acceso desde la escalera en la primera planta del Ayuntamiento de Orihuela. Un mural colorista e interesantes por la mezcla de simbología oriolana.


Tras esta visita, bajamos las escaleras bajo la majestuosa cúpula sobre la escalera que los oriolanos utilizan para visitar a su alcalde, y realizar todas esas gestiones municipales que son precisas en cualquier población, contemplando la magestuidad de la cúpula y su luminosidad.


Con anterioridad, conocíamos la zona de costa de Orihuela. Pero la verdad, que la monumentalidad de la ciudad; su historia; los edificios burgueses; los palacios; los edificios eclesiásticos; la sencillez de la vivienda de Miguel Hernandez y otras viviendas; el trazado de sus calles; la separación de las aguas del río Segura; las cúpulas; los montes que la rodean; el palmeral: la vega… y todo lo que pudimos ver, nos ha gustado tanto, que queda anotado en la agenda el volver a caminar por esta ciudad,  para disfrutar de un paseo pausado, y la ascensión al monte San Miguel, para apreciar aún más esta ciudad historia del sur de la provincia de Alicante.


Fue un placer caminar bien guiado por Tomás Serna (Oficina Turismo Orihuela) por el casco historico de la ciudad, acompañados de los representantes de Acecova, Celiacos Vega Baja y de blogueros y blogueras: Celiaquines, Cocina Fácil Sin Gluten, Salado y Dulce Sin Gluten, Sin Glutenismo, Mi Vida Sin Gluten, y Destinos Sin Gluten. Así, en estos días, leer las antradas de cada uno de los blogueros y blogueras, recordando el #DNC2014CV y todas las actividades.


Agradecemos a Acecova, el habernos invitado a participar en el #DNC2014CV, a todos y cada uno de los patrocinadores por hacer posible este evento tan importante para el colectivo celíaco, y al Ayuntamiento de Orihuela, por haber apoyado esta iniciativa y ser uno de estos patrocinadores así como de este Paseo Cultural tan interesante por la historia oriolana guiados por Tomás Serna de la Oficina de Turismo de Orihuela.



 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...