domingo, 17 de septiembre de 2006

¡SALGAMOS DEL MAIZAL!

Del anterior post, titulado REFLEXIONES SOBRE SER “DIFERENTE”, recibimos estupendos comentarios de los “ciber celiacos”, algunos algo discrepantes (se agradecen igualmente) y otros a favor. Pero cuando contestamos a estos comentarios, donde también decían que los celíacos tenemos fama de mala leche, nosotros opinamos que teníamos que tener más mala leche, que tendríamos que meter más ruido como hacen otros colectivos y que muchos celíacos que nos se atreven a hacerse las pruebas, a decirlo a sus familiares, a sus amigos, a sus compañeros, “salieran de una vez del maizal”, y lo dijeran, por el bien suyo y de todo el colectivo celiaco.



Esta frase “salir del maizal”, se nos ocurrió como similitud al ya oído “salir del armario” , que se utiliza al referirse al el colectivo de lesbianas y gays (nuestro respeto y compresión para este colectivo). Pero es cierto los celíacos tendríamos que “salir del maizal”, en el que parece nos hemos escondido una vez que nos diagnostican esta enfermedad, nos apañamos en casa, si tenemos buen poder adquisitivo lo solventamos, y si tenemos un nivel bajo, pues lo llevamos como podemos. Pero en todos los casos, somos poco reivindicativos y participativos.




Además, después de este comentario, recibimos desde Argentina, felicitaciones por la frase, y donde nos indicaban que en su País las asociaciones no están de acuerdo con que EC sea una enfermedad. Pues aquí si están de acuerdo en que es una enfermedad, además una enfermedad crónica y que por el momento no tiene cura, pudiendo degenerar en otras más graves, si no se sigue rigurosamente la dieta. Pero aún siendo una enfermedad crónica, no tenemos ninguna ayuda. Los mismos políticos que no nos dan ayuda, pero que la prometieron como todos, cuando estaban en la oposición, pero que ahora que ya tienen transferidas las competencias de Sanidad y Consumo, tampoco lo hacen, ¡perdón!, se nos olvidaba, si que lo hacen (con dinero público), si tenemos la suerte de trabajar con ellos, como ocurre en Madrid, si trabajas en la Comunidad, o en el Ayuntamiento de Madrid, ¿Y del resto de los afectados por esta enfermedad?, ¿Qué?. Pues por el momento, sin ayudas, sin desgravaciones en Hacienda, sin menús libres de gluten en los restaurantes y cafeterías de los hospitales. También viendo como las grandes superficies (salvo Mercadona), día a día reducen o eliminan los productos de sus estanterías. Y como los fabricantes, se han aprendido la coletilla de “puede contener trazas de gluten”, con el fin de complicarse en absoluto, y queremos productos a precio de mercado, donde se pueda leer: Sin gluten, gluten-free, senza glutine, glutenfri, gluteeniton, sans gluten, glutenfrei, glutenvrij, exempt de gliadine. Además nos vemos sumidos en la incomprensión, por eso…

¡¡¡Salgamos del Maizal!!!

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...