jueves, 12 de noviembre de 2015

Pan con licor café gallego y harina de castañas. #singluten #sinlactosa

Hemos realizado distintas pruebas, ya que de nuestro último Pan de castañas con licor gallego y casero de café nos gustó su sabor, pero no estábamos muy contentos con su textura. Así que hemos realizados varias pruebas cambiando cantidades y empleando levadura fresca de panadero, pero el resultado fue, un pan con muy bonito, con muy buen aspecto y textura, pero el sabor no nos convencía. Así, que hemos continuando experimentando, cambiando ingredientes, cantidades... y fruto de esta experimentación, ha sido este pan con buena presencia, que mantiene el sabor que deseabamos a castañas y licor café gallego, así como una estupenda textura..


Este pan oscuro, recuerda a los panes de antes, pero no por su sabor. Y lo hemos elaborado, para volver a hacerlo en el Obradoiro sin gluten que celebraremos el próximo día 14 en  Ourense (#OUsingluten), así como para degustar otro al día siguente en Allariz (#AllarizGF), en particular en la empresa Castañas Petelo, y junto a nuestras amigas del mundo sin gluten: Susana (Mi Menú Sin Gluten), Marisa/Famalap (Cocina Fácil Sin Gluten) y Teresa (Celicios Gluten Free).





Pero también, hemos querido hacerlo recordando la importancia que tiene la castaña en las tradiccionales fiestas de Galicia, y esos licores realizados con los alembiques, esos orujos, ese licor café y esas queimadas. Y es que en Galicia y continuando con las tradicciones celtas, en la fiesta de muertos, se cuecen castañas con anís para las ánimas del purgatorio. Pero, pocos días después, tras la recolección de la castaña, se celebra la fiesta del Mangosto.

La castaña, supuso, hasta la llegada de la patata y el maíz en el siglo XVI, la base de la alimentación. Curiosamente, esto tres ingredientes no contienen gluten, por lo que pueden ser consumidos por los celíacos.

Os aseguramos que este pan, además envejece muy bien, y si lo tostamos en un sartén, con un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra, con mantequilla, o margarina - según los gustos - tendremos una excelente tostada para la mañana, o en cualqueir momento.

Es más, os animamos a probar unas rebanadas de este pan con mermeladas de frutos del bosque, compota de manzana... o con salados ¡Ya nos contaréis!

INGREDIENTES:

Harina de castañas gallega "Petelo" (apta celiacos), 250 g.
Harina de arroz, 85 g.
Almidón de maíz, 165 g.

Cascara de Psycillium Husk, 9 - 10 g  (2%)
Levadura química en polvo, 10  - 15 g.

Huevos, 2 uds.
Leche de almendras, 300 ml (300 g)
Margarina sin lactosa, 85 g.
Licor de Café de Verín, 200 ml (200 g)


Con estos ingredientes, conseguiremos un magnífico pan de castañas con licor de café gallego casero, de la población orensana de Verín.



ELABORACIÓN:

SOLIDOS (METODO TRADICIONAL Y CON THERMOMIX)

En un bol mezclamos las distintas cantidades de harinas empleadas (castañas, arroz y maíz), así como el sobre de levadura química en polvo. Aunque las cascaras de psycillium husk son un  sólido, lo vamos a mezclar directamente con los líquidos, con el fin de que vaya formando su gelatina con más rapidez, que si lo mezclamos con las harinas. Aunque, también podemos mezclarlo con la harinas.



LIQUIDOS:

METODO TRADICIONAL:

Comenzamos batiendo los huevos en un bol grande. Posteriormente añadimos la leche de almendras a una temperatura tibia, y continuamos batiendo.

Aportamos la margarina en pomada, el licor de café, el pyscillium, y volvemos a mezclar bien, hasta conseguir una crema. 

Vamos agregando poco a poco la mezcla de harinas en el bol de los huevos, y vamos mezclando, hasta conseguir una crema pastosa.

CON THERMOMIX:

Ponemos en el vaso, la leche de almendras, los huevos, la mantequilla, el licor café, el pyscillium y programamos: 3 minutos, 37 ºC, velocidad 4. Hasta conseguir una crema.

Incorporamos la mezcla de harinas en el vaso de la Thermomix, donde tenemos la crema, y programamos: 5 minutos, “vaso cerrado”, velocidad espiga, para conseguir la masa deseada.



HORNEADO:

Situamos un recipiente con agua caliente en la base del horno.

Ponemos el horno a calentar a la temperatura mínima de que dispongamos – en nuestro caso 50 ºC). Una vez obtenida la temperatura, apagamos, y esperamos que baje a unos 37ºC.

Vertemos la pasta obtenida por cualquiera de los métodos en el molde elegido, que puede ser perfectamente un molde abierto antiadherente o para panes trenzados.

Comprobamos que en el interior del horno quede una temperatura no superior a 37 ºC, e introducimos el molde con la masa para que fermente durante unos 30 – 40 minutos.

Transcurrido el tiempo de fermentación, sin sacar el molde del  horno, ponemos a temperatura 190 ºC, durante un tiempo de 30 - 45 minutos (según horno), y sacamos el recipiente del agua.

Una vez horneado a nuestro gusto, extraemos del horno y dejamos que enfríe. Habiendo conseguido un pan con un color, textura y sabor muy especial.



CAMINOTAS:

Para que este pan sea sin lácteos, solo sería preciso emplear una margarina libre de lacteos, ya que el resto de los ingredientes no contienen leche.

Estas fotos no son de dos panes distintos, sino del mismo. Y es que el molde que empleamos es trenzada, por lo que por la base es trenzado, y la superficie está bien grañada. pero, lo podemos hacer sobre otro tipo de moldes según nuestros gustos.

Además, el olor que deja este pan en casa es impresionante, y es el mejor ambientador otoñal.


Esta receta pasará a nuestra Carta de Panes Sin gluten

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...