domingo, 11 de enero de 2015

Vino navideño especiado al estilo de Jaime Oliver, con Vino Joven D.O. La Mancha variedad Tempranillo #singluten #sinlactosa #sinhuevo

Este tipo de vinos especiados son muy típicos en distintos países del norte de Europa. Se suelen consumir calientes o tibios en las visitas a mercadillos navideños. Pero también en cualquier reunión familiar o de amigos, ya que es un vino que entona el cuerpo. Nosotros ya estamos pensando en llevarlo el próximo año a la reunión anual de "Amigos de la Montaña" que celebramos siempre en Diciembre.


La receta que os presentamos, está realizada según la elaborada por el gran cocinero ingles Jaime Oliver, y os podemos decir que se va a quedar en nuestra casa como una receta tradicional, ya que nos ha gustado mucho.


Queríamos emplear un vino elaborado con la variedad monovarital de uva tinta Tempranillo que es la uva española por excelencia, ya que sus vinos tienen cuerpo, y poseen un color rubí intenso. Por eso nos hemos decantado por emplear un Vino Joven de la D.O. La Mancha, elaborado con uva Tempranillo que ha resultado estupendo para especiar, por su calidad y sabor. Además, en cocina, cuanto mejor sea la calidad del vino empleado, mejor será el resultado obtenido, y en este caso este vino ha resultado magnífico, por su sabor y cuerpo al terminar su especiado.


Este vino, se suele servir caliente o tibio, aunque también se puede degustar en frío, solo, o acompañando a cualquier postre, como el Roscón de Reyes y Bollito de los Magos sin gluten y sin lactosa.


Pero, este vino, también lo emplearemos para elaborar bizcochos y otros dulces, ya que le aportaran un sabor muy especial.


INGREDIENTES:

Azúcar, 200 g

Agua, 150 ml.

Canela en rama, 1 ud

Anís estrellado, 2uds

Vaina de vainilla, 1 ud.

Clavos aromáticos, 7 uds.

Piel de mandarina, 1 ud

Ralladura de limón, 1 ud

Ralladura de naranja, 1 ud

Vino tinto tempranillo, 750 ml.

Mandarinas, 2 uds.


ELABORACIÓN:

En un cazo ponemos el agua y el azúcar. Removemos bien y ponemos al fuego, sin dejar de mover.

Damos un corte longitudinal a la rama de vainilla y la incorporamos. También, la rama de canela, el anís estrellado, los clavos aromáticos, la piel de mandarina, la ralladura de limón, la ralladura de naranja. Damos vueltas y llevamos a ebullición durante 2 minutos.



Trascurrido este tiempo bajamos a fuego medio, y añadimos el vino tinto de uva tempranillo, moviendo bien, sin que llegue a ebullición.



Cortamos las mandarinas, y exprimimos su zumo sobre el vino, y continuamos moviendo durante unos 2 minutos.



Retiramos del fuego, y tapamos el cazo, para dejar macerar, mínimo durante unas dos horas.

Una vez macerado, ponemos el vino especiado  en una botella o jarra, para lo que lo filtramos con un colador tupido, evitando que pasen los ingredientes sólidos.


Ahora solo queda disfrutad de este vino tan especial, todas la Navidades y en otras ocasiones.


Este receta pasará a formar parte de nuestra Carta de Postres sin gluten.

#escribimoslovivido 

10 comentarios:

  1. Tengo que hacer este vino dulce. No tengo ninguno para según que postres y me viene perfecto. Viniendo de vosotros seguro que es un gran vino, así que voy sobre seguro.

    Gracias guapuss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amiga Salomé, tienes que hacer este vino, que te va a gustar como acompañamiento de postres, y para otras cosas que seguro se te ocurrirán.

      Como siempre, gracias por tus palabras. Es una receta sencilla y vas sobre seguro.

      Besotes

      Eliminar
  2. Que chulo...es como la sangría, pero de invierno!! Parece que lo estoy oliendo umhhh

    Bicoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La diferencia con la sangría, es que se toma principalmente tibio o caliente, y al hacerlo, además deja en casa un aroma a navidad especial.

      Besotes

      Eliminar
  3. Para una tarde fría y compartir con amigos ha de ser genial. Y si desde nuestra ventana vemos las montañas mientras tenemos el calor de la chimenea ya será mucho pedir?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, para una tarde fría, en nuestro refugio, con la chimenea encendida, mirando las montañas nevada, es estupendo.

      Pero, si no tenemos un lugar tan idílico, también puede apetecernos tomar este vino en compañía de buenos amigos y amigas.

      Besotes

      Eliminar
  4. Mi pareja preferida... que rico vino, aunque os sigo por la redes no quería dejar pasar la oportunidad de desearos en esta vuestra casa lo mejor para este año nuevo que acabamos de empezar.
    Besicos sorianos con mucho mucho cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Raquel, por considernos tu "pareja preferida". Y si, el vino está rico, rico, y para tomarlo en esos días de frío soriano, mejor aún.

      Muchas gracias por tu felicitación, y tus deseos, que son mutuos.

      Besotes

      Eliminar
  5. Me parece una idea estupenda. Ahora, como vivo en centroeuropea, he podido disfrutar de este tipo de vinos en varios mercadillos, y vaya si entona. Es una buena receta contra los fríos del invierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien conocer, en el centro y norte de Europa, es muy típico este tipo de vinos, de los que como nos cuentas ya has disfrutado, y comprobado como entonan.

      Nos agrada que te haya gustado la idea, para poder tomar un poco en estos días de frío.

      Abrazos

      Eliminar

Hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...