sábado, 2 de marzo de 2013

ROTOLLO O KRINGLE EN PORCIONES, CREMA DE CACAO Y AVELLANAS. #SINGLUTEN.


Esta receta la hemos preparado con el fin de participar en la “Kedada 2000 y pico”, con la que el en Grupo de Facebook 500.000 Recetas Para Celíacos, Guadalupe Venegas, que además tiene un estupendo blog: Cocinando con Cariño y Sin Gluten, Ha propuesto celebrar, que hemos pasado de los 2000 inscritos en el grupo. Un grupo, muy activo, donde se comparten recetas, experiencias y se intentar resolver dudas.


Os contamos la receta paso a paso, y con fotografías. Y os recomendamos que la hagáis, ya que está realmente deliciosa, y en nuestra familia nos ha gustado a todos, tanto en caliente, frío, o con leche.



Desde la Plataforma Ciudadana Celíaca, no conseguimos que la Mesa del Congreso de los Diputados nos admitiera a trámite la Iniciativa Legislativa Popular que presentamos, pero de por el momento, hemos conseguido gracias a este grupo y al de 500.000 Firmas Para la Lay Celíaca, el mantener en contacto a muchas personas interesadas por mejorar la problemática celíaca.

Exponemos la receta, tanto para realizarla por el método tradicional, como si disponemos del Robot de Cocina Thermomix, que nos facilita parta de su elaboración.



INGREDIENTES:

Harina Beiker, 250 g.
Crema de Cacao con avellanas*, 200 g.
Mantequilla, 50 g.
Azúcar, 25 g.
Levadura fresca, 10 g. 
Leche fresca entera, 100 ml.
Huevo, 2 Ud.
Almendra en grano, al gusto
Naranja, 2 uds (Ralladura)


OBSERVACIONES:

Uno de los huevos lo batiremos para después “pintar” las espirales antes de introducirlas en el horno, empleando solo uno para la elaboración, y a ser posible de tamaño “L”

*Por suerte, existen en el mercado distintas marcas etiquetadas “sin gluten” de crema de cacao con avellanas, así que adquiriremos la que más nos guste.


ELABORACIÓN DE LA MASA , MÉTODO TRADICIONAL:

En un cazo calentamos la mantequilla hasta dejarla “en pomada” y se añade la leche, calentándolas moderadamente (templadas).

En un bol profundo, o robot de cocina, echamos el huevo y lo batimos.

Posteriormente, sobre este huevo incorporamos la mezcla de mantequilla-leche, e incorporamos el azúcar sin dejar mover, o de funcionar las aspas del robot.

Con la mezcla templada, incorporamos la levadura fresca “desmigajada”. Y volvemos a batir todos los ingredientes anteriores, añadiendo poco a poco la harina sin gluten hasta obtener una masa uniforme.

ELABORACIÓN DE LA MASA EN THERMOMIX:

Echamos al vaso de la Thermomix, pesando las cantidades anteriormente descritas, la mantequilla, la leche fresca entera. Ponemos una temperatura de 37 ºC, una velocidad de 3, durante 2 minutos.

Transcurrido este tiempo, añadimos la levadura “desmigajada”, y volvemos a poner en funcionamiento a 37 ºC, una velocidad de 3, durante 30 segundos.

Posteriormente, incorporamos el huevo y lo batimos a velocidad 3 durante 15 segundos.

Añadimos la harina y la mezclamos primeramente a velocidad 3 durante 15 segundos, y posteriormente a velocidad espiga durante 1 minuto. Dado que la cantidad de huevo es variable, es posible que sea necesario añadir un poco más de harina.


NOTA: Si el huevo tiene mucha clara, puede que la masa quede un poco pegajosa, si es así, añadiremos un poco más de harina.



MONTAJE DEL ROTOLLO O KINGLER:

Una vez conseguida la masa, por cualquiera de los dos métodos, pasaremos a trabajar la masa y rellenarla, para ello, sobre la encimera de granito o mármol de trabajo, o plancha de silicona, espolvoreamos un poco de harina Beiker, y volcamos la masa.



Vamos amasando con las manos la masa, cubriéndola con harina Beiker, hasta que consigamos la textura que deseamos, con el fin de que nos sea pegajosa, y se pueda trabajar con el rodillo.


Luego, valiendonos del rodillo, extendemos la masa, hasta conseguir un rectángulo de unos 24 cm. de anchura.


Sobre esta masa estirada, ponemos unas cucharadas de crema de cacao con avellanas, que tendrá que estar a temperatura ambiente para facilitar el que se pueda extender y distribuimos por la superficie. Posteriormente con una espátula o cuchillo extendemos esta crema por completo, intentando que tenga un espesor uniforme, ponemos 


Enrollamos la masa, como si fuéramos a hacer un brazo de gitano, intentando que esté compacto y con más o menos el mismo diámetro.


Después la cortamos en tiras de 1 cm. aproximadamente, con lo que nos saldrán unas 24 piezas


Estas piezas las vamos colocando en moldes de papel o capsulas para magdalenas y a su vez (si disponemos de ella), las introducimos en la bandeja de horno especial para magdalenas.


Tras colocarlas en las capsulas de papel para magdalenas, batimos el huevo que hemos reservado, y pintamos toda la superficie con el fin de que tengan un color dorado al hornearse.

Una vez colocadas todas, las introducimos en el horno caliente, y las dejamos fermentar hasta que doblen su tamaño. Después, ponemos el horno a 190 ºC y en la posición “turbo” y las cocemos durante unos 15 minutos, y como podéis ver en la siguiente imagen en la que hemos cortado una porción de Rotollo o Kringle, así quedara su interior.


Aproximadamente obtendremos unos 12 – 16 pasteles. Nosotros, hicimos 12 grandes, y con la masa que nos sobró elaboramos pastelitos, pero en esta ocasión en lugar de emplear ralladura de naranja, utilizamos fresa natural cortada y también estaban riquísimos.


Como siempre, pasará a formar parte de nuestra Carta de Postres Sin Gluten, y se podrá también encontrar a través de la Carta Sin Gluten de ¡Oído, cocina!.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...