domingo, 22 de julio de 2007

LANGOSTINOS SOBRE EL ARRECIFE DE CORAL

Margarida, que posee un interesante blog culinarios llamado ACIBECHERÍA – A lume do lareiro, ha elegido para este mes como en el EVENTO CULINARIO DE HEMC 13, presentar una receta realizada con langostinos, y aquí tenéis nuestra aportación:


La base para esta receta la sacamos de “El Menú – Enciclopedia Planeta de la Gastronomía – 1982”, pero como siempre hemos modificamos y ampliado algunos de los ingredientes, y en este caso hasta la forma de cocinarlo, y este es el resultado:




INGREDIENTES (6 personas):

- Langostinos crudos, 500 g.
- Arroz largo, 400 g.
- Calamar gigante, 600 g.
- Cebolleta, 1 ud.
- Brandy, 6o ml.
- Limones, 2 ud.
- Nata para cocinar, 200 ml.
- Champiñón, 100 g.
- Pimiento verde, ½ ud.
- Margarina, 30 g.
- Agua, 1½ l.
- Sal.
- Cúrcuma.
- Perejil.
- Aceite de oliva virgen extra, 25 cc. (aprox.)

PREPARACION:

En un cazo profundo, ponemos a ebullición agua con un poco de sal y cocemos los langostinos durante unos 5 minutos.

Sacamos los langostinos con una espumadera y los depositamos sobre un poco de agua con hielos, para así enfriarlos rápidamente y darles una buena textura.

Pelamos los langostinos y vamos echando todas las cáscaras y cabezas dentro del vaso de la Thermomix. Picamos a una velocidad 7 durante unos 5 sg. Después bajamos con la ayuda de una espátula los trozos pegados a las paredes y añadimos el agua de hervir los langostinos y lo mezclamos en velocidad 3. Echamos la fumé resultante, en un cazo profundo y lo llevamos a ebullición, retirando la espuma resultante. Después cocemos es arroz de grano largo, durante 15 – 20 minutos.

Mientras se va haciendo el arroz, en una sartén profunda de fondo grueso, echamos aceite de oliva virgen extra, hasta cubrir el fondo, y sofreímos la cebolleta y el champiñón, a fuego suave durante unos 2 minutos. Posteriormente los langostinos y los sofreímos durante 1 minuto más.

Retiramos los langostinos, y sobre la cebolleta sofrita, añadiendo si es preciso un poco más de aceite, echamos el calamar troceado al gusto y lo sofreímos, moviéndolo suavemente, y vemos como el calamar va soltando parte de su agua.

Volvemos a echar en la sartén los langostinos, el brandy, agregamos el zumo de un limón, sazonamos con un poquito de sal y con bastante pimienta de cinco bayas y un poco de cúrcuma. Removemos y calentamos a fuego lento durante 1 minuto aproximadamente.

Añadimos la nata líquida y calentamos sin que hierva unos minutos hasta que la nata espese un poco. Retiramos los langostinos y los dejamos aparte.

En otra sartén, echamos un poco de aceite y sofreímos el pimiento verde, añadimos la margarina, y echamos el arroz bien escurrido, añadiendo perejil.

Colocamos sobre una bandeja caliente una capa de arroz, una segunda capa con el preparado de calamares, langostinos y champiñón. Para terminar lo cubrimos con otra capa de arroz, y sobre este colocamos los langostinos, un limón cortado en gajos y un poco de perejil en rama.

Es un plato perfecto en caliente, templado o frío.

MARIDAJE:

En principio pensábamos acompañar este exquisito plato, con un buen vino blanco de Rueda, pero se nos olvido enfriarlo, así que al final nos decidimos por paladear una excelente botella de RAIMAT – Tempranillo 1989, excelente vino con Denominación de Origen COSTERS DEL SEGRE, un caldo elaborado 100% con la variedad de uva tempranillo, y no nos equivocamos en la elección.


NOTAS:

Al final, usamos cúrcuma en lugar de pimentón, ya que nos agrada bastante el sabor que deja en este tipo de platos.

Los langostinos fueron congelados, para evitar el anisákis, ya que el único que no es celíaco en esta casa, tiene alergia a la larva de Anisákis.
Al cocer el arroz en la fumé preparada con las cáscaras y cabezas de langostinos, el arroz toma un color coralino.

Como nos sobrara parte de la salsa realizada con la nata y el brandy, la echaremos en un bol y la presentaremos en la mesa, para si algún comensal quiere que el plato está más caldoso.

Todos los ingredientes utilizados están por naturaleza exentos de gluten, aunque en el caso de la cúrcuma es preciso comprobarlo, ya que puede existir en el mercado mezclada con harina de trigo. También es preciso comprobarlo en el caso de la margarina, ya que existen en el mercado algunas marcas, en las que se indica: “pueden contener trazas de gluten”.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...