lunes, 7 de mayo de 2007

EL MEDITERRÁNEO

Nosotros siempre hemos comprobado, que para combatir el estrés, una de las mejores maneras es el contacto con la naturaleza, así que aprovechando que podíamos tener una semana completa de vacaciones, hemos decidido, en lugar de ir a los campamentos bases de otoño, en zonas de montaña, volver a nuestro habitual campamento base de verano, desde hace más de 30 años, y que no es otro que la Playa de San Juan (Alicante).
  PALMERA EN LA PLAYA DE SAN JUAN

Durante estos 31 años hemos visto como se ha ido masificando toda la costa mediterránea. Como la especulación urbanística ha destrozado entornos y parajes únicos. Pero en estos días, fuera de la masificación veraniega, nos ha ofrecido un buen tiempo primaveral, con muchísimas más horas de sol que de lluvia o tormenta (que casi no hemos tenido) y por tanto hemos podido llevar una vida sana, caminando por la orilla del Mediterráneo, pisando la roca caliza del Cabo de las Huertas, mirando la variedad de azules de nuestro mar (Mare Nostrum), contemplando la gran variedad de colores de las plantas crasas y de las margaritas. Pero ante todo, llevando una vida tranquila y a la vez activa, muy al contrario de la vida estresante y de carreras que llevamos durante todo el año. También alimentándonos con buenos productos naturales de la Dieta Mediterránea.




Hemos caminado sin gluten, entre otros parajes por los de El Campello, Altea, Altea la Vella y Cabo Roig (playas de Orihuela). Y se nos ha quedado sin visitar lugares para nosotros muy valorados como Calpe, Moraira, Castell de Guadalest, Fuentes del Algar, Finestrat y el Pico del Puig Campana.

VISTA DE CABO ROIG EN EL MEDITERRANEO

Hemos podido hacer los desayunos, como debería de ser siempre… con tranquilidad, algo que valoramos, pero que no podemos hacer habitualmente por el estrés de la vida diaria en la gran ciudad: Un plato de fresas, kiwi y plátano; un café con leche fresca descremada; una buena rebanada de pan sin gluten (untada de mantequilla) a la plancha y acompañada con mermelada de arándanos. Y después de desayunar sin prisas, ha sido todo un placer el poder dejar la huella de nuestros pies desnudos por la orilla, mientras que el vaivén de las olas los humedecía y una leve brisa refrescaba nuestro cuerpo, y hemos caminado todos los días durante más de dos horas pasando de la Playa de San Juan (Alicante), a la Playa de Muchavista (El Campello)… que curiosidades de los límites de población, no tienen ningún accidente geográfico que las diferencia, y por tanto, nunca hemos conocido con exactitud en que hilera de granos de fina arena se encuentra la frontera entre ambas playas.

Hemos comido en casa y en distintos lugares, pero en particular es de mencionar una excelente “Amanida de temp” (Ensalada del tiempo), que cenamos en un restaurante de Altea la Vella, uno de los pocos restaurantes mediterráneos que no se han pasado a la pizza. Esta ensalada se componía entre otras cosas de: Pimiento rojo, pimiento verde, cebollinos, tomates cherri, tomate de Mutxamel, lechuga, cebolla, manzana, pera, kiwi, naranja de sangre de toro, endivias, aguacate, melón, y piñones, y todo ello regado con un excelente aceite de oliva extra virgen aromatizado. Una verdadera satisfacción para el paladar y para la salud, aunque nos tuvimos que privar de poder acompañarlo con un buen vino del país, ya que después teníamos que conducir y ante todo está la seguridad al volante (la nuestra y la de los demás)…

La verdad que todas las personas en general y por supuesto los celíacos, tendríamos que buscar siempre en la Dieta Mediterránea, nuestra dieta saludable, haciendo una dieta variada, rica en fibra vegetal, consumiendo frutas, verduras y pescados, tomando alimentos naturales y evitando las conservas, salazones y alimentos preparados que por lo general suelen llevar aditivos, conservantes y en muchos casos pueden contener gluten o tener la posibilidad de encontrarse contaminados. Intentar restringir los alimentos de origen animal, las grasas, las vísceras y los embutidos, ya que alimentándonos así conseguiremos beneficios para nuestra salud. También evitaremos las comidas pesadas, los fritos y los alimentos ricos en colesterol, pero de vez en cuando nos tenemos que dar un homenaje tomando algún exquisito postre (tartas, pasteles, etc.) realizados por nosotros y evitando el realizarlos con margarinas que contengan grasas trans.

ATARDECER EN EL MEDITERRANEO
Hoy con el recuerdo de estos días, hemos vuelto a la vida laboral con otros aires, pensando...
Que hemos llegado a ganar la partida al estrés... ¡de momento!.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...