miércoles, 19 de febrero de 2014

Receta tarta de chocolate al estilo de Misisipi. Caliente, templada o fría. #Singluten #Chocolate

El pasado día 5 y 6 han sido los cumpleaños de las chicas de la casa, y como siempre, no puede faltar una tarta. En esta ocasión elegimos esta, ya que somos una familia muy chocolatera. Y además, os podríamos contar muchas cosas que nos ocurrieron para hacer esta tarta, aunque al final el resultado ha sido una exquisita tarta sin gluten, con varios tipos de chocolate, y que es una delicia tanto en caliente, temperatura ambiente o fría.


Sí, habéis leído bien, una tarta de chocolate en caliente, con nata bien, bien fría sobre ella. Pero que también se puede comer fría, teniendo una textura distinta, pero igualmente un excelente sabor.





Nuestra hija que cumplió 28 años, eligió una tarta "Misisipi", y así la adaptamos al mundo sin gluten, incorporando además productos distintos como las almendras. Se compone de tres niveles: base de chocolate, relleno de chocolate y cobertura.



INGREDIENTES:

BASE:

Harina de arroz, 142 g.
Harina de maíz (Maizena), 83 g.
Cacao puro en polvo (Valor), 30 g
Mantequilla, 150 g
Azúcar glass, 2 cucharadas.

RELLENO:

Mantequilla, 175 g
Azúcar moreno, 250 g
Huevos, 4 uds.
Cacao puro en polvo (Valor), 30 g
Chocolate negro sin azúcar, 150 g
Nata líquida, 300 ml

COBERTURA:

Nata montada, 500 ml
Azúcar, 2 cucharadas.
Chocolate con leche y almendras




ELABORACION:

BASE:

En un cuenco grande mezclamos las harinas y el cacao en polvo. 

Incorporamos la mantequilla y con las manos vamos mezclando todo para conseguir una masa.

Una vez, realizada la masa, hacemos una bola y rociamos con el azúcar glas, dándole forma.

Envolvemos la masa con papel film y la dejamos en el frigorífico de 15 a 30 minutos.

Ponemos el horno a calentar a 190 ºC durante.

Transcurrido el tiempo, sacamos la masa y la extendemos sobre el molde para tartas desmontable de unos 23 cm de diámetro, cubriendo también parte de la pared.

Cubrimos esta masa con papel de hornear y sobre este ponemos legumbres secas para que hagan peso.

Introducimos en el horno que ya lo tendremos a 190 ºC, y horneamos en función “Arriba y abajo” durante 15 minutos.

Retiramos las legumbres y el papel, y volvemos a hornear durante otros 10 minutos.

RELLENO:

Batimos los huevos ligeramente en un bol. 

Incorporamos la mantequilla, el azúcar moreno, el cacao en polvo, y continuamos batiendo.

Derretimos al “Baño María” en un cazo el chocolate puro sin azúcar y mezclamos con la nata líquida.

Añadimos la mezcla de chocolate puro y nata líquida a la mezcla de huevos, mantequilla, azúcar moreno y cacao en polvo. Y lo batimos todo bien consiguiendo una masa cremosa.

Bajamos la temperatura del horno a 160 ºC  en función “aire/ventilador”.

Ponemos la crema de relleno sobre la base, e introducimos en el horno durante 45 minutos. Comprobando que el relleno cuaje.



¿COMO SERVIRLA?

Ahora, viene la pregunta ¿Cómo quieres comerte la tarta: caliente, templada o fría? Tu decides. Según la estación del año en que estemos.



CALIENTE:

Una vez transcurrido el tiempo de horneado sacamos la tarta, dejándola enfriar un poco.

Mientras tanto, vamos montando la nata.

Una vez montada la nata, y con el relleno aún caliente, extendemos la nata, y rallamos chocolate con leche y almendras en su superficie… Servimos.



TEMPERATURA AMBIENTE/TEMPLADA:

Una vez transcurrido el tiempo de horneado sacamos la tarta, dejándola enfriar un por completo.

Una vez fría la tarta, montamos la nata.

Una vez montada la nata, y con el relleno a temperatura ambiente, extendemos la nata, y rallamos chocolate con leche y almendras en su superficie… Servimos.



FRÍA:

Una vez transcurrido el tiempo de horneado sacamos la tarta, dejándola enfriar un poco por completo.
Una vez fría la tarta, montamos la nata.

Una vez montada la nata, y con el relleno a temperatura ambiente, extendemos la nata, e introducimos en el frigorífico.

Sacamos la tarta bien fría, y rallamos chocolate con leche y almendras en su superficie… S servimos.

Como habréis comprobado, es una tarta que aguanta muy bien a distintas temperaturas, y es más, seguro que también congelada. Esto último no lo hemos podido probar, ya que la degustamos en caliente y nos gustó muchísimo, y al día siguiente, bien fría… desapareció por completo.

NOTA:

La base os recomendamos hacerla en un bol y con las manos. Además esta base nos servirá para más tartas. No hacerla con batidoras, robot, amasadoras o Thermomix, ya que la dejarán demasiado fina y calentarán mucho la mantequilla.

Sin embargo el relleno y cobertura, mejor hacerlo con robot de cocina o Thermomix, saldrán mejor y nos ahorraremos tiempo.

Esta receta pasará a formar parte de nuestra Carta de Postres Sin Gluten

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...