sábado, 14 de junio de 2008

DESAYUNO CON LACTEOS, SIN GLUTEN Y SIN AZÚCAR.

Como siempre llegamos tarde a la publicación del desayuno, que según la estupenda propuesta de nuestras amigas Bea, Ana y Mar, desde su blog DESAYUNOS SALUDABLES, tendría que haber sido el día 1 de este mes, pero al ser los anfitriones del evento HEMC#23 SIN GLUTEN, no hemos tenido tiempo hasta hoy para publicarlo… ¡Perdón!
Este es un desayuno que preparamos para algunos miembros de la familia, no para todos, ya que en casa además de los problemas de celiquía, existen problemas de intolerancia a la lactosa en nuestra hija, y nuestro hijo tampoco admite bien la leche.




Como ya os contamos hace tiempo, cuando preparamos la PIÑA ROMANOFF, nos gusta mucho la piña y siempre que podemos la tomamos, así que cuando vaciamos la piña (y si es fin de semana), en lugar de utilizar un cuenco, empleamos una parte de la piña hueca como recipiente, además de ser exótico, bonito, es un recipiente que se puede raspar y sacar aún unos buenos trozos de piña y jugo.





También como en el DESAYUNO SALUDABLE Y SIN GLUTEN DE LA MAMÁ, la combinación de alimentos no es casualidad y cada uno de los ingredientes tiene un motivo, os los explicaremos, por el orden en que los preparamos y degustamos:


PIÑA: A nosotros nos gusta muchos su sabor dulce, su aroma, pero también valoramos ya que sabemos lo que este tener afectados los sistemas de nuestro organismo, el que nos potencia el sistema inmunológico, hace que mejoremos la digestión de las proteínas, nos limpie y proteja el intestino.

También, nos aporta vitaminas del grupo B, hierro y zinc, así como betacarotenos, ácido fólico, vitamina C, bromelina, calcio, magnesio, fósforo y potasio.

KIWI: Esta fruto de color verdoso llamativo, nos estimula también el sistema inmunológico, nos limpia y vigoriza, así como nos aporta mas vitaminas del grupo B y C y también hierro, algo que cuando padecíamos anemia ferropénica, sabíamos lo importante que es tenerlo.

Por otra parte, también nos aporta betacarontenos, calcio, magnesio, fósforo, potasio y bioflavonoides.

FRESA: Este preciosa y llamativa fruta roja, es una buen depurador, vigorizante, antioxidante y como las anteriores muy beneficiosa para el sistema inmunológico. Aportándonos vitaminas de grupo B, C y E, así como betacarotenos, hierro, zinc, calcio, cloro, magnesio, fósforo y potasio.

REQUESÓN: Este preparado lácteo que posee un contenido graso menor que la mayoría de los quesos, la mitad de grasa que el queso fresco, es un alimento muy apropiado para incluir en dietas de control de peso o grasa (operación bikini). Pero para nosotros además de lo expuesto anteriormente, y ya que nuestros estómagos están un tanto delicados, es un buenísimo alimento, que nos aporta la mitad de calcio que la leche, pero contiene vitaminas B1 y B6, así como ácido fólico, algo de lo que la madre de esta familia también sabe lo que es tener los marcadores muy bajos.

SACARINA: Es el edulcorantes que utilizamos para endulzar tanto el requesón como la leche, ya que no tiene ninguna caloría y endulza unas 200 veces más que el azúcar.

Sabemos que la sacarina no es buena tomarla en exceso y durante muchos años fue considerada como una sustancia posiblemente cancerígena, hasta que en 1999, fue eliminada de la lista de sustancias cancerígenas.

LECHE: En este caso la leche utilizada, es leche de vaca uperizada y descremada, que según dicen los especialistas mantiene todos los nutrientes de la leche entera, pero no tiene grasa, colesterol y las vitaminas liposolubles, por lo que es muy buena para controlar el sobrepeso y colesterol.

Pero siempre hay que recordar que la leche es un alimento importante para nuestro desarrollo, por su aporte de calcio y proteínas, que son necesarios para la formación de los huesos y dientes, por lo que durante la niñez y adolescencia es muy bueno tomar leche entera (siempre que no se padezca intolerancia a la lactosa o alergia a la leche), y durante la edad adulta, es aconsejable continuar tomándola para conservar nuestra masa ósea y evitar la desmineralización de los huesos, que es una de las causas más frecuentes de la osteoporosis y sobre todo en las mujeres con la menopausia.

PASTAS DE CHOCOLATE: Os lo comentamos ya que aparecen en la foto que hicimos, pero que al final no las tomamos. Son unas pastas de chocolate sin gluten, pero perfectamente podrían haber sido también sin azúcar, aunque sin gluten y sin azúcar ya es más difícil encontrarlas.

Os podemos asegurar, que mezclando el requesón con las frutas y el jugo de piña, conseguimos una exquisito desayuno, pero que al acompañarlo después con la leche, conseguimos un desayuno saludable, que además en este caso y sin tomar las pastas de la foto (sin gluten) es un desayuno apto también para diabéticos, alérgicos a los frutos secos…

Esperamos y deseamos que os guste… ¡Buen provecho!

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...