domingo, 4 de diciembre de 2016

Restaurante Madreselva en Cortijo La Parrilla de Santiago-Pontones. Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) #singluten.

Ya os contamos en nuestra entrada Caminar sin gluten por Segura de la Sierra. 18º Campamento de Otoño en esta población jienense fronteriza, que dentro de las actividades previstas del equipo de amigos, habíamos realizado una jornada de Senderismo por Las Acebeas. Ascensión al Pico de las Acebeas (1.639 m) y Cumbre de Navalperal (1.618 m), por el PR-A 176, Desviación 10 del Senedero GR Bosques del Sur. Y también, en Recorrido en coche, subiendo al Pico de El Yelmo,  nacimiento del Río Segura, y paseo por la población de Hornos. Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. . Y ya solo nos quedaba compartir con vosotros, la parte gastronómica de este “Campamento de Otoño”.



Nosotros conocíamos la zona, ya que tuvimos la suerte de participar en septiembre de 2014 en el Fam Trip alrededor del Cordero Segureño organizado por Degusta Jaén, y también habíamos “Degustado Cordero Segureño en el restaurante Don Domingo”, pero en esta ocasión, no queríamos llegar hasta Santiago-Pontones, ni a la aldea de Don Domingo (“Primer Starliht de España”). Así que buscábamos un restaurante donde poder disfrutar de la gastronomía sin gluten en la zona por la que nos íbamos a mover con el equipo de amigos del Campamento de Otoño 2016.




Aprovechándonos de las RRSS, de los amigos celíacos de Jaén y de otros lugares, preguntamos sobre un restaurante en la zona, y Gloria, del Cosmolarium de Hornos, nos dijo en Twitter: “En restaurante Madreselva puedan tener cosas sin gluten”. Enseguida vimos en Tripadvisor.es (Ninguna reseña sin gluten) y también leímos la interesante entrada de Javier Broncano, en su blog (Cerrado desde 2014):  Segura en Verde, con el título: “Restaurante Madreselva: Una exquisitez en la Sierra de Segura profunda”, donde además conocimos la historia de Giuseppe y Moni, y la decisión de montar este restaurante. Con estos datos, nos pusimos en contacto con el Restaurante Madreselva: 

-    Pregunta: ¿Tenéis posibilidad de atender a una persona celiaca. Elaborar platos y postre sin gluten?

-    Respuesta: “Para una persona celiaca podríamos hacerle algún plato y postre sin gluten. Importante saber qué día tenéis pensado venir para reservaros mesa (…) nuestro restaurante tiene aforo limitado y, en estos días, hay afluencia de gente”.

Así que una vez visto con el grupo, llamamos y reservamos para nueve personas (El celiaco siempre es el “influence” del grupo al hora de elegir y reservar restaurante).




Así que de bajada del Nacimiento del Segura, paramos nuestros vehículos en este Cortijo de La Parrilla, y nos llamó la atención el edificio que lo alberga, tanto pos su situación, como por su decoración interior. 


Nos tomamos unas cervezas y un refresco (no tienen cerveza, ni pan sin gluten), pero eso sí, tuvieron la deferencia de preparar un aperitivo sin gluten. Y mientras tomábamos gratamente el aperitivo. Giuseppe, nos paso las cartas, y nos hizo una serie de recomendaciones.


Pasamos al interior del restaurante. No tiene muchas mesas, pero es muy acogedor, tanto por su decoración, colorido, iluminación, como por el trato recibido. Y como habíamos pedido los platos de la carta al tomar el aperitivo, solo nos quedaba esperar sentados en la mesa. Como nos queríamos reservar para los segundos platos, y los postres, solo pedimos para compartir:

Berenjena al horno


Ensalada de bacalao


Y una buena comida, hay que acompañarla con vino. Pero como algunos tenían que conducir, solo pedimos frasquilla con vino de la casa, que resultó ser un Ribera del Duero.


Y es que para los segundos platos, y conociendo las delicias del Cordero Segureño, casi todos pedimos:

Asado de Cordero Segureño al romero (sin gluten):


Hubo quien se decidió por pierna de cabrito  asado de la zona (sin gluten):


Y algunas de las amigas por carrilleras de ternera


Habíamos leído que el servicio era lento en este restaurante. La verdad, es que se tiene que ir para disfrutar del momento, de la gastronomía, de las charlas alrededor de la mesa… y sin prisas. Y nosotros, no teníamos mucha prisa, y queríamos disfrutar de esta reunión de los amigos y amigas del “Campamento de Otoño 2016” alrededor de la gastronomía. 
 

Y eso fue lo que hicimos… y llegaron los postres, a cada cual más llamativo y sabroso. La mayoría con gluten. Pero solo había una celiaca en la mesa.


Algunos de los postres con gluten que pidieron nuestros amigos.


Y como habíamos reservado, y solicitado un postre sin gluten, el hijo de Giuseppe y Moni nos dijo que su madre ya había preparado uno, y apareció con una copa de crema de arroz, con nueces garrapiñadas, melocotón… Una verdadera delicia sin gluten.


Tras los postres, los cafés e infusiones, que como siempre ocurre de todos los gustos y elaboraciones. Y tras el café, nos ofrecieron una copa de licor de endrinas, y la verdad es que apetecía, aunque los conductores solo nos mojamos los labios.


Con todo esto que habíamos comido, decidimos darnos un paseo por la zona, descubriendo la huerta de este cortijo, la antigua fuente, con pilón y zona de lavadero de ropa. Y caminamos  entre plantas aromáticas, zarzas, y pinares. Un paseo corto, pero agradable.


Terminado el paseo, volvimos a los coches para dirigirnos a la población de Hornos de Segura, donde queríamos acercarnos al Cosmolarium, pero llegamos tarde, y lo único que hicimos fue pasear por las calles de esta bella población.


CAMINOTAS:

El restaurante Madreselva, tiene una historia muy curiosa de Giuseppe (de origen itlaliano) y Moni (sus propietarios). Una pareja que vino a vivir al Cortijo La Parrilla (Aldea de Santiago-Pontones) hace más de 20 años, cuando por allí solo existía un camino, y vivían plácidamente en plena naturaleza. Y de cómo se vieron obligados a cambiar su vida tranquila en medio del campo, cuando junto a ellos construyeron una carretera. Como se suele decir: “Si la vida te da limones, haz limonada”, y lo que hicieron fue crear este restaurante, con una mezcla de cocina mediterránea, serrana e italiana. Con asados de cordero segureño y cabrito;  verduras (tienen huerta ecológica propia), con calidad y buen trato.

Aprovechamos para felicitar al ayuntamiento de Santiago-Pontones, por haber conseguido para la aldea de Don Domingo la clasificación de “Primer Starliht de España”, por la UNESCO, la Organización Mundial del Turismo, y la Unión Astronómica Internacional han promovido este nombramiento, lo que garantiza que esta aldea situada a 1.500 metros de altitud, junto a la altiplanicie de Los Campos de Hernán Perea, está libre de contaminación lumínica y permite una perfecta observación del cielo y las estrellas durante las noches.
Hay personas que saben aplicar con éxito el sabio consejo que dice: “si la vida te da un limón, hazte una limonada”. Es el caso de Giuseppe y Moni, una pareja que hace veintiún años decidieron venirse a vivir a La Parrilla, aldea de Pontones aislada en plena montaña y, entonces, prácticamente abandonada. Después de muchos años alejados del mundanal ruido, el carril de tierra que pasa por delante de su casa se convierte en una carretera. Luchan en vano para evitar que el tráfico acabe con el modo de vida que habían elegido, pero, ante la evidencia del asfalto, dan un giro: aprovechan su experiencia previa en hostelería y convierten su casa en un restaurante.

Este establecimiento ya forma parte de nuestra Carta de Restaurantes, Bares, Cafeterías, Pastelerías, Panaderías, Tiendas, Hoteles… Aptos para celíacos que podéis abrir desde la pestalla de "Carta Establecimientos"

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...