viernes, 10 de febrero de 2017

Judías negras de San Andrés del Arroyo, y con orejas de cochinillo confitadas de Vegapalacios. Productos de Palencia #singluten #sinlactosa

Con este tiempo frío, nublado y ventoso, apetecen platos de cuchara, y ya que teníamos judías negras del Monasterio de San Andrés del Arroyo, y una lata que teníamos en la despensa de orejas de cochinillo de confitadas de Cascajares (Vegapalacios), ambos de la provincia de Palencia. Se nos ocurrió unirlos y hacer una receta de judías en olla rápida, aunque también se puede hacer de forma tradicional, en olla abierta, y con tiempo. Y cumpliendo los cánones sobre como cocinar legumbres. Eso sí, sea como sea, es un buen plato de cuchara para disfrute de los comensales de la casa.

Judias de San Andres del Arroyo con orejas cochinillo Cascajares

Y es que al elaborar este plato, nos acordamos de que la primera vez que estuvimos los cuatro caminando juntos por la Montaña Palentina, fue en una visita en 1992 a la zona de La Pernía, a las poblaciones de Lebanza y San Salvador de Cantamuda.  Y siempre, admirando el románico, la naturaleza, la historia, o el Canal de Castilla. La última vez en otoño de 2015. Y nos damos cuenta que hace mucho, y que tenemos que volver. Y que al poco de volver elaboramos unas Alubias o judías blancas.




Vista de la montaña palentina

INGREDIENTES (4 personas):

Alubias negras de San Andres del Arroyo, 250 g.
Patatas medianas, 2 uds.
Zanahoria, 1 ud.
Cebolla mediana, ½ ud.
Dientes de ajo de las Pedroñeras, 3 uds.
Tomate frito sin gluten*, 2 cucharadas.
Chorizo sin gluten*, 1 ud.
Punta de jamón, 1 ud
Hoja de laurel, 1 ud
Agua
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
Lata de orejas de cochinillo de Cascajares, 1 ud (8 orejas aprox.).

* Comprobar también que no tiene lactosa.

ELABORACION:

Siempre que hacemos recetas de legumbres, el olor de la cocina nos transporta a la cocina de nuestras abuelas, y a esos recuerdos de las cocinas tradicionales de carbón y leña. Pero también a esos restaurantes, fondas o ventas, donde en nuestra vida hemos disfrutado de esas exquisitas legumbres. Algo, que desde que nos diagnosticaron la celiaquía, es más complicado, por la contaminación cruzada, y el desconocimiento de los productos que añaden a la olla ó puchero.

La noche anterior ponemos las alubias o judías en agua.

Al día siguiente, antes de cocinarlas, las lavamos muy bien.

Abrimos la lata de orejas de cochinillo, y las ponemos en el fuego al “Baño María”, para separar las orejas de la grasa de pato que las protegen. Y reservamos. (No tirar la grasa de pato)

Orejas de cochinillo de cascajares sin gluten


Pelamos y troceamos las patatas y zanahoria.

Echamos todos los ingredientes (excepto las orejas de cochinillo) en crudo a la olla rápida.

Cerramos y ponemos al fuego alto hasta que suba la válvula de presión.

Bajamos el fuego al mínimo y dejamos hervir durante unos 35 minutos aprox.

Cuando terminen de hacerse las judías, abrimos y dejamos reposar un poco. 

Ponemos al fuego una sartén con un poco de AOVE. Calentamos, y vamos friendo las orejas de cerdo, para que estén crujientes. 

Habremos obtenido con esta sencilla receta unas exquisitas y finas alubias o judías negras. Con el sabor especial de las orejas de cochinillo de Cascajares.

Emplatamos, poniendo las judías, y dos orejas de cochinillo por comensal.

Armonizamos este suculento plato con un buen vino de Castilla y León.

Judias negras con orejas de cochinillo de Cascajares


CAMINOTAS:

Estas orejas de cochinillo tienen una textura y sabor muy especiales. Y se pueden comer simplemente pasadas por la sartén con un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra, como una tapa exquisita.

Respecto a la grasa de pato, hacemos como con el resto de conservas de calidad, no la tiramos, ya que seguro que encontramos una forma de utilizarla. Nosotros, la empleamos al día siguiente para untar con un poco la piel y el interior de un pollo para asar... ¡Menudo sabor! Y con el resto ya os contaremos en que otra receta la hemos empleado.

Y después, de degustar este plato, lo mejor es volver a salir a caminar por la montaña, admirando tanto las montañas, como las pequeñas flores, como esta Colchicum montanum, quitamierdas o azafrán de montaña.

Colchicum montanum, quitamierdas o azafrán de montaña.

Esta receta pasará a formar parte de nuestra Carta Sin Gluten.


#escribimoslovivido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hemos decidido moderar los comentarios. Gracias por dejarnos el tuyo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...