jueves, 8 de mayo de 2014

La Mordida de Retiro, un restaurante mexicano apto para celíacos en Madrid #singluten

Siempre nos ha gustado salir a comer en familia, para saborear distintos estilos de cocina y restaurantes. Y la verdad es que la cultura del maíz en la comida, además de gustarnos, nos facilita mucho el encontrar lugares donde comer sin gluten. Así, que cuando leímos, que gracias a la predisposición de los propietarios de este restaurante y al trabajo realizado por las personas de la Asociación de Celiacos y sensibles al Gluten de la Comunidad de Madrid, el restaurante La Mordida Retiro o “La Terraza de la Mordida”, era apto para celíacos, decidimos reservar mesa, y disfrutar de una cocina tan especial como es la mexicana, y sin gluten.


Ya conocíamos el local desde hace años, por su estupenda situación y terraza, al haber pasado en más de una ocasión camino del Parque del Retiro. Pero hasta la fecha nunca habíamos pasado el umbral de su puerta, y cuando lo hemos hecho, nos ha agradado la decoración, el colorido, los detalles… algo que ya hace más agradable el local en el que comer.




Además de una gran terraza – parte de ella bajo un edificio puente – consta de dos niveles, y a nosotros nos situaron en la planta superior.


Nos llamaron la atención los murales con personajes conocidos de Mexico, o de películas o actuaciones, así como fotografías, llegando el colorido hasta en mesas, sillas, rincones, techo… creando un ambiente informal, agradable, festivo o como algunos dicen: “casual”. Pero ante todo, pensado y apto para todas las edades.

Tienen una carta amplia de comida mexicana sin gluten, y no picante si se desea, o picante según los gustos, divida en dos partes: “Pa’ Empezar” y “Pa´ Seguir”.

Así que nosotros, cuatro, estupendamente aconsejados por el agradable camarero, nos decantamos "Pa' Empezar" por:


Nachos con guacamole

Queso fundido (Pibil - Huitla)
"Pa' Seguir" con:

Alambre Arranchera
Pollo Flor de calabaza
Tinga Guajalote
"Pa' Postre":

Crepa de Cajeta

Crepa Mixta
Todo ello acompañado con cerveza sin gluten Ambar (con y sin alcohol) y agua.

A través del espejo

Pero, si ya nos había gustado la decoración del local, el plato de nachos con guacamole que habíamos comenzado a degustar… de golpe, en la zona baja escuchamos a alguien cantar, y como los comensales aplaudían. Al rato, vimos que el cantante, tenía una impresionante voz, y fue deleitando mesa por mesa – subiendo y bajando escaleras – a todos, con canciones mexicanas conocidas y nuevas. Este artista llamado Omaly, y os podemos asegurar que creó un ambiente muy agradable, y el lujo de poder disfrutar de una comida mexicana, con música en directo, y su simpatía con mayores y pequeños. 


Os podemos asegurar, que a cada uno de nosotros, nos gustó el local, el ambiente, la comida mexicana sin gluten… y esa sensación tan especial de poder compartir cada uno de los platos, añadiendo la salsa que deseáramos, sin miedo a la contaminación cruzada sobre la mesa, algo muy de valorar. Os aconsejamos, que si vais acompañados de alguien no celiaco, pidáis todo sin gluten - el precio es el mismo – y es muy de valorar el poder compartir y degustar distintas elaboraciones.


Para diferenciar las elaboraciones sin gluten, los recipientes en que sirven las “tortillas” son de distinto color, y en los platos un fino aro dorado diferencia los platos. Pero el no habar diferencia de precios, una carta del mismo diseño, y la forma de marcar de una forma sencilla y no llamativa las elaboraciones sin gluten, hacen que realmente se consiga una normalización en este establecimiento del colectivo celíaco que acudimos.

Y, si además de disfrutar compartiendo la comida, lo hacéis disfrutando de la actuación en directo de Omaly, esta comida se convertirá en un grato recuerdo gastronómico y de ambiente mexicano. Omaly, cuando estuvimos, entre otras canciones cantó una dedicada a su madre y a todas las madres, que podéis ver en este vídeo.




Estamos seguros que volveremos en familia, con amigos y cada uno de los componentes de nuestra famlia con parejas y amigos, ya que todos salimos muy satisfechos de La Mordida de Retiro -   Pio Baroja, 9   (Madrid), de su carta sin gluten, del ambiente y de la atención recibida... Es un sitio Pa' Volver

Luego, tras la comida, que mejor que acercarse al siempre impresionante Parque de El Retiro, para caminar un poco en este vergel urbano e histórico. Y en esta ocasión, además pudimos disfrutar con el espectáculo de los pavos reales, con sus plumajes impresionantes extendidos.


Y aprovechamos este post, para agradecerte a ti, que visites nuestro blog - que es de todos y todas -, y que hayas leído este post. Así, que mejor de terminar, que deseándote suerte como lo hacen los mexicanos:


Como siempre solo #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...