domingo, 1 de octubre de 2006

SETAS ESTILO DE GUADALUPE

Dentro de unos días, y aunque este año ha llovido demasiado poco (esperemos que acabe esta sequía), los campos comenzarán a llenarse de esas joyas gastronómicas que son las setas, hongos, níscalos, las trufas. Nuestro buen amigo Martín de Martínlandran (señor de Las Hurdes), gran conocedor del campo y de sus productos, ya que nació en esa tierra de donde D. Miguel de Unamuno dijo:


"Si en todas partes del mundo el hombre es hijo de la tierra, en Las Hurdes la tierra es hija de los hombres".



Recolectó una fría mañana de otoño del pasado año niscalos por las tierras de la Alcarria (Guadalajara) y nos hizo obsequio de parte de su botín, así que para hacer honor a tan buen gesto y tan buenos ejemplares, buscamos entre nuestros archivos de recetas sin gluten y encontrámos a otro extremeño: Fray Juan de Guadalupe, que realiza sus pozimas alimenticias entre los fogones de la Hospedería de Guadalupe, próxima al Monasterio de Guadalupe (Caceres - Extremadura), así que realizando unos pequeños cambios, nos deleitamos con tan exquisito plato, que a continuacion explicamos:



SETAS EN EL MONTE
INGREDIENTES:

Niscalos o Setas limpias, 500 gr.
Jamón serrano picado, 150 gr.
Almendras crudas peladas, 50 gr.
Piñones, 25 gr.
Cebolla, 1 ud.
Dientes de ajo. 5 uds.
Perejil, 2 ramas frescas.
Guindilla, 1 ud.
Nuez moscada.
Nata liquida, 0,25 litro.
Tomate frito (sin gluten), 2 cucharadas.
Vino blanco, 1 copa.
Coñac o brandy, 1 copa.
Aceite de oliva, 4 cucharadas.
Almidón de maíz (Maizena), 1 cucharada

PREPARACION:

Una vez cortados los tallos de los niscalos, limpiarlos bien y darles un hervor para eliminar impurezas.

En una cazuela, freír la cebolla y los ajos picado todo muy fino.

Cuando los ajos y las cebollas estén dorados, añadir los trozos de jamón serrano, y los niscalos.

Rehogar los níscalos bien, y a continuación agregar el vino blanco, el coñac o brandy, el perejil picado, la sal, la nuez moscada, la guindilla troceada, la nata liquida, el tomate frito, las almendras y los piñones.

Se deja cocer durante 15 minutos y si deseamos que la salsa espese, se añade la cucharada de maicena.


CAMINAOTAS:

Dado que es un plato extremeño, nada mejor que servirlo en plato de barro, acompañarlo con un buen vino de pitarra y unas buenas castaña.

Además, desde este blog, os recomendamos que visiteis la población de Guadalupe, el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, y que no os perdais la ocasión de degustar los exquisitos manjares de su Hospedería.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...