sábado, 23 de abril de 2016

Albóndigas de pollo, del libro “Recetas de táper para el curro” de Rechupete #singluten #sinlactosa

En estos días, se celebran muchos eventos alrededor de los libros: Los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes, Sant Jordi en Barcelona y a finales de mayo y principios de junio la  75 Feria del Libro en Madrid. Y tanto en Sant Jordi, como en la Feria del Libro, seguro que estará nuestro amigo Alfonso López  Alonso – Receta de Rechupete con su ultimo libro: “Recetas de táper para el curro”, publicado por la Editorial Larousse. Un libro muy interesante, como todos los que ha realizado Alfonso.


Y los que nos seguís en Twitter (@caminarsin), ya conocías que esta sería la receta a publicar, del mencionado libro de Alfonso López, es muy sencilla, y a la vez muy, muy rica. Solo hemos tenido que adaptar dos de los ingredientes,  y cocinarlas tal y como nos dice Alfonso, después de contarnos los orígenes árabes de la palabra albóndiga: al-bunduga.



En este libro, además, cuenta con dos prólogos de blogueras: el primero de Montse Gálvez (Nosinmitaper) y el segundo de nuestras amiga Marta Miranda (crockpotting.es), donde con el título: “Dime qué llevas en el táper y te diré quién eres”, expone muy bien la importancia de comer bien día tras día, poner cariño, tiempo y entusiasmo… Y de esto sabemos mucho los celíacos y otras personas con intolerancias y alergias alimentarias, que llevamos años llevando nuestro táper al colegio, a la universidad, al trabajo... Y parece que ahora se ha puesto de moda, pero lamentablemene, la moda ha sido forzada en gran parte por la crísis, y cada día son más las personas que vamos cargados con nuestro táper.

Antes de continuar exponiendo la receta, y como vemos que estáis deseando conocer algo más del libro, os contamos que:

RECETAS DE TÁPER PARA EL CURRO

Alfonso López Alonso - Recetas de Rechupete

Editorial Larousse

ISBN: 978-84-16368-87-7


Encuadernación: Rústica hilo


Las recetas de ese libro se agrupan en capítulos:

- Clásicos qule nunca fallan.

- Como un maqués

- Mamá, ¿qué me llevo hoy?

- Es tiempo de cuchara

- La primavera la fiambrera altera

- Cuando el calor aprieta

- A quien le amarga un dulce

Os podemos decir, que al día siguiente de elaborar este plato, y calentarlo en el microondas del trabajo, el aroma que soltó llamó la atención de los compañeros, así como su presencia. Y es que comer sin gluten y en táper, no es sinónimo de comida aburrida y mala.



INGREDIENTES:

Pechugas de pollo, 2 uds.
Huevos, 2 uds.
Diente de ajo, 1 ud.
Perejil (nos gusta su sabor)
Pan rallado (sin gluten), 6 cucharadas.
Harina de arroz (sin gluten), 4 cucharadas.

Aceite de Oliva Virgen Extra variedad Picual
Cebolla, 1 ud.
Dientes de ajo, 2 uds.
Tomillo seco, 1 cucharadita (ó ramita de tomillo fresco, 1 ud.)
Zanahoria, 1 ud.
Pimiento rojo (nosotros empleamos verde), ½ ud.
Puerro, ½ ud.
Calabacín pequeño, 1 ud.
Vino blanco, 200 ml (nosotros pusimos 250 ml)
Agua, 150 ml (nosotros pusimos 200 ml)
Sal y pimienta negra, al gusto.

Patata, 1 ud.

Los ingredientes que cambiamos, fue claramente el pan rallado, y empleamos harina de arroz, ambos sin gluten. Otro cambio, fue el pimiento rojo, no por que contenga gluten, sino por ser un producto que a la parte celiaca de la familia le sienta mal, así que empleamos pimiento verde, y también perejil. Así mismo, y ya que nos gusta que salga una buena salsa, aumentamos la cantidad de líquidos. Y acompañamiento, incorporamos patatas cocidas para conseguir un consistente y sabroso plato único en táper.



ELABORACION:

Comenzamos picando las pechugas de pollo. Y para eso, retiramos los restos de grasa, las troceamos en dados de unos 2 cm. Y trituramos con un robot de cocina o picadora.

Una vez picada la carne, la ponemos en un cuenco e incorporamos los huevos, el diente de ajo picado, perejil y el pan rallado sin gluten.

Mezclamos muy bien todos los ingredientes ayudándonos de un tenedor, o con las manos, formando una pasta más o menos compacta. Sí vemos, que es complicado para moldear las albóndigas, agregamos algo más de pan rallado y mezclamos nuevamente.



Con las manos, formamos bolas del tamaño deseado, y las reservamos en el frigorífico. Os aconsejamos, hacer bolas no muy grandes, como para comerlas de un solo bocado.

Pelamos y picamos la cebolla y el ajo, y reservamos.

Ponemos una cacerola al fuego con un chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra. Y cuando esté caliente, incorporamos la cebolla y el ajo picado que tenemos reservado, así como el tomillo. Rehogamos a fuego medio durante unos 3 o 4 minutos.

Mientras vamos rehogando la cebolla, lavamos y cortamos la zanahoria, el pimiento verde (o rojo) en dados, el puerro,  y los agregamos a la cacerola. 

Cortamos el calabacín, y lo integramos con el resto de las verduras. Movemos bien todos los ingredientes, y dejamos que continúen sofriéndose durante unos 6 a 7 minutos.



Mientras se van cocinando las verduras, ponemos a calentar abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén. 

Pasamos las albóndigas por harina de arroz (sin gluten), y cuando el aceite esté bien caliente, las incorporamos, y las freímos por toda su superficie, hasta que se doren un poco. Y las vamos pasando a una bandeja con papel de cocina absorbente.

Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos que continúe sofriéndose a fuego medio unos 10 minutos.

Transcurrido este tiempo, añadimos el vino (cuanto mejor sea, mejor sabrá), y subimos el fuego, removiendo bien para evitar que se pegue, y con el fin de que se evapore el alcohol.

Bajamos nuevamente el fuego, agregamos el agua, salpimentamos y continuamos la cocción.

Pasamos todos los ingredientes de la cacerola con la batidora, robot de cocina o chino.

Agregamos las albóndigas y la patata, lavada y cortada en dados a la cacerola con la salsa ya pasada. Ponemos la tapa, y dejamos que se cocinen a fuego medio durante unos 10 - 15 minutos.

En nuestro caso, hemos empleado patatas cocidas a la vez, pero podemos también acompañarlas con arroz, o pasta. Y en la siguiente, como podéis ver en esta mala foto realizada con el móvil, las albóndigas, tras ser calentadas en el microondas, estaban sobre la mesa del comedor del curro,



CAMINOTAS:

Tras realizar esta exquisita  receta, y degustarla tanto en casa, como en el trabajo, nos ha encantado, y lo único, es que para la próxima vez, haremos las albóndigas más pequeñas, para que sean pequeños bocados, ya que las hicimos como hacemos las de carne de vacuno, y estas de pollo, se nos apetecen que sean más pequeñas.


Es un plato exquisito y muy completo. Y la salsa, seguro que la haremos para acompañar a otras carnes, ya que está de rechupete. Esta receta pasará a formar parte de nuestra Carta Sin Gluten, y nos acompañara muchos días en el táper al curro.

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...