domingo, 14 de diciembre de 2008

COMER SIN GLUTEN EN MADRID. RTE. "NO SOLO PASTA"

Para la gran mayoría de las personas, el entrar en un restaurante, solicitar la carta y elegir que degustar, puede ser algo especial, ya que normalmente se elige ir a un restaurante que nos han recomendado, que hemos oído que tiene manjares especialmente atractivos y en muchas ocasiones por la calidad y el precio. Siempre, según el momento y las circunstancias. Pero para una persona celíaca, muchas veces, el encontrar un restaurante, donde en principio conozcan la celiaquía, que sepan cocinar sin gluten, que eviten la posible contaminación cruzada y que tengan una carta atractiva, es realmente difícil, aunque poco a poco la cosa va mejorando.


Pero en la gran ciudad de Madrid, donde abundan restaurantes de todo tipo, categoría y precio, hasta la fecha, aún existen pocos restaurantes que se diferencien por su especialidad sea la comida sin gluten, y mucho menos que como es el caso de esta empresa, su segundo local tiene dos cocina para evitar aún más la posible contaminación cruzada.


Desde hace años, queríamos ir a cenar a este restaurante, ya que se encuentra situado en pleno casco antiguo de Madrid, muy cerca de la Pza. Mayor, de la Puerta del Sol, del Palacio Real y del Palacio de la Opera. Este restaurante es NO SOLO PASTA (Merece la pena visitar su web), que está situado en la CALLE SANTIAGO Nº 3, y que en su día nuestra amiga ÁNGELA, desde INFOCELIAQUIA nos presentó en su post NO SOLO PASTA, MADRID. Y la noche del viernes pasado lo hicimos. Si la pareja cocinera de esta familia estuvo cenando en él, y esta es nuestra opinión al respecto. Aunque no nos llevamos la cámara para presentaroslo, y hemos puesto algunas de nuestro archivo.

LOCAL:

La primera impresión que se tuvimos, al encontrarnos ante una antigua taberna madrileña, ya que sus puertas y ventanas están pintadas de rojo, color que se utilizaba en esta ciudad para identificar que en el establecimiento se vendía vino, en la época en que a Madrid venía diariamente un tren cargado de vino Valdepeñas.

Nada más atravesar la puerta de cristal, con marco rojo, encontramos un local austero en su decoración, con unas cuantas mesas a la entrada, que son las destinada a no fumadores, y que en principio es donde habíamos reservado nuestra mesa. Pero hemos de reconocer, que en este tema somos un poco especiales, y nos gustan los salones más íntimos, los rincones acogedores, así que solicitamos pasar a la zona de fumadores.
El local de fumadores, es pequeño, con una decoración igualmente austera, con unos azulejos color terrizo a media altura, y cuatro cuadros en las paredes, y un gran perchero (sin perchas), que sirve como estantería. La iluminación a las cinco mesas con manteles de tela, y vajilla blanca, se realiza a través de apliques en la pared.
Hemos de reconocer, que entre el frío que hacía en el exterior, en el interior del local, tampoco se respiraba un calor excesivo, tanto térmico como decorativo.

CARTA:

Tienen una carta bastante completa, variada y ante todo con variedad e pizzas, pasta fresca, ensaladas, pescados, carnes y una variada bodega, además de cerveza sin gluten.

Siempre, y ante cualquier comensal en la mesa, preguntan quién o quiénes son los celíacos, y así servir en consecuencia, algo de agradecer. Nosotros decidimos comer sin gluten los dos, para así compartir y degustar los platos, y fue todo un acierto.

Al sentarnos, nos pusieron un bol con arroz y langostinos, y al momento a la vez de servirnos las bebidas, unas cremas de quesos, y bollitos de pan preparados por ellos. A continuación degustamos una riquísima y bien aliñada ensalada de frutas del tiempo, que resulto ser todo un acierto. Posteriormente, degustamos una pizza de queso de Cabrales y Mozzarella, seguida de otra pizza de salmón ahumado con mozzarella, ambas estaban muy ricas, aunque hemos de comentar, que podrían esmerarse un poco más en la presentación, ya no es entendible que una pizza se presente de forma irregular, por muy artesanal que sea, y si se recorta con un corta pastas en forma circular o cuadrada, seguro que entrará mucho mejor por la vista (También se come con los ojos).

Degustamos una buena CERVEZA ESTRELLA DAMM APTA PARA CELÍACOS, algo que agredeceríamos tuviean más bares y restaurantes. También una copa de vino de rioja y agua mineral.

Nos quedamos con las ganas de probar el tiramisú, pero ya se nos hacía tarde para disfrutar de la noche madrileña, con un grupo de compañeros con los que habíamos quedado después de cenar, pero si tomamos un exquisito y cremoso café como hacía tiempo que no lo hacíamos.
Y al final, llego el pagar la cuenta, la dolorosa o como queramos llamarla, que en esta restaurante está actualmente entre los 25 – 30 euros.

PERSONAL:

Resulta estupendo el conocimiento que las dos personas que nos atendieron tienen sobre la problemática para comer sin gluten, y con extrema simpatía te informan, asesoran y te hacen sentir como en casa, creando un ambiente familiar rápidamente, algo muy de agradecer como clientes.

RESUMEN:

Aún siendo un local frio térmicamente (por lo menos la noche del viernes). Con una estética bastante mejorable para hacerlo más acogedor. Con unas pizzetas irregulares en su forma. Es un restaurante al que ningún celíaco debería dejar de ir, ya que la simpatía, el conocimiento de su personal, la variedad de la carta, la sencillez, el compromiso por atender a los celíacos, y lo estupendamente bien que como clientes celiacos hacen que nos sintamos, y que se puede resumir en una frase que expresan en su web: “en un ambiente en el que son acogidos y comprendidos sin distinción alguna con el resto de los nuestros clientes”.
Y después de degustar esta comida mediterránea, pasear por las calles del Madrid antiguo, ya sea de día o como nosotros hicimos anoche, en que se celebraba el fin de año universitario en la Puerta del Sol, y que tanto en la zonas de Opera, Callao, Gran Vía, o Alcalá se respiraba a altas horas de la noche un ambiente festivo estupendo, que invitaba a la reunión entre amigos, al baile, a la fiesta, a la diversión (siempre con respeto). Ya que el ser celiac@ no tendría, y no tiene que significar ser excluido de ningún evento, de ninguna fiesta y de ninguna celebración gastronómica, familiar, amistosa o laboral, como aún hoy ocurre.

Damos desde este blog las gracias a todo el equipo de NO SOLO PASTA, por la preocupación por el colectivo celíaco, y también les enviamos una amenaza... ¡seguro que volveremos!

YA NO ES POSIBLE VOLVER, AL HABER CERRADO ESTE LOCAL (2010)

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...