sábado, 24 de noviembre de 2007

ENCUENTRO... CON LA ALEGRÍA DE LOS NIÑOS.


Este este artículo o “post”, así como las fotografías, van íntegramente dedicados a los pequeños: Alba, Alejandra, Sofía y Oscar, con los que hoy, hemos tenido el placer de compartir un paseo a través de sus miradas, de sus ojos, de sus exclamaciones, de sus preguntas, de sus miedos, de sus dudas, de sus juegos, de sus travesuras, de su sinceridad, de sus risas y sobre todo sus alegrías de niños contemplando los animales por el Parque de la Naturaleza Faunia en la ciudad de Madrid.





Todo surgió de un encuentro anunciado en los foros celiacOnline y ForoSin, ya que las tres pequeñas son celíacas. Ha resultado una experiencia buenísima, y para nosotros que nuestros himos ya son mayores, hacía tiempo que no íbamos a ver animales con críos tan pequeños. La lastima es que no nos ha podido acompañar nuestro sobrino que es de su edad.

Lo primero que hemos hecho, fue acercarnos a la magnífica Pastelería Artediet a comprar unas bolsas de chuches sin gluten, para llevárselo a los peques.

A la entrada a Faunia, hemos ido a preguntar en el Restaurante-autoservicio El Olivo, sobre la comida sin gluten que podíamos degustar, y la verdad es que la oferta ha sido amplia (paella, carne, pescado, pasta…), así que para los peques hemos encargado pasta.

Luego hemos disfrutado primero viendo a los perritos de las praderas, para después ver el estupendo espectáculo de focas y leones marinos, donde todos hemos sido un poco niños. Aquí además nos hemos encontrado con otras parejas de amigos y sus hijos, con lo que al final hemos estado todo el día a paseando.


Con este grupo compuesto por nueve niños y ocho adultos, hemos disfrutado por “La Jungla”, “El Aviario”, “El Nido”, “Los Polos”, etc. Terminado nuestro magnífico encuentro, entrando en “La Noche”, para aver todos esos animales de habitos nocturnos, como la gineta, murcielagos, lirones, etc. Cuando hemos salido, la ciudad estaba ilumninada, y ya era noche gélida en Madrid.


Pero lo bonito, además ver los animales, de cómo están representados los ecosistemas… ha sido sin lugar a dudas, disfrutar de un magnífico día (soleado y frío) con nuestras amigas Rustyniana y Gemiosal (así como del grupo de amigos que se nos encontramos), y poder caminar sin gluten por este lugar con la alegría de sus encantadores hijos.

Para nosotros a sido un verdadero placer este encuentro y esperamos vernos muchas más veces, e ir comprobando como poco a poco, las barreras para los celíacos se van derribando, y cada día estos pequeños, nuestros hijos adolescentes y los adultos, encontremos una Sociedad más comprensiva respecto a esta enfermedad crónica y herediraria que es la intolerancia al gluten.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...