lunes, 13 de noviembre de 2006

ALBERGUE CAÑADA REAL (ABEJAR)

Con tan rápida respuesta, y aunque siempre se duda, tenemos que decir que los días que hemos estado, ha sido todo sorpresas, tanto en el caso del edificio (explendido), las instalaciones (estupendas), el trato humano (maravilloso) y como siempre el pero... – aún en hoteles de lujo - la limitación se encontraba en el desayuno, pero ya les habíamos avisado de que llevaríamos un plun-cake sin gluten (en este caso con orejones de albaricoque y piñones); pero para los que pueden comer gluten, fueron un inicio de día extraordinarios, ya que tenían café, leche y chocolate (sin gluten).



Como siempre, en nuestras salidas otoñales y otras muchas, buscamos lugares interesantes para poder alojar al grupo de amigos - que oscila entre 25 - 35 personas generalmente -. Lugares donde los chicos puedan disfrutar y donde el precio no sea prohibitivo; ya que desde que se ha puesto de moda el turismo rural, se está convirtiendo en turismo de clase alta. También que su situación nos ofrezca tanto la posibilidad de caminar por la naturaleza, y por supuesto caminar sin gluten, por lo que siempre antes de reservar el alojamiento en régimen de media pensión, comentamos todos nuestra problemática y en particular el tema de alimentación.




En esta ocasión, Miguel ha sido el encargado de realizar los contactos iniciales y la reserva final en el Albergue Cañada Real y nosotros enviamos un correo electrónico el día 25 de Octubre, donde explicamos la enfermedad celíaca y además les aportamos información sobre paginas Web sobre la celiaquía (Asociación Celiacos Madrid, blog personales de celiacos, celiacOnline, FACE, infoceliaquía etc.), para de esta manera ampliar la información, y entre otras cosas decíamos:

“Dentro de este grupo va mi esposa con el problema de Intolerancia al gluten (celíaca). Como celíaca debe de seguir una dieta de por vida totalmente exenta de gluten, lo que te comunico, para que informes a los cocineros y lo tengan en consideración a la hora de preparar tanto la cena, como el desayuno, aunque en este último es más difícil y nosotros llevaremos bollería especial sin gluten. En las páginas siguientes, os informo de cómo poder ofrecer una dienta sin gluten, que espero os sirva tanto para nuestra estancia, como para las futuras visitas de celiacos, así como otros datos sobre esta enfermedad hereditaria, por sí fuera de vuestro interés”

Recibimos la contestación por parte de las personas responsables del albergue, en menos de una hora indicándonos:

“Muchas gracias por la información sobre la celiaquía. No se preocupe que lo tendremos en cuenta y no habrá ningún problema”


Las cenas hay que destacarlas aparte, ya que la primera noche nos ofrecieron una crema de calabacín y lomo de cerdo con patatas fritas aparte en aceite limpio, para no contaminarlas. La segunda noche una sopa de marisco con arroz y pollo asado con patatas fritas en aceite limpio.

También todos los amigos que no son celiacos, pudierón degustar unos exquisitos níscalos, acompañados con aceite, ajos, pimiento verde, jamón serrano, beicon, pimentón dulce, sal, pimienta negra y… lastima llevaban harina de trigo, de lo que la cocinera nos pidió disculpas por no haber echado harina de maíz, ya que conoce perfectamente el tema de la celiaquía y ya han tenido varias personas alojadas con esta enfermedad.





Todo el grupo, disfrutamos de nuestra estancia, y desde aquí queremos nuevamente agradecer el trato recibido hacia los niños, adultos y muy en particular a los celiacos, por lo que desde aquí mandamos un fuerte abrazo a todo el equipo del Albergue Cañada Real, y una amenaza… ¡volveremos!.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...