jueves, 9 de julio de 2015

Pan de molde y en pirex de hogueras de San Juan. Sin gluten y sin lactosa, El que más ha gustado en casa.

Ya os comentamos como realizamos el “Pan de molde fondo de armario”, y a partir de esa mezcla loca de harinas sin gluten y sin lactosa, hemos realizado distintos cambios, hasta obtener este pan, que hasta la fecha es el que más ha gustado en casa, por su textura, sabor y envejecimiento. Y le hemos llamado pan de las hogueras de San Juan, ya que lo hicimos para celebrar esta fiesta en Alicante junto con unos estupendos amigos. Y lo curioso además de este pan, es que con la misma masa, y al mismo tiempo, podemos obtener dos panes con distinta forma, sabor y textura. Como distintos son el Mar y El Sol, que se representaba en la Hoguera del Ayuntamiento 2015.


Y es que en casa, nos gustan los panes de molde, ya que no nos gustan los de corteza dura, y además nos solucionan el poder emplearlos para tostada en el desayuno diario; para una tostá con AOVE a media mañana; para preparar un sándwich o emparedado; acompañamiento en la comida…



Es más, este pan, se conserva muy bien en el frigo durante al menos una semana.

Y con esta cantidad de masa, podemos realizar un gran pan de molde,


Pero también retirar parte de la masa y hacer una pan en “Pirex”.


Así tendremos cubiertas las opciones de tostadas y el pan redondo en pirex, nos puede servir para acompañar la comida, hamburguesa gigantes, o con una buena tortilla de patatas para llevar al campo…

INGREDIENTES:

Agua mineral con gas, 500 ml
Aceite de Oliva Virgen Extra variedad Picual, 2 cucharadas.
Vinagre de manzana, 1 cucharada.
Azúcar moreno, 2 cucharaditas.
Pysillium, 4 g.
Semillas chafadas de lino, 15 g.
Levadura fresca, 24 g.
Harina mix pan Schär, 300 g
Harina Beiker, 150 g
Harina Brot Mix, 50 g
Harina de trigo sarraceno, 50 g
Sal



ELABORACION:

En un bol mezclamos todas las harinas que vamos a emplear, pero no el pysillium, ni las semillas chafadas de lino.

Aunque nosotros lo hacemos en la Thermomix, se puede hacer con cualquier amasadora, o a mezclando con una “lengua de gato” en un bol grande. Con las manos es complicado, ya que la resulta una masa muy pegajosa. Eso si, siempre la temperatura del agua tibia (unos 37 a 40 ºC)

Echamos en el vaso de la Thermomix, el agua mineral con gas, el Aceite de Oliva Virgen Extra variedad Picual, el vinagre de manzana, el pysillium, y las semillas chafadas de lino, y por último el azúcar moreno. Programamos a una temperatura de 37ºC, durante un tiempo de 2 minutos y velocidad 2. 

Posteriormente, añadimos la levadura desmenuzada y programamos 20 sg, con una temperatura de 37ºC y una velocidad 3.

Transcurrido este tiempo en que la levadura se ha disuelto con el resto de los ingredientes, añadimos los la mezcla de harinas sin gluten y una pizca de sal. Programamos 5 minutos, “vaso cerrado”, “velocidad espiga”.

Si es verano, no hace falta, pero si la cocina está fría, y nuestro horno puede obtener una temperatura de 37 ªC, lo precalentamos en función “arriba y abajo”, y si no es así lo ponemos a una temperatura de 50ºC, y cuando haya alcanzado esta temperatura, lo apagamos, y abrimos la puerta para que baje la temperatura hasta los 37 ºC. Introducimos un recipiente de chapa, o barro refractario con agua en la parte baja del horno para producir humedad, o si tenemos piedras volcánicas, aún mejor.

De la masa obtenida, retiramos aproximadamente unos 300 gramos, que ponemos en la pirex de diámetro 20 cm extendiéndola con las masas untadas en aceite por toda la superficie.

El resto de la masa, la ponemos en el molde, y extendemos la superficie aportando un poco de agua tibia para humedecerla bien, así como las semillas de lino chafado que hemos apartado. Lo introducimos en el horno a una temperatura entre 30ª - 37ªC, con el fin de que la masa doble su volumen en aproximadamente 30 minutos.


La masa que hemos puesto en la Pirex, la amasamos humedeciendonos las manos con un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra variedad Picual.


Transcurrido este tiempo, vemos como la masa ha levado muy bien.


Ahora, ponernos el horno a una temperatura de 190ºC y horneamos el pan durante un tiempo de 30 minutos en función “arriba y abajo”. Y este es el resultado.


Dejamos enfriar un poco, y desmoldamos. Si vemos que las paredes del pan están un poco húmedas, lo introducimos en el horno, que con el calor residual del horno hará que se seque un poco, y tuesten las paredes del pan.





Veremos que existe distinto color entre el pan de molde, y el realizado en Pirex, ya que a este último le hemos aportado Aceite de Oliva Virgen Extra por su exterior, lo que le da un color más dorado.


Volvemos a dejar enfriar, y cortamos rebanadas al grosor deseado... y en nuestra casa, las empleamos tostadas para el desayuno entre otras cosas.


Este pan, ya se ha convertido en un clásico en casa, y por el momento es el que más nos ha gustado, por su textura, sabor y el tiempo que nos dura. Así, que haremos muchos panes hasta las próximas Hogueras de Alicante en 2016.


Como siempre, esta receta pasará a formar parte de nuestra Carta de Panes Sin Gluten.

#escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...