martes, 28 de diciembre de 2010

TALLER DE POSTRES NAVIDEÑOS DE TAPAS&BLOGS… CHOCOLATÍSIMO EN APETIT’OH!

El pasado sábado 11 de diciembre, el padre de esta familia, que es el más golosón de todos, tuvo la oportunidad de acudir al Taller de postres navideños organizado por Tapas&Blogs, y el Taller de cocina Apetit’oh!


En el taller, todos disfrutamos de las clases impartidas por Esther Sanchez, que además de tener el estupendo blog Chocolatísimo, es una excelente técnica en pastelería, chocolatería y panadería, así como gran conocedora de la problemática celíaca, ya que durante un periodo de su vida laboral trabajó en una pastelería en Italia, donde estaban especializados en celíacos, y en la actualidad desarrolla su trabajo en KUNA YALA, donde realizan bombones y chocolates aptos para celíacos.



A Esther, tuvimos la suerte de conocerla en el Tapas&Blogs en el restaurante Coque, donde ya nos sorprendió por su simpatía y conocimiento de la celiaquía, dándose a conocer con una bolsa de bombones sin gluten, y su tarjeta del blog, todo un detalle para recordar.

En este taller, que comenzó con una estupenda explicación para conocer los orígenes del chocolate, comenzando por “El árbol del paraíso”, que no es otro que el árbol del cacao ó cacaotero, también conocido como alimento de los dioses.

Luego, pasamos a conocer la procedencia de la palabra “chocolate”, que viene del término azteca “xocoatl”, que significa bebida amarga, y que el emperador azteca Moctezuma empleaba esta bebida en la religión, mientras que las semillas las empleaban como monedas, a las que llamaban: “cacahuatl”

Posteriormente, hablamos sobre el árbol del cacao, y de los tipos de cacao (criollos, forasteros amazónicos y trinitarios). Para conocer posteriormente, un poco de historia de cómo se pasó del cacao al chocolate, partiendo de cuando Cristóbal Colón lo probó, y en 1502, se lo mostró a los Reyes Católicos, sin ningún éxito, por tener un sabor amargo, picante y de aspecto sucio.

Pero cuando Hernán Cortes en 1519 desembarca en el país de Moctezuma, conoce el “techocolat”, que es un brebaje compuesto por cacao con maíz molido, vainilla, pimienta, guindilla y otras especias (totalmente apto para celíacos), y tomaron la costumbre de tomarlo con sumo deleite.

En 1528. Hernán Cortés vuelve a España, con un cargamento de cacao, así como recetas para su preparación y los utensilios empleados para su preparación. Pero parece ser, que junto con Hernán Cortés, viajo un monje del Cister llamado Fray Jerónimo de Aguilar, que hizo llegar este primer cacao al viejo continente, a través de España, junto con la receta del chocolate al abad del Monasterio de Piedra, llamado D. Antonio de Álvaro. Por tanto, fueron los monjes de la orden Cisterciense, de este monasterio los primeros en hacer y probar la receta del chocolate, y cuando se visitan las actuales ruinas de este monasterio, se puede ver la cocina donde fue preparado por primera vez. A partir de entonces, en algunos monasterios existe una pequeña estancia, sobre los claustros, que denominan chocolatería, donde cocinaban y degustaban este brebaje considerado un medicamento, un reconstituyente, pero también un brebaje de amor, al que siempre se le han atribuido virtudes afrodisiacas.

Lo cierto, es que tanto en esa época, como en la actualidad, ya fuera por pensar que tomamos un medicamento, un reconstituyente, un brebaje de amor, o un afrodisiaco, degustar un buen chocolate sin gluten, en el Monasterio de Piedra, ya sea rodeado de la vegetación exuberante, de sus cascadas, o junto al Lago del Espejo, es todo un placer para los sentidos.

Lago del Espejo en el Monasterio de Piedra (Aragón)

Pues con todos estos conocimientos históricos, y aunque no estuviéramos rodeados de la naturaleza del Monasterio de Piedra, fue un verdadero placer compartir con los asistentes el estupendo local del Taller de cocina Apetit’oh!, y aprender de todo lo que con conocimiento, experiencia y simpatía, nos transmitió Esther, sobre:

Composición de los distintos chocolates; chocolates de cobertura; manteca de cacao; atemperado, como hacer bombones; hacer ganache o trufa cocida.

Después de estos conocimientos básicos, y muy importantes para trabajar el chocolate en general, pasamos a realizar las siguientes recetas:

- Turrón de gianduja, con pasta de avellanas y chocolate con leche.

- Ganache de chocolate blanco con especias.

- Tronco de Navidad, con glaseado de chocolate con leche, crema Brule de Naranja y mousse de caramelo.

- Bombones de chocolate con leche y ganache de avellanas.

- Bombones de chocolate negro

Ahora, lo que le queda al golosón de esta casa, es aplicar las técnicas aprendidas; trabajar con distintos moldes; hacer bombones; experimentar con mezclas y especias; preparar las recetas en casa, y disfrutar en familia de este “placer de dioses” que es el chocolate, por supuesto sin gluten.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...