jueves, 12 de julio de 2007

VIAJAR EVITANDO EL... "VENENO"


Ahora en fecha de vacaciones, muchas personas se desplazarán o ya se encuentran en lugares especiales, paradisíacos, en la montaña o en la playa, según nuestros gustos y posibilidades económicas. Pero para los celíacos, el salir de viaje es una pura odisea, ya que los problemas comienzan desde que te acercas al mostrador de la agencia de viajes, donde una simpática señorita te informa sobre las ofertas y los lugares, pero normalmente esta simpatía se transforma en asombro cuando le dices la consabida frase: “soy celíac@ y por tanto me gustaría saber si en el hotel conocen esta intolerancia alimenticia”, en ese momento (normalmente), la cara de la señorita cambia, y muchas veces pegunta… ¿celiqué?.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...