martes, 3 de julio de 2007

CAFETERÍA DE HOSPITAL

Como hubiera dicho el cómico Paco Gandia: “Caso verídico”. Y es que esto que os contamos, nos sucedió el pasado sábado a la hora del desayuno en la cafetería de un reputado hospital privado de Madrid, aunque dada la situación de la Sanidad en esta Comunidad Autónoma, tendríamos que decir simplemente en un hospital... ya que todos (o casi todos) son gestionados privadamente y mucho más las cafetería. Pero la situación de los celíacos, el día a día fuera de casa, no es para tomársela a risa:

- Por favor, me puede servir un zumo de naranja natural y un café con leche.
- ¿Nada más?

- Sí, cualquier alimento, exento de gluten… soy celíaca.
- Perdón señora, ¡yo no soy dietista!

- Sí, le veo bastante perdido en el tema de la celiaquía. La celiaquía no es un opción de alimentación que yo haya elegido, es un enfermedad que padezco, una enfermedad crónica, una intolerancia alimenticia. Y usted como profesional de la hostelería, y máxime en una cafetería de un hospital, debería conocerlo, ser su obligación, y de los responsables disponer de alimentos para celíacos, diabéticos y alérgicos e intolerantes a los alimentos. Pero ya veo, que aquí no tienen ni idea… ¡Lamentable!
- Pues no.
- La próxima vez, en lugar de contestar tan groseramente, aprenda, infórmese y sea amable con los clientes, ya que el público en general que acude a la cafetería de un hospital y los enfermos en particular nos lo merecemos.

 #escribimoslovivido
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...