lunes, 20 de noviembre de 2006

MOUSSAKA DE TERNERA SIN GLUTEN

Cuando hace unos fines de semana celebramos la familia de "Caminar Sin Gluten", el día especial de comida Mediterránea , preparamos una moussaka de verduras asadas y prometimos a nuestros hijos, que realizaríamos una de carne de ternera, y como lo prometido es deuda…

MOUSSAKA DE TERNERA SIN GLUTEN


Tomando como base la famosa moussaka de carne, tan deliciosa y suculenta, hemos hecho una “reestructuración” de ingredientes, según nuestros gustos, y así este plato varía del original en que hemos cambiado la carne de cordero, por ternera; tampoco lleva mantequilla, harina, leche, y en lugar de queso kefalotri o porcorino, utilizamos queso feta.




INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS:

Berenjena grande, 2* Ud.
Carne de ternera picada, 1 Kg.
Cebollas, 1 Ud.
Dientes de ajo, 2 Uds.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Vino tinto seco, 100 ml.
Orégano seco, 2 cucharaditas.
Pimienta.
Canela, 1 cucharadita de moka.
Azúcar, 1 cucharada.
Tomate natural triturado, 400 g.
Huevos, 3 Uds.
Yogur griego, 300 ml.
Queso feta griego.

* Si como en nuestro caso, a alguno de los comensales, no le gusta mucho la berenjena, se utilizará solamente una.

PREPARACION:

Lavamos y cortamos la berenjena en rodajas de unos 5 mm de grosor. Se colocan las rodajas sobre un colador y según las vamos introduciendo, espolvoreamos con sal cada capa. Posteriormente, las extendemos en un plato de gran diámetro y las cubrimos con otro plato, y sobre este último colocamos peso. Lo dejamos reposar unos 30 minutos, así conseguiremos eliminar el amargor de las berenjenas.

Mientras tanto, ponemos en una satén grande y profunda, un poco de aceite en el fondo; cortamos la cebolla y los ajos, y cuando el aceite esté caliente los sofreímos durante unos 5 minutos aproximadamente, hasta que estén tiernos.

Agregamos la carne de ternera picada y la freímos, moviendo de vez en cuando y desmenuzando la carne durante unos 10 minutos.

Añadimos el vino tinto, el tomate natural triturado, el azúcar, la canela, el orégano, sal y pimienta. Lo llevamos todo a la ebullición y dejamos hervir a fuego lento, sin tapar, durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando.

Una vez trascurrido el tiempo de “llorar” de las berenjenas, enjuagamos una a una las rodajas con agua fría y las secamos con papel de cocina, dejándolas sobre una bandeja con papel de cocina en el fondo.

Ponemos al fuego una sartén profunda, cubrimos el fondo de aceite de oliva y los ponemos a fuego fuerte. Vamos añadiendo un capa de rodajas de berenjena y las freímos por ambos lados hasta que se doren un poco (si se doran mucho se endurecen). Las retiramos y las escurrimos con papel de cocina. Damos estos pasos hasta freír y secar todas las rodajas de berenjenas, añadiendo si es preciso más aceite de oliva.

Ponemos el horno a 280 ºC, y mientras que coge temperatura. Y mientras tanto, batimos los huevos, lo mezclamos con el yogur griego, si deseamos con algo de sal (aunque no es muy necesario) y pimienta molida en el momento. A esta mezcla le añadimos el queso feta (que tiene sal) cortado en finas láminas, desmenuzado o rallado.

En un recipiente cerámico refractario profundo (bandeja de pizza), colocamos en el fondo una capa de berenjenas, después una capa de carne picada, después otra capa de berenjenas y por fin otra de carne picada, esto en el caso de haber utilizado dos berenjenas, sino solamente colocaremos en la base las rodajas de berenjenas.

Sobre estos pisos de berenjenas y carne de ternera picada, vertemos la crema de huevos, yogur griego y el queso feta laminado, desmenuzado o rallado.

Introducimos el recipiente en le horno (sobre la rejilla) y esperamos que hornee unos 35 a 45 minutos, hasta que se dore.

También, si lo deseamos, colocamos en otra rejilla del horno, unos trozos de pan sin gluten, cortados en picatostes largos, o unas barritas y de esta manera conseguiremos un buen pan sin gluten horneado y crujiente, para acompañar a este saludable plato mediterráneo.

La Moussaka, según las preferencias de los comensales, la podemos servir caliente o templada.

MARIDAJE:

Para acompañar a este exquisito plato, nos hemos decidido por un vino tinto crianza 1994 de denominación de origen Campo de Borja (Aragón); es un vino con un 75% de uva variedad Garnacha y un 25% de uva variedad Tempranillo, de rubí de intensidad media, con aromas a fruta madura; en la boca carnoso y equilibrado, y su postgusto, nos recordó a esas tierras donde se cría, a la sombra del Parque Natural del Moncayo, que se encuentra vigilado por el excelente Monasterio de Veruela, y también por sus estupendos pueblos y gentes que lo habitan.

 #escribimoslovivido

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...